¿Quieres recibir notificaciones de nuestro sitio web?

El álbum de Beyoncé inspirado en El Rey León es justo lo que necesitábamos escuchar hoy

Kendrick Lamar, Childish Gambino, Tierra Whack, Jay-Z, Pharrell y Blue Ivy participan en el soundtrack alternativo de 'El Rey León'.
Iraís M.
Foto: Facebook Beyoncé

Beyoncé por fin lanzó The Lion King: The Gift, álbum adicional al soundtrack del remake de El Rey León en el que funge como curadora y productora ejecutiva. En el material, Bey deja claro lo que ya nos había explicado con Lemonade (2016): a pesar del éxito de sus sencillos por separado, es una artista de obras completas y multiformato

Mientras en el álbum de 2016 la cantante se enfocó en darle imagen a todas las piezas auditivas, en The Lion King: The Gift Beyoncé buscó contar en audio la trama de la nueva versión de la película de Disney.

“Cada canción fue escrita para reflejar el argumento que le da al escucha la oportunidad de idear sus propias imágenes mientras escucha una interpretación nueva y contemporánea”, aseguró Beyoncé cuando lanzó “Spirit”.

Y lo logró gracias a las cuestiones que se tocan en las canciones, así como a los interludios de los personajes de El Rey León ―en los que destaca la inconfundible voz de James Earl Jones, quien de nueva cuenta interpreta a Mufasa― de los que no mencionó nada cuando dio a conocer el tracklist del material. 

Sin embargo, esta versión tan personalizada de la historia, hace que el material se pueda disfrutar perfectamente sin la necesidad de conocer la historia (o sin ver ninguna de las entregas de Disney), lo que se agradece. 

Lo mejor de los mejores

The Lion King: The Gift, que bien podría ser el soundtrack alternativo de la película de Disney, incluye la participación de grandes nombres de la música, pero la presencia de Kendrick Lamar, Childish Gambino, JAY-Z y Pharrell no opaca para nada la participación de raperos menos conocidos en el mainstream ni la de artistas africanos a los que muchos de nosotros no ubicábamos. 

Tal vez nos hubiera gustado escuchar más de Lamar que lo que hizo en “NILE” ―producida por Sounwave, productor de Compton que colaboró con Kendrick en DAMN (2017) y en el soundtrack de Black Panther (2018)― pero se entiende dada la calidad y la variedad de la mayoría de los tracks.

Portada ‘The Lion King: The Gift’.

Los grandes creadores no solo están presentes en la interpretación de los temas, sino también en la producción en la composición de las canciones.

“Mood 4 Eva”, uno de los memorables del álbum, cuenta con la participación de Beyoncé, JAY-Z y Childish Gambino, y con la producción de DJ Khaled.

También destacan Syd, vocalista de The Internet, como productor en “Otherside”, a cargo de Beyoncé; y Diplo como coprodutor de “Already”, con la participación de Beyoncé, el productor de dancehall y reggae Shatta Wale y, por supuesto, Major Lazer

Jay-Z, por su parte, tiene crédito como coautor de “Brown Skin Girl”. La canción bien podría ser la pieza con mayor porcentaje de orgullo racial en su letra y es uno de los temas más poderosos de The Lion King: The Gift, no solo por lo que emocionalmente representa la participación de Blue Ivy Carter, sino por la colaboración del nigeriano Wizkid ―tal vez lo recuerdes por su participación en “One Dance” de Drake― y la del rapero de Brooklyn SAINt JHN.

Otras de las canciones más interesantes del álbum es “My Power” ―con la presencia de Busiswa, Yemi Alade, Moonchild Sanelly y Bey― gracias al desempeño de la gran Tierra Whack; así como “Scar”, a cargo de 070 Shake y Jessie Reyez.

Representación africana

Para Beyoncé era importante darle un feel africano auténtico al material y lo logró, al menos en mucho mayor medida que la película. Prueba de esto son los ritmos de la mayoría de los tracks, que hacen sentir que el beat de muchos temas de rap parezcan mucho más simplones. 

También destacan “Don’t Jealous Me”, con los nigerianos Tekno, Yemi Alade y Mr. Eazi; “Ja Ara E”, a cargo de Burna Boy; y “Keys to the Kingdom”, con Tiwa Savage y Mr. Eazi. En estos, Bey no solo demuestra que sabe cuándo guardar silencio ―son las canciones en que la cantante no participa― sino que tiene un excelente gusto. Es decir, este no es precisamente un álbum de Beyoncé (para bien o para mal, dependiendo de tu gusto).

Habrá quienes digan que Beyoncé acude a la inclusión africana por moda ―argumento válido para quienes están en contra de que una cantante negra protagonice La sirenita―, pero aún así se logra un buen resultado y hace un esfuerzo mucho mayor al que muchos se atreverían a plantearse. 

El remake de El Rey León ya se estrenó. En este, Beyoncé hace la voz de Nala adulta, mientras que Donald Glover interpreta a Simba. En el soundtrack oficial de la película ambos interpretan una nueva versión de “Can You Feel the Love Tonight”, pero es “Spirit”, canción de Beyoncé presente en los dos soundtracks, al que podríamos llamar el tema oficial (y por lo tanto, el más pop) de la versión 2019 de la historia.