A los Oscar les falta otro siglo para ser 100% incluyentes

¿Algún día casos como el de Rami Malek y Alfonso Cuarón dejarán de ser excepciones?
Pamela Escamilla

Este domingo se celebró la entrega 91 de los Oscar, en la que se demostraron los avances en lo que a inclusión racial se refiere. Aunque este año no fue necesario usar el hashtag #OscarsSoWhite, todavía falta equidad y representación racial y de género.
Instagram

Rami Malek: representante de familias inmigrantes

Rami Malek obtuvo el Oscar en la categoría de Mejor Actor gracias a su interpretación de Freddie Mercury en Bohemian Rhapsody. “Pienso acerca de cómo hubiera sido decirle al pequeño Rami que un día esto le sucedería y creo que esto le hubiera volado su pequeña cabeza de pelo rizado. Este chico estaba luchando con su identidad y creo que para cualquiera que esté batallando con la suya y tratando de encontrar su voz, una película sobre un inmigrante gay que vivió sin remordimientos, y el hecho de que yo lo esté celebrando tanto a él como a su historia son una prueba de que anhelamos historias como esta”, sostuvo el actor.

“Soy hijo de inmigrantes de Egipto, soy americano de primera generación y parte de mi historia está siendo escrita ahora”, agregó Malek, quien es el primer actor de orígenes egipcios en ganar en esta categoría. Ni siquiera Omar Sharif (Lawrence of Arabia y Doctor Zhivago) logró llevarse la estatuilla, lo que significa que se está avanzando, pero a pasos lentos.

Como indican investigaciones de The Telegraph, solo 7% de los nominados a Mejor Actor no han sido blancos, y la última persona de color (es decir, cualquiera cuyo origen no sea caucásico) que obtuvo el Oscar en la categoría fue Forest Whitaker en 2007 por The Last King of Scotland. Eso sin mencionar que aunque hispanos y afroamericanos cada vez ganan más voz, los asiáticos, árabes e indígenas siguen con pocos representantes en el cine.
Rami Malek Oscar Actor

Latinos en la pantalla grande

Alfonso Cuarón, el primer latino en obtener un Oscar en la categoría de Mejor Dirección, no solo volvió a triunfar en esta categoría, sino que por primera vez le dio a México un Oscar por Mejor Película de Habla no Inglesa.

Este logro lleva doble celebración, ya que Roma está hablada en español e incluye también diálogos en mixteco, y bien sabemos que en el cine falta representación de los grupos indígenas.

Aunque el filme de Cuarón, con la actriz Yalitza Aparicio como su estandarte, es el principal orgullo mexicano de los últimos meses, esta película no es la única que contó con la participación de connacionales. De acuerdo con Expansión, fueron 24 los mexicanos que participaron en la producción y animación de Spider-Man: Into The Spider-Verse, filme que obtuvo la estatuilla en la categoría de Mejor Película Animada.
Instagram
Este filme también marcó el debut cinematográfico de la versión afrolatina de Spider-Man: Miles Morales. La película es un gran logro para los hispanohablantes en Estados Unidos, ya que se buscó que esta incluyera diferentes acentos de español ―uno de estos el del actor mexicano Joaquín Cosío, quien le dio voz a Scorpion―.

Aparte, los diálogos en español entre Morales y su mamá no se subtitularon. “Es parte de la construcción de la vida familiar y comunitaria de Miles”, explicó Phil Lord, uno de los guionistas de la cinta, a Remezcla. Esto se agradece, ya que hay zonas de Estados Unidos en las que se escucha mucho español y la vida real no tiene subtítulos.

Todavía queda mucho por hacer, sobre todo si tomamos en cuenta que, con base en un estudio de 2017 de la Universidad del Sur de California, durante la última década los hispanos solo han obtenido alrededor de 3% de personajes con diálogos en películas estadounidenses populares. Como en el caso de otros grupos no privilegiados, los personajes de latinos e hispanos en filmes hollywoodenses muchas veces son interpretados por blancos.
Spider-Man: Into the Spider-Verse – "Gotta Go" Clip

¿Por qué Spike Lee no destacó más en los Oscar?

