¿Quieres recibir notificaciones de nuestro sitio web?

11-S: Esta es la música que sonaba en 2001, año del peor ataque terrorista de la historia

Hicimos una revisión de la cultura de la música en EU a principios de siglo XX.
María José Cortés
Foto: AP Photo/Chao Soi Cheong.

Hoy se cumplen 19 años del mayor atentado terrorista de la historia. El 11 de septiembre de 2001, 19 hombres secuestraron cuatro aviones comerciales en Estados Unidos que se dirigían a distintos puntos del país. En total 2,977 personas fueron asesinadas en la ciudad de Nueva York, Washington y a las afueras de Shanksville, Pensilvania.

Foto: AP

A lo largo de este tiempo han surgido incontables canciones tributo que buscan honrar a las víctimas, celebrar la resiliencia de Nueva York y de paso hacer una crítica a la respuesta del gobierno de Estados Unidos. “Empire State of Mind” de Jay Z y Alicia Keys, “Undivided” de Bon Jovi, “Where Is the Love?” de Black Eyed Peas, los temas del álbum The Rising de Bruce Springsteen fueron algunos de ellos.

Pero más que hacer un repaso por la respuesta musical tras los ataques, en esta ocasión nos dimos a la tarea de revisar a qué sonaba la ciudad de Nueva York minutos antes de las 8:46 a.m. (cuando el primer avión golpeó la torre norte del World Trade Center) de aquel fatídico 11 de septiembre. ¿Qué era lo más escuchado?, ¿cuáles eran las tendencias?, ¿quiénes eran los artistas de moda? Esto es lo que descubrimos al hacer una revisión sobre la cultura de la música en Estados Unidos a principios de siglo XX.

Las listas de éxitos en Estados Unidos

Uno de los aspectos más sobresalientes de las listas de éxitos de 2001 es que fue un año dominado por mujeres. En los primeros días de enero sonaba en todas partes “Independent Woman Part 1” de Destiny’s Child, que había sido lanzada en noviembre y permaneció 11 semanas en el número uno.

En abril de ese año, Janet Jackson lanzó su séptimo álbum de estudio, All for You, cuyo primer sencillo homónimo se convirtió en una de las canciones más exitosas en la carrera de la cantante. El disco incorporó los sonidos del R&B, el rock, disco y funk. En cuanto a las letras, con lenguaje explícito y referencias claras al sexo, provocaron controversia en algunos medios conservadores y el disco incluso llegó a prohibirse en algunos países.

Meses más tarde, ya iniciado el verano, la canción más escuchada era “Lady Marmalade”, interpretada por Christina Aguilera, Lil’ Kim, Mya and Pink. Y a principios de agosto, las Destiny’s Child habían regresado a la lista, esta vez con “Bootylicious”.

Alicia Keys y Jennifer Lopez fueron quienes dominaron las listas durante septiembre. 2001 fue el año en el que Keys sorprendió a todos con su álbum debut, Songs in A Minor. La canción “Fallin’”, escrita y producida por ella, fue su primer sencillo y se mantuvo en el número uno durante mes y medio. Por su parte, la canción “I’m Real” del segundo álbum de J Lo fue la más escuchada en la semana previa y posterior al 9/11.

 

El año cerró con “Family Affair” de Mary J. Blige. El tema fue escrito por Blige y otros autores, mientras que Dr. Dre estuvo a cargo de la producción. La canción estuvo incluida en su quinto álbum de estudio, No More Drama. Fue un sencillo que pasó seis semanas en el top del Billboard Hot 100.


La música latina y el reggaetón

Las tendencias musicales en el inicio del siglo XX estaban fuertemente marcadas por el pop y el R&B. Muestra de ello son los cinco discos más vendidos de aquel año: J. Lo de Jennifer Lopez, Invincible de Michael Jackson, Hybrid Theory de Linkin Park, Hot Shot de Shaggy y Celebrity de NSYNC. El reggaetón empezaba a cobrar fuerza, pero aún no era el fenómeno global en el que se ha convertido hoy.

Entre los discos más exitosos del reggaetón que se lanzaron en 2001 se encuentra el álbum homónimo de la agrupación panameña La Factoría, cuyo sencillo “Todavía”, se mantiene hasta la fecha como uno de los himnos de la música urbana.

Los éxitos masivos de música latina estaban dominados por las baladas y el pop. En la lista de Billboard de los tracks latinos más exitosos se encontraban Chayanne con “Yo te amo”, “Abrázame muy fuerte” de Juan Gabriel, “Solo quiero amarte” de Ricky Martin, “Azul” de Cristian Castro, “Héroe” de Enrique Iglesias, “Suerte” de Shakira y “Tantita pena” de Alejandro Fernández.

