¿Quieres recibir notificaciones de nuestro sitio web?

25 años de 'El Circo' de Maldita Vecindad

La banda mexicana señala que la problemática que aquejaba al país cuando lanzaron el álbum ha empeorado.
Héctor Elí Murguía | @hectoreli_

25 años después del lanzamiento de El Circo, la Maldita Vecindad mencionó en conferencia de prensa que la problemática social que retratan en ese álbum no ha desaparecido y, por el contrario, se ha agravado: “Vemos que eso creció, que está ahí y 25 años después nos duele sobremanera y siempre hemos estado del lado de la gente que quiere cambiar eso".

El Circo es uno de los álbumes más emblemáticos del rock mexicano según la crítica. En su lista de los 90 Mejores Discos de los Noventa -publicada a finales de esa década-, la revista Spin lo coloca en el lugar 49 y junto a Buena Vista Social Club destaca como las únicas agrupaciones latinas mencionadas en la lista. Según la revista británica, este fue "el disco que cambió la dirección del rock mexicano".

La inestabilidad económica que erosionó tras el sexenio de Carlos Salinas de Gortari y bajo el mandato del presidente Ernesto Zedillo; el levantamiento zapatista y la falta de oportunidades para los jóvenes en aquel momento fueron algunos de los detonantes para que El Circo se convirtiera en un reflejo de el Distrito Federal de aquella década.

Según un artículo de Digger escrito por Manuel “La Gran M” Carrasco, dueño de la tienda de vinilos Revancha, el álbum de La Maldita Vecindad y Los Hijos Del Quinto Patio “es una radiografía de los barrios populares y de las historias que surgen en las vecindades; es decir, en los congales. ‘Kumbala’ es una oda a las época de oro del cine de rumberas”, mientras que ‘Pachuco’ expresa esa inconformidad de los jóvenes por los ataques arbitrarios de los adultos conservadores”.

Sobre la musicalidad del disco, Pacho, entonces baterista de la banda, le dijo a La Jornada: “En El Circo metimos una canción de Juan Gabriel, lo cual fue criticado mucho; también la inclusión humorística de sampleos, la idea del rap no imitando el negro anglosajón, sino un rap recuperando la rítmica y la melodía natural del habla para hacer música con eso, lo cual si te olvidabas de hablar de los ghettos negros te llevaba a buscar la musicalidad natural de cada uno de los acentos locales”.

Acerca de las dificultades que tuvieron en la industria por el contenido explícito del álbum en sus letras y tener canciones con algunas palabras en inglés -un recurso que irónicamente se vuelve más frecuente-, Pancho señala en la entrevista: “recuerdo que en ese entonces se discutía mucho sobre la utilidad mercadotécnica de editar puras canciones en español sin hacer concesiones al mercado anglosajón y me da risa porque nuestro disco bilingüe era meter bombas en maya; incluso antes de que se pusiera tan de moda el indigenismo dialogamos mucho con esas ideas desde un punto de vista muy humorístico”.
Spotify