¿Quieres recibir notificaciones de nuestro sitio web?

Las canciones que escuchábamos en el 2010

¿Qué canciones sonaban en el 2010? Ese año, Kanye West lanzó My Beautiful Dark Twisted Fantasy y los mexicanos conocimos el Corona Capital y el NRMAL.
Iraís M.
Residente en el Vive Latino 2010. Foto: AP/ Eduardo Verdug

A principios de esta década muchas cosas eran diferentes, incluyendo las canciones que escuchábamos. En 2010, el año del Centenario de la Revolución Mexicana fue cuando conocimos el iPad, Ricky Martin hizo pública su homosexualidad y México enloqueció tras la desaparición ―y posteriormente, la muerte― de la pequeña Paulette Gebara.

En el ámbito mainstream, en 2010 destacaron canciones como “Nothin’ on You”, de B.o.B. con Bruno Mars; “Over”, del álbum debut Drake; y “Teenage Dream”, de Katy Perry. Todos estos temas fueron parte del conteo anual de Rolling Stone (cualitativo) y del de Billboard (cuantitativo).

En 2010, año que perdimos al escritor J.D. Salinger, al diseñador Alexander McQueen y al músico Captain Beefheart y al queridísimo escritor Carlos Monsiváis también sonaron canciones como “Fuck You!”, de Cee Lo Green; “Boyfriