Amiga de Janis Joplin habla sobre la orientación sexual y muerte de la cantante

Peggy Caserta confesó que no se podría referir a Joplin como su amante y expresó que esta no había muerto por sobredosis.
Héctor Elí Murguía | @hectoreli_

En entrevista para Vulture, Peggy Caserta, supuesta amante de Janis Joplin, habló sobre detalles específicos sobre la sexualidad y muerte de la cantante, negó toda responsabilidad en el caso y también señaló que no escribió Going Down With Janis, libro publicado en 1980 firmado con su nombre que se describe en la contraportada como “un retrato crudo y mordaz de Janis Joplin por su amante femenina”.

Hace unos días, Caserta publicó I Ran Into Some Trouble, libro que cuenta su historia personal y todas las experiencias que vivió junto a Joplin, The Grateful Dead y Mnasidika, boutique hippie en la que ella vestía a varios personajes del rock a finales de los sesenta.

24 años después de combatir una larga adicción a la heroína, la quiebra financiera, algunos arrestos y violencia callejera, la mujer estadounidense reside en Louisiana y se encuentra al cuidado de su madre.

Caserta comienza la conversación con Vulture negando la autoría de Going Down With Janis: “yo no escribí esa basura, me vendí por dinero para obtener drogas y viví en la sombra por más de cuarenta años. Ese libro escandalizó a mi familia. Mi madre y mi padre estaban devastados. Perdí amigos… no voy a excusarme por drogarme, porque una adicción no necesita de excusas pero cada vez que pensaba que podía estar limpia pensaba en ese libro y todo se iba abajo otra vez”.

“Estaba tan espantada que mis padres estaban como… dios, estaban rotos. Fue horrible, nada bueno salió de ahí. Odié ese libro. Lo que más odié fue que creyeran que yo había escrito esa cosa. Recientemente, leí un artículo en línea que me citaba como “amiga de Janis Joplin” y alguien respondió, ‘la asquerosa que escribió Going Down With Janis no es su amiga’, eso dolió demasiado”, expresa sobre cómo le afectó ver las opiniones de personas en redes sociales.
Spotify

Caserta niega su relación con Janis como una supuesta amante: “nunca diría que fuimos amantes, en un sentido lésbico. Nunca lo quise creer. Yo la adoraba, la amaba, pero ser su amante significaba resignarse a ser invisible, por más duro que pueda ser esto de entender ahora para la gente”.

Sobre la orientación sexual de la cantante, señala: “nunca vi a Janis como una chica gay. Ella era heterosexual. Era salvaje. Yo soy gay y viví un estilo de vida como gay desde entonces. Era obvio. Yo tenía una novia, Kim, que estaba en la escena todo el tiempo, pero Janis jamás iba a hacer algo que sus padres no aprobaran, más que cantar. Siempre decía que se casaría y sentaría cabeza, tendría una casa con una cerca de madera de color blanco, dos niños y dos autos, o como sea que eso fuera”.

La muerte de Janis “no fue por sobredosis”

Acerca de una supuesta responsabilidad por la muerte de Janis Joplin, el 4 de octubre de 1970, Caserta señala: “Fue espantoso. A veces quería gritar muy fuerte y decir ‘yo no escribí esa basura’, no soy yo, no fui responsable del abuso (de drogas) que le provocó la muerte. La amaba, la adoraba, así que me escondí por 25 años o más porque no podía con la crítica, era demasiado”.

Además, la estadounidense describió el episodio completo y niega que la muerte de la cantante haya sido por sobredosis: “la policía quería hablar con todos los de su círculo más cercano para ver si podían saber lo que sucedió. Cuando llegué al edificio, el cuarto (de Janis) no había sido intervenido. Noguchi estaba ahí, dos o tres policías. También creo que estaba Paul Rothchild, su productor. Kris Kristofferson estaba ahí. Seth (prometido de Janis) estaba ahí y John Cooke estaba ahí. Todos estaban reunidos afuera de su cuarto y caminé hacia ellos”.
Spotify

“No quería ir a su cuarto porque no quería verla muerta, pero el forense quería hablar conmigo, así que la vi. Había dos camas del lado izquierdo y no podía ver nada de ella excepto su pie, sobresaliendo al final de una de las camas. Estaba tendida en el suelo, estirada, y eso no es lo que sucede si se te dispara una sobredosis. No te levantas y luego te acuestas directamente para morir”, relata.

“En aquel entonces, las alfombras de peluche estaban de moda y en el edificio había una vieja alfombra peluda. Janis y yo solíamos usar pequeñas sandalias de tirantes, puedes verlas nuestras fotos en Woodstock, que tenían pequeños tacones”, menciona tratando de explicar su muerte.

“Lo que hizo fue ir a buscar cigarrillos, regresó y, al doblar la esquina de la cama, creo que uno de los pequeños tacones se quedó atrapado en uno de estos nudos de peluche de la alfombra, se tropezó y cayó hacia adelante. Se golpeó la cabeza en la mesa y se rompió la nariz. Me imagino que la sangre se acumuló en su garganta y cortó su suministro de aire. El hecho de que tuviera heroína y otras cosas en su sistema no la ayudó”, concluye.

A pesar de estas declaraciones, en 1970, el Dr. Thomas Noguchi, forense del condado de Los Ángeles, determinó que oficialmente la cantante había fallecido de una “sobredosis accidental” a los 27 años.

Puedes descargar la música de este artista en Trebel, consigue el app aquí para Android y aquí para iOS