40 años de la retromania de The B-52s

La banda estadounidense capturó la estética de los años sesenta y logró colarse al movimiento new wave en los ochenta.
Héctor Elí Murguía | @hectoreli_

La retomanía, término acuñado por el periodista Simon Reynolds para describir el afán por la cultura pop de regresar a ciertos lugares del tiempo y celebrar a la nostalgia, podría ejemplificarse con una de las bandas que hace 40 años llegó a la radio anglosajona con el tema “Rock Lobster”.

En medio del auge del new wave en los años ochenta -un movimiento musical que unió la estética del punk y el sonido del electropop- The B-52s, banda formada por Kate Pierson, Cindy Wilson, Fred Schneider, Ricky Wilson y Keith Strickland, retomó las melodías y la estética del rock and roll para colarse junto a bandas como The Police y New Order en las listas de popularidad.

Descrita por medios como Rolling Stone también como los precursores del dance punk, la banda estadounidense comenzó la celebración de su 40 aniversario con una nueva gira, según informó este viernes Variety.

Según un artículo de La Jornada, el vocalista Fred Schneider considera 2018 como su aniversario a pesar de que todo comenzó en 1976: "son 40 años desde que salió nuestro primer sencillo”.

“Comenzamos en 1976 ensayando y dimos nuestro primer concierto el Día de San Valentín en 1977, así que podemos contar los 40 desde entonces o 40 desde 1979 cuando hicimos nuestro primer disco", agregó Kate Pierson.

Fue en 1978 que la banda ganó reconocimiento en Estados Unidos gracias al sencillo "Rock Lobster" del cual vendieron miles de copias y los llevó a residir en Nueva York, donde se dieron a conocer en el mítico club CBGB -mismo donde empezaron bandas como los Ramones, Talking Heads, entre otros.

Warner Bros. en Estados Unidos y Island Records en Inglaterra fueron los sellos discográficos que se interesaron por el grupo para firmar su primer contrato y grabar su primer álbum. Su disco debut, grabado en las Bahamas, es descrito por Apple Music como una colección de canciones “maníaticas, raras y bailables que dominaron las noches de los clubes underground”, en los años ochenta.

Para su tercer álbum Mesopotamia, The B-52s reclutaron a su amigo y seguidor David Byrne para producirlo. Aunque no dio frutos en cuanto a ventas, el disco tuvo su riqueza en un sonido “más oscuro y funky”, cualidades que los alejaron de su obsesión por los años sesenta y les dieron una personalidad propia, según el propio líder de los Talking Heads.

En 1985, Ricky Wilson falleció y la banda tuvo un periodo de silencio. “Siempre habrá momentos buenos y malos en 40 años, y la muerte de Ricky en 1985 fue definitivamente un momento en el que pensamos que no podíamos continuar. La gente siempre nos pregunta ‘¿se imaginaban que la banda duraría 40 años? Y ese parecía el final”, señala Pierson en la misma entrevista.

En 1989, la agrupación regresó y logró su álbum más vendido hasta la fecha: Cosmic Thing, con los sencillos “Love Shack, “Roam” y “Deadbeat Club”. La producción contó con la participación de Don Was y Nile Rodgers, uno de los músicos que más éxitos produjo en la década de los ochenta para otros artistas como Madonna, INXS y Diana Ross.
Spotify