¿Quieres recibir notificaciones de nuestro sitio web?

Bad Bunny NO es el mejor compositor del año: un texto por Mucha Onda

SlangFm
Foto: Dia Dipasupil/VMN19/Getty Images para MTV.

Un texto por Mucha Onda.

Pensé muchas manera de comenzar a abordar este tema tan “delicado” y de interés público a nivel mundial (al parecer) y de verdad que no encontré por dónde hacerlo sin herir susceptibilidades.

Antes de teclear cualquier palabra, busqué la noticia del nuevo nombramiento de Bad Bunny como el mejor compositor del año y al menos las primeras tres páginas de mi buscador fueron notas demeritando el reconocimiento. Artículos sorprendidos de cómo Benito pudo haber ganado el premio y otras tantas, ya eran más chismes con declaraciones de otros personajes del género berreando porque ellos merecían más tal insignia. Pensé que la moda de odiar el reggaetón ya había quedado atrás, odiar este género musical es muy 2012. 

Foto: Facebook Oficial, Bad Bunny.

Para asimilar todo este hate, primero tenemos que entender quiénes están detrás del nombramiento. La ASCAP, por sus siglas en inglés (American Society of Composers, Authors and Publishers), es una organización estadounidense que se encarga de proteger los derechos de autor de sus miembros.

Solo de sus miembros, así que si no te eligieron a ti como Compositor del Año, tal vez fue porque no te has registrado en su página. Hazlo ahora para que el próximo año seas tú nuestro nuevo compositor <3.

La ASCAP es una especie de club integrado por los más picudos de la industria musical de Estados Unidos, por describirlo de alguna manera muy entre cuates. Sus miembros principales han ganado Grammys, Oscars, Globos de Oro y tan solo el presidente de esta asociación, ―o sea el más top y el que toma las decisiones―, ha grabado con Elvis Presley, Frank Sinatra, Barbara Straisand, David Bowie y hasta Daft Punk. Esto por mencionar solo algunos nombres para aquellos que todavía gustan de validar otros géneros por su valor melancólico. Así que experiencia no les faltó para nombrar al Conejo Malo como el compositor más top del 2020. 

En algunas de las páginas que consulté, se aclaraba que los criterios de esta premiación eran por el número de reproducciones en plataformas y número de visualizaciones de videoclips a nivel mundial. Es decir, básicamente lo que se calificaba en esta categoría era el éxito en ventas y no en calidad.

La verdad que yo no encontré en ningún lado estos criterios de evaluación, pero sí seguí encontrando más y más cosas donde se criticaban sus canciones, parafraseando en texto “Callaita” y “Yo Perreo Sola”. Tratando de evidenciar que sus composiciones no son más que letras machistas incitando a la denigración de la mujer, y cosas por el estilo. Estigmas que llevamos años y años tratando de desmarcarle al reggaetón. 

Y la verdad que no entiendo cómo la gente prefiere hacer un escándalo porque alguien canta “Si tu novio no te mama el culo” en lugar de levantar la mano y decir: “En mi país han asesinado a 964 mujeres en los primeros tres meses del año y en plena emergencia sanitaria”. De verdad no lo entiendo.

A diferencia de estas personas que se persignan ante una canción donde la morra puede prenderse un porro y tomar la decisión de bailar sola o no, el reggaetón sí le ha dado voz y voto a las mujeres, les ha dado el valor de decidir sobre su cuerpo, les ha dado el poder a la hora de perrear. Porque sin morras no hay perreo. El reggaetón le ha dado visibilidad a las mujeres más que cualquier otro género y esa es una realidad que va más allá de lo musical.

La realidad es que sí, puede que Bad Bunny no sea el mejor letrista de nuestros tiempos y que probablemente el reggaetón no tenga a su propio David Bowie digno de recibir un Nobel de Literatura. Bueno, tal vez Residente algún día, en unos años, si le echa ganas, pueda estar cerca con uno de esos temas que nos sacan lagrimitas en la cuarentena.

El punto es que puede que Benito no escriba sus canciones con una Mont Blanc de diamantes incrustados, pero tampoco lo necesita, en los últimos tres años, Bad Bunny ha encabezado su propio movimiento: “La Nueva Religión”. El statement con el que cada que tiene la oportunidad, impulsa a una nueva generación de latinos a salir adelante y a luchar por sus sueños. No sé si muchos artistas del género hagan esto, J Balvin sí en ocasiones, pero con un discurso más orientado a la salud emocional. Mientras que Maluma obvio cumpliendo el sueño de su vida al comprarse un jet privado, ¡ja! 

Bad Bunny NO es el Compositor del Año, pero sí es el artista que marca la cultura con cada paso que da. 

Un texto por Mucha Onda.

Foto: Facebook Oficial, Bad Bunny.