7 mitos y leyendas sobre músicos y sus muertes

Estas historias son tan creativas como falsas. Aceptémoslo: Tupac, Morrison y Elvis han muerto, mientras que Paul McCartney y Avril Lavigne no han sido suplantados.
Pamela Escamilla
Foto: Facebook oficial 2Pac

Los mitos sobre las muertes de famosos no son pocas. Desde Elvis hasta Juan Gabriel, hay quienes aseguran que músicos ya fallecidos en realidad fingieron todo y que siguen con nosotros. Sin embargo, otras leyendas señalan que Avril Lavigne murió hace años y fue suplantada por otra persona, o que Beyoncé y otros artistas fueron clonados.

1. Tupac Shakur (1971-1996)

De 2Pac se ha dicho que el rapero estaba en peligro, por lo que Fidel Castro cooperó para que escapara a Cuba. El plan coincidió con el disparo a Tupac, quien supuestamente no murió sino que resultó herido, lo que funcionó para fingir su muerte.

También, el hijo de Suge Knight, fundador de Death Row Records, publicó en Instagram que Tupac Shakur estaba vivo y residía en Malasia, en donde según él ha sido visitado por Beyoncé y 50 Cent.


2. Paul McCartney (1942)

Se dice que el músico murió en noviembre de 1966 en un accidente de auto y, para no afectar el éxito de The Beatles, lo reemplazaron con un doble (si esto fuera cierto, el doble ya habría hecho mucha más música que el verdadero Paul). Como eran tiempos muy anteriores a las redes sociales, McCartney refutó la teoría en una entrevista con la revista Life.

De acuerdo con Rolling Stone, las teorías conspiracionistas indican que Paul fue reemplazado por Billy Shears, un huérfano que ganó un concurso para ver quién se parecía más a McCartney. Quienes apoyan esto sostienen que los integrantes “sobrevivientes” de The Beatles no podían con el asunto de Faul —fake Paul— y empezaron a dejar pistas de la supuesta muerte de McCartney.

Sgt. Pepper’s Lonely Hearts Club Band.

Por ejemplo, en la portada de Sgt. Pepper’s Lonely Hearts Club Band la banda supuestamente está en un funeral. También se ha dicho que si ponías hacia atrás “Revolution #9” sonaba un accidente de auto; y que si hacías lo mismo con “I’m So Tired” se podía escuchar “Paul está muerto, se le extraña, se le extraña/ Paul is dead, miss him, miss him”.

Por otra parte, se rumoraba que al alentar “Strawberry Fields Forever” se escuchaba que Lennon decía: “Yo enterré a Paul/I buried Paul” (pero el mismo John llegó a aclarar que lo que decía era “salsa de arándanos/ cranberry sauce”).

Paul —el verdadero, por supuesto— también ha hecho referencia al mito en su trabajo como solista. Llamó Paul is Live (Paul está vivo) a su álbum en vivo de 1993. La portada del material es una parodia la de Abbey Road, de The Beatles, ya que había quienes sostenían que el que Paul fuera el único descalzo en la foto era una muestra indiscutible de que había fallecido.

Abbey Road/ Paul is Live.


3. Jim Morrison (1943-1971)

Sam Bernett, autor de un libro sobre el Rey Lagarto, asegura que el cantante no murió en la tina de su departamento en París sino en el baño de un club.

Pero hay teorías más inverosímiles que sostienen que Morrison está vivo. Como indica Pop Dust, muchos han asegurado que Jim Morrison no falleció y que el cantante llegó a hablar sobre la posibilidad de fingir su propia muerte. De acuerdo con este sitio, hay detalles sospechosos como que Jim había visitado el cementerio de Père Lachaise días antes de su muerte y que el certificado de defunción en un inicio decía solo Douglas Morrison en vez de James Douglas Morrison.

Acta de defunción de Jim Morrison. Imagen: Pop Dust.

¿Dónde está Jim? Del Rey Lagarto se ha dicho que vive en un rancho de Eagle Point, Oregon, bajo el nombre de William James Loyer (aunque el lugar se llama Santuario Jim Morrison). En 2016 se llegó a asegurar que era un vagabundo en Nueva York.


4. Avril Lavigne (1984)

La leyenda cuenta que Avril odiaba tanto estar en el ojo público que entrenó a la actriz italiana Melissa Vandella como su doble. El sitio brasileño Avril Esta Morta (Avril está muerta) surgió en 2012 para asegurar que Lavigne se ahorcó en 2003, pero Vandella fue contratada por la disquera para fingir ser ella, así que siguieron con la corriente de que estaba viva.

Aunque en la misma página se aseguró que solo querían ver cómo la gente se creía las fake news, hay quienes quieren seguir encontrando pistas sobre su “suicidio” en “Nobody’s Home”, “Slipped Away” y “My Happy Ending”.

Algo parecido se ha dicho de Miley Cyrus, quien supuestamente murió en 2010 y fue reemplazada por su doble —por si estaban con el pendiente, según NME ella sí llegó a tener una doble—.


5. Elvis Presley (1935-1977)

Muchos quisieran que el Rey del Rock & Roll estuviera vivo, por lo que se ha dicho que fue visto en Graceland, la que fue su mansión, en 1978; que fue a un supermercado y a Burger King en Michigan, en 1988; y que fue extra en Mi pobre angelito (1990) entre otras cosas.

¿Por qué fingiría su muerte? Elvis supuestamente lo hizo para escapar de la mafia tras infiltrarse en una organización criminal (porque claro, su fama le permitía darse el tiempo para trabajar como agente encubierto para el FBI).

Esto fue confirmado” por Gail Brewer-Giorgio, autor del libro Is Elvis Alive, en una entrevista con TIME en la que supuestamente mostró documentos del FBI. Según él, Presley se infiltró en La Fraternidad y después ingresó al programa de testigos protegidos por el gobierno porque era cuestión de tiempo para que los integrantes de la organización lo asesinaran.

El rumor se ha fortalecido porque en un inicio supuestamente escribieron mal el nombre de Elvis en su tumba.

Museo Elvis is Alive en Missouri. Foto: AP/Jeff Roberson.

6. Katy Perry (1984)

Una de las teorías más inverosímiles es la que dice que la cantante en realidad es JonBenét Ramsey, reina de belleza a la que asesinaron en 1996. Supuestamente, la niña no falleció y sus padres fingieron todo para prepararla y que surgiera como la cantante de pop. ¿Por?

Por cierto, los padres de Ramsey y Perry sí se parecen bastante.

 


7. Taylor Swift, Britney Spears, Eminem y Beyoncé

¿Qué tienen en común estos famosos? Que hay teorías que apuntan a que los clonaron. Algunos aseguran que Taylor Swift es en realidad el clon de Zeena LaVey Schreck, una ex sacerdotisa satánica (esta mujer sigue viva y se alejó de la Iglesia de Satán).

De Beyoncé han dicho que murió en 2010 y que la clonaron gracias a que guardó sus células madre en el año 2000. Igual Eminem, quien señaló que “bloqueo del escritor” durante años. Otros aseguran que en esa época el rapero falleció en un accidente orquestado por los Illuminati después de que se negara a trabajar con ellos.

Pero es Britney Spears la que, según las teorías conspiracionistas, no tiene un clon, ¡sino varios! Se ha dicho que la Princesa del Pop murió en un accidente de tránsito a finales de los 90 cuando iba con Justin Timberlake. ¿La “prueba”? En “Mona Lisa” Britney canta “ella ha sido clonada/ she’s been cloned”.