420: Humo y raíz, rap mexicano para volar bien alto

De la semilla accidental y los tallos más sanos, hasta el humo más supremo y consistente, el rap mexicano coloca y eleva este 420.
Ricardo Pineda
Fotos: Cortesía de los artistas e Instagram oficial/Arte: Elemental Branding MX para SLANG.

Uno de los aspectos más fascinantes de la música, al menos en una de sus bondades más amplias, es la capacidad plástica de poder adaptarse a los contextos e identidades locales, sin importar si éstas son conscientes o no, politizadas o banales, por humor o por imitación. 

Y si hablamos de la diáspora del rap en el mundo, México tiene una historia con sus hibridaciones y partes muy particulares, que en este 420 nos puede llevar fácilmente de la risa a la reflexión, pasando por el hambre y el viaje, hasta momentos de franca elevación. Es hora de aprender, prender y rolar un repaso por nuestro rap, uno lleno de cogollos, flores y semillas.

Semilla

Dicen por ahí que el peor material es el que no existe, y si de las semillas del rap mexicano hablamos este 420, no hay mucho para dónde apuntar más que al humor involuntario, la televisión y ese ecosistema extraño que pendula por debajo de la tierra-memoria como una semilla de risa y cierta afronta en la casa del rap. Es lo que es. Llámale Memo Ríos o Calóletra censurada, programa de concurso por televisión, o cualquier intento local por hacer que el hip-house se pegue en el sartén mexicano. Las semillas involuntarias suelen levantar altas plantas de asfalto. 

Raíz

La raíz tiene suele ser el sustento, el cual muchas veces es silvestre y robusto, significativo pese a su ser precario. Acá en México recordamos como buenos pilares a 4to Del Tren, Viva La Paz, Sindicato del Terror, incluso Rapaz o Nasty Style. Poco a poco, el hip-house, el graffiti primario y el break dance fueron dibujando la calle para dotarla de realidad y poder llevar esa raíz a una maceta más firme, digamos. 

Tallo

El tallo del rap mexicano se expande conforme la historia puede unir los puntos, sobre todo cercana al final de primera mitad de los noventa. Un tallo que se encuentra compuesto por una descentralización importante de la gran urbe, incluso nutriéndola de fuera hacia adentro. Esta planta huele mucho a Jalisco, Tamaulipas, el Estado de México y la periferia del DF.

Pregúntenle a Crimen Urbano, Kartel Aztlán, Vagabundos Underground, Controversia Funk, Sociedad Café, Gente Loca o la Otra Escoria, que ya estaban cliqueando alto, prometiendo un sostén importante, emergiendo como las plantas más sanas y consistentes, mismas que compartieron crecimiento en la hortaliza de A.N.E.R. Cu-Huectul, Petate Funky, MC Luka o Sabotaje Mexica.  

Ramas y hojas

Las ramas las hojas son el puente, un conductor importante de transición de la vida. Y se encuentran ahí, donde el trabajo labrado atisba los primeros frutos, unos que ya mostraban mayores formas, caminos y diversidad, en donde el norte del país registró a finales de los noventa, ahí mismo en donde Control Machete se erige como el primer gran nombre pop de esta gran planta, pero también donde Caballeros del Plan G construyó lo suyo para empezar a darle forma al mapa de forma plena. 

También se hallan en donde la temática y el estilo se amplía en distintas ramificaciones. Nombres como Skool 77, Magisterio, Niña Dioz, Bocafloja, Elote el Bárbaro, Akil Ammar, Bribones Hasta el Cuello, Jezzy P e incluso Menuda Coincidencia van ponderando de forma más sólida lo suyo.  

Flor

Los cogollos son la flor, el néctar y la esencia misma que habrá que saber extraer, la miel que impulsa y viaja por la sangre, la identidad y la mente. Acá están los buenos viajes: La Santa Grifa, La Mexamafia, Cartel de Santa, toda la órbita de la Homegrown Mafia y nombres que gozan de una historia sin cumplir con los cánones, flores híbridas pero no menos valiosas como Tino El Pingüino, Simpson Ahuevo, Mike Díaz o Adán Cruz 

Humo

Este 420, el rap y el humo llena la habitación, flota por el aire y se disipa dejando su buena estela, en un lugar alto, sólo para los que pueden aguantar el tanque y el peso de la liviandad constante. Acá encontramos a los que no tienen tiempo ni espacio: el rap completo de Faruz Feet, Eptos Uno, Alemán e incluso los enormes del momento, Gera MX y Santa Fe Klan.  

Una columna especial sobre el 420 y el rap mexa por Ricardo Pineda / @PinedayAguilar.