A inicios de los dosmiles, aún no se producían los discos más icónicos del reggaetón. Faltaba muy poco para que se diera la gran explosión, pero hubo dos discos que definieron el sonido hacia el cual se inclinaría la música urbana.

Uno es The Noise Vol. 1: Así comenzó el ruido (2000), de varios artistas. Este álbum compiló los éxitos que sonaban en la legendaria discoteca The Noise que reunió los éxitos que se escucharon y bailaron en este lugar a lo largo de los noventa.

Otro disco icónico, previo al boom del género, es Boricua Guerrero: First Combat (1997), un disco con 35 tracks conformado por dos partes en las que Nico Canada y DJ Goldy colaboran con raperos y figuras emergentes del reggaetón. En este disco se encuentra la legendaria “The Profecy”, colaboración de Daddy Yankee con Nas.


La segunda edición del Grammy Latino

El 11 de septiembre de 2001 iba a transmitirse la segunda ceremonia de premiación del Grammy Latino. El programa en el que se presentaría el evento fue cancelado, pero aquel año, la Academia otorgó cuatro premios a Alejandro Sanz, con lo que se convirtió en el máximo ganador de la noche.

Foto: AP

Al hacer una revisión de los nominados, ganadores y categorías existentes en ese momento llama la atención la manera como ciertos géneros estaban totalmente excluidos de la gala. La música latina estaba muy lejos de atravesar por la efervescencia creativa de los años recientes.

Eran días extraños, y como ejemplo está el hecho de que un artista español –y no latino- fuera el que tuviera el mayor número de reconocimientos. Otra muestra de lo fuera de lugar de los Grammy en esa época: Christina Aguilera estaba nominada en varias categorías y fue ella quien obtuvo el premio a Mejor Álbum Vocal Pop Femenino, convirtiéndose así en la primera artista estadounidense en ganar en un certamen Latino que apenas se encontraba en su segunda edición.


Otros hechos relevantes en la música

2001 fue el año en que Apple presentó el media player de iTunes. Meses más tarde, la compañía lanzó el primer iPod, hecho que definitivamente representó un hito en la historia de la música. Ese año, Napster recibió un castigo ejemplar, ante lo cual tuvo que dar por terminadas sus operaciones, a la vez que cumplía con una orden judicial para dejar de intercambiar archivos con derechos de autor.

Conforme avanzó el año, Sean “Puffy” Combs se volvió noticia al ser absuelto de todos los cargos derivados de un tiroteo en un club nocturno en Manhattan en diciembre de 1999. Sin embargo, un artista de su disquera, Bad Boy Records, fue condenado por dos cargos de asalto, así como por posesión de armas. Otro rapero que enfrentó cargos fue Ol’ Dirty Bastard (de Wu-Tang Clan), quien fue sentenciado a entre 2 y 4 años de prisión por posesión de drogas.

El fundador de Death Row Records, Suge Knight, salió de prisión después de cumplir cinco años de una condena de nueve años por haber violado su libertad condicional.

Fue el año en que Damon Albarn y Jamie Hewlett lanzaron el álbum debut de la primera banda virtual de rock: Gorillaz, cuyo álbum homónimo tuvo un éxito enorme en Europa y Estados Unidos.

Mientras eso ocurría, la pareja conformada por Whitney Houston y Bobby Brown vivían tiempos turbulentos: luego destruir una habitación en Los Ángeles, fueron expulsados de por vida del Hotel Bel Air de Hollywood, además de que fueron arrestados y encarcelados por daños a la propiedad.

Otra de las razones por las que 2001 es recordado es la presentación de Britney Spears en los MTV Video Music Awards, justo una semana antes de los ataques terroristas. Este show fue memorable porque la cantante presentó el sencillo “I’m a Slave 4 U” llevando un outfit con pieles de animales exóticos, lo cual provocó mucha polémica por parte de organizaciones defensoras de animales.

Días después del 11 de septiembre, un conglomerado radiofónico envió un memorándum con una polémica lista de 165 canciones consideradas “cuestionables” después de los ataques. Fue una lista en la que nunca se dejó del todo claro por qué resultaban temas sensibles, pero incluyó tracks como “Knockin ‘on Heaven’s Door”, todas las canciones de Rage Against the Machine e “Imagine” de John Lennon.