En esta entrega, Spike Lee y sus colaboradores ganaron en la categoría de Mejor Guion Adaptado por su trabajo en BlacKkKlansman. Esto le dio a Lee su primer Oscar no honorario. El director era el principal competidor de Cuarón en la categoría de Mejor Dirección y de haber obtenido esta estatuilla se hubiera convertido en el primer afroamericano en ganarla. Así es, en más de 90 años ningún director negro ha triunfado en la categoría.
Instagram
Lo que molestó a Lee dentro de la entrega fue que el Oscar a Mejor Película fuera para Green Book en vez de para BlacKkKlansman. De acuerdo con Variety, al darse a conocer el ganador en esta categoría provocó que el director agitara sus brazos con ira e intentara irse del lugar, mientras que el director Jordan Peele (ganador del Oscar por Mejor Guion Original gracias a Get Out) y quienes lo rodeaban tampoco aplaudieron.

“Cada vez que alguien es chofer de alguien pierdo”, dijo después Spike Lee a los reporteros (en relación a la trama de la película), y haciendo referencia a cuando perdió la estatuilla a Mejor Guion Original por su trabajo en Do the Right Thing ante Driving Miss Daisy hace casi 30 años.

El rechazo general contra el triunfo de Green Book ―por la que Mahershala Ali se convirtió en el primer musulmán en ganar, no solo uno, sino dos Oscar― radica en que la narrativa de la película evalúa las relaciones raciales con base en una perspectiva de ver al blanco como salvador, de acuerdo con la publicación. Lee calificó al triunfo de Green Book como una "mala decisión".
Spike Lee Calls 'Green Book' Oscar Win a 'Bad Call'

Abuso sexual, equidad de género y comunidad LGBTQ

A solo un año de que el #MeToo estuviera en todo lo relacionado a la temporada de premios, al parecer ya nadie se acuerda de que es importante manifestarse en contra de los depredadores sexuales.

Ninguno de los ganadores de estatuillas por su trabajo en Bohemian Rhapsody ―la película que más premios se llevó durante la ceremonia― recordó siquiera que Bryan Singer, director de la cinta, abusó sexualmente de varios actores cuando eran menores de edad. El filme fue terminado por Dexter Fletcher.

La representación de la comunidad LGBTQ también dejó mucho qué desear. Como apunta IndieWire, los únicos ganadores no heterosexuales de esta entrega fueron John Ottman ―obtuvo el Oscar a Mejor Edición por su trabajo en Bohemian Rhapsody― y Lady Gaga, quien se convirtió en la primera ganadora abiertamente bisexual en la categoría Mejor Canción Original.

Al menos tuvimos a Billy Porter usando un esmoquin-vestido de Christian Siriano, con el que demostró que todavía hay estereotipos de género que se pueden romper.
Instagram
Por su parte, Jason Momoa usó un traje Fendi de terciopelo rosa, pero lo que más sorprendió del look del protagonista de Aquaman fue que su presencia representó el regreso de las scrunchies ―las donas para el pelo de los 90―, ¡que este 2019 son usadas como accesorio por hombres heterosexuales!
Instagram

La equidad de género y el feminismo también estuvieron fuera de los discursos de esta entrega del Oscar, pero un comercial de Nike, estrenado durante la transmisión de los premios, demostró que no todos se han olvidado de la desigualdad. En el spot, titulado Dream Crazier, narrado por Serena Williams se retoma cómo las mujeres en los deportes son tachadas de locas, emocionales, dramáticas e histéricas.
Nike – Dream Crazier
Lee: Te decimos quiénes son los músicos y compositores que compiten por el Oscar 2019