Ariana Grande: líder de la próxima generación

La revista Time nombró a la cantante estadounidense como una de las figuras ejemplares del año.
SlangFm

La revista Time nombró a Ariana Grande y a The Weeknd como “Líderes de la próxima generación 2018”. De esta manera, la publicación reconoce a los jóvenes que usan su influencia para generar cambios en el mundo. Esta lista anual destaca el trabajo de artistas, activistas, atletas y figuras públicas sobresalientes de entre 20 y 30 años de edad.

Al concederle este reconocimiento, la revista dedica su portada internacional a la cantante, además de presentar un perfil en el que hace un recorrido por su carrera.

A sus 24 años, Ariana Grande es una de las estrellas pop más importantes del mundo, y en estos días está presentando nueva música, algo que no hacía desde hace dos años, tras el lanzamiento de Dangerous Woman. En la noche de los Premios Billboard estrenó "No Tears Left to Cry", una canción pop muy bailable repleta de referencias a los éxitos noventeros.

Aunque esta canción no trata directamente del atentado terrorista que tuvo lugar durante uno de sus conciertos en Manchester en 2017, ella explica a Time que ese hecho forma parte del tema, pues habla sobre resiliencia, algo que ella necesitó mucho, después de esa trágica noche. Le tomó tiempo, pero dijo que su manera de salir adelante consistió en enfocarse en la alegría, en la libertad y el equilibrio en su vida.

Algunos datos biográficos que Time comparte sobre su vida señalan que Grande creció en el sur de Florida, su mamá era la directora ejecutiva de una empresa de comunicaciones y su padre un diseñador gráfico exitoso. De niña, siempre quiso actuar. Menciona incluso que hace poco una amiga encontró un cuaderno en el que, cuando tenía como seis años, respondió a la pregunta, ¿qué quieres ser cuando seas grande? A lo que dijo: “Quiero estar en Nickelodeon y luego quiero cantar”.

Y así fue exactamente: sus primeros años de carrera los pasó en la actuación, trabajando para Nickelodeon, y después firmó con una disquera luego de que un ejecutivo viera unos videos en YouTube en los que cantaba canciones de Whitney Houston y de Adele.

Su carrera inició con un éxito enorme en 2013, con su primer álbum, Yours Truly, debutando en el número 1 del Billboard 200, y con el que vendió 500 mil copias en todo el mundo. A los dos discos que le siguieron, My Everything y Dangerous Woman, les fue aún mejor.

Después vinieron las colaboraciones con Iggy Azalea, The Weeknd, Nicki Minaj y su nombre se volvió recurrente en los primeros lugares de las listas de todo tipo: reproducciones en streaming, ventas, videos y descargas.

Sobre todo este éxito, Grande comentó a Time que fue un tanto abrumador y le tomó tiempo adaptarse, pues su vida cambió drásticamente. Una vez superada esa etapa dice que lo tomó con toda naturalidad; como cualquier otra persona, tiene días buenos y días malos, días en los que quiere mostrarse al mundo como la superestrella que es y días en los que sólo quiere quedarsen en casa a ver algo en Netflix.

En algún punto, Grande habló de sus productores, el sueco Max Martin y los estadounidenses Savan Kotecha y Pharrell Williams, tres de los creadores de éxitos más respetados en la industria de la música, con quienes trabajó en su cuarto álbum Sweetener.

"Le dije a Williams que quería partir de la idea más inusual”, y así lo hicieron. Por eso en el disco hay momentos en que su voz está grabada en diferentes capas, suena como un coro, lo cual tiene un gran efecto en la canción. Después está "Get Well Soon" en la que su voz se entrelaza en densas capas de sonido, creando un efecto poco convencional en el pop mainstream.

Después de unos meses de silencio, el 1 de mayo Ariana Grande comunicó que estaba lista para lanzar sus nuevas canciones, compartió algunos detalles en sus redes sociales y confirmó que la fecha de lanzamiento de Sweetener sería el 17 de agosto de este año.

Después del atentado terrorista, Grande tuvo algunas dudas sobre volver al escenario, pero su reflexión fue que si cancelaba su gira, los terroristas ganaban. Fue así como decidió ofrecer un concierto para recaudar fondos para los familiares de las víctimas. El show benéfico One Love Manchester consiguió recaudar más de 12 millones de dólares y hoy Grande es considerada ciudadana honoraria en Manchester.

Y de eso se trata Sweetener: “Es el mensaje que quería transmitir a mis fans, que cuando enfrentas un desafío, en lugar de quedarte sin hacer nada, puedes intentar convertirlo en algo hermoso”.