Aceptémoslo… Aleks Syntek es un buen músico aunque sea odioso

¡Aunque le tire al flow, el mexicano sabe lo suyo!
SlangFm

La semana pasada, a un ingenioso usuario de internet se le ocurrió retomar unos videos (que datan de 2009) donde Aleks Syntek muestra cómo compone una canción en el estudio. Tuvo la brillante idea de editarlos de tal forma que el buen autor de “Sexo, Pudor y Lágrimas” pareciera que nos enseña a escribir un track de reggaetón, el género musical del que tanto ha expresado su odio.
Facebook

Dejando de lado los comentarios incendiarios y su rechazo por el reggaetón –el cual se colocó como uno de los más escuchados el año pasado gracias a “Despacito” de Daddy Yankee y llevó recientemente a Bad Bunny a presentarse en The Tonight Show con Jimmy Fallon– Aleks Syntek es un personaje al que hay que reconocerle su experiencia y habilidad como músico, nos guste o no lo que escribe.

En los videos originales de este "proceso de composición urbano", antes de haber sido transformados para hacernos reírnos, (sí todos lo hicimos), el músico realmente muestra sus dotes como productor. Vimos el material sin edición y Syntek logró sorprendernos. Por ello, decidimos enumerar algunos puntos por los cuales creemos que es talentoso, a pesar de que cada vez que lo vemos en redes pensamos inevitablemente en una de las frases inmortalizadas de este 2018: “ya siéntese señor”.

Puede componer un track en menos de 10 minutos

En el primer video de una serie que en conjunto dura aproximadamente 18 minutos, Syntek toca tres acordes, los graba, corta y pega en el Pro Tools (programa de edición) y les agrega una batería simple. En esos minutos, el tipo lo hace. Escribe coro, verso, coro y lo tiene, una nueva rola de pop syntektiano.

Sabe usar el programa de edición a la perfección

Entre el final del primer video y el segundo, Aleks muestra cómo se sabe de memoria los sonidos que contiene el sintetizador que está utilizando. Cada uno de ellos. Desde el sonido de los efectos, hasta lo que quiere hacer y cómo lo quiere hacer. Aunque parece básico, el músico sabe su negocio y sabe manejar sus propias estructuras musicales.

Sabe su método para crear melodías de voz pegajosas

En el segundo video, el músico explica cómo fue que a una joven promesa del pop se le ocurrió parte de la melodía, sin embargo, es él quien le pone su propio estilo al grabar la línea del verso sobre el track ya grabado.

Dale Aleks, no eres tan malo para hacer lo tuyo…