¿Quieres recibir notificaciones de nuestro sitio web?

Arqueólogos exploran Woodstock a 49 años del icónico festival

Más allá de encontrar plumillas perdidas de Jimi Hendrix, el grupo de científicos busca reconstruir el acomodo del escenario.
Héctor Elí Murguía | @hectoreli_

De acuerdo con información de AP replicada por medios como Billboard y Spin, un grupo de arqueólogos de la Universidad Pública de Binghamton de Nueva York, se encuentra en una misión de exploración en la colina de Woodstock, donde hace 49 años se llevó a cabo el legendario festival homónimo donde se presentaron bandas como The Who, Jimi Hendrix, Janis Joplin y Creedence Clearwater Revival.

“EL punto de la investigación es definir cuál fue el espacio donde se colocó el escenario. Así que podríamos usar la referencia para decir ‘aquí fue donde tocaron las bandas. Jimi Hendrix se paró en este lugar y tocó su guitarra a las 8:30 de la mañana”, señaló Josh Anderson sobre el escenario que estuvo rodeado por más de 400 mil asistentes.

Woodstock es un lugar que forma parte importante de la cultura estadounidense y marca uno de los puntos álgidos del movimiento de la psicodelia: “este es un sitio histórico y significativo en la cultura americana, uno de los pocos eventos pacíficos que se hicieron en los años sesenta”, mencionó Wade Lawrence, director de el Museo Bethel Woods, recinto que ya planea una exhibición de las rutas y la importancia del festival el próximo año, cuando cumpla cinco décadas. Lawrence también destacó que el reporte del grupo de arqueólogos servirá para restaurar las gradas del escenario original.

De acuerdo con una excavación que duró cinco días, los arqueólogos encontraron una cerca de alambre al costado del escenario, lo que les facilitará encontrarlo al observar el sitio y fotografías.

El legado de Woodstock

Aunque Monterey Pop fue uno de los primeros festivales musicales en el mundo con un poder de convocatoria masivo en 1967, con la participación de actos como The Mamas & the Papas, The Byrds, Simon & Garfunkel y Jimi Hendrix, Woodstock fue el fin de una era de “amor y paz”.

Un artículo de Univisión cita a Rich Hanley, profesor de periodismo de la Universidad Quinnipiac, quien señala que el festival marcó el declive de la revolución de los sesenta: "en 1971, ya todo había terminado. Las protestas cesaron. La generación Woodstock salió a buscar trabajo y el trabajo puso fin a la diversión. Los hippies ahora se convirtieron en republicanos, perdieron el pelo y cambiaron el consumo de LSD por el de Viagra".

De acuerdo con una publicación del diario El País, “Woodstock fue el primer macrofestival de nuestra memoria, un símbolo de la contracultura y un legado para quienes aman la música por encima de todas las cosas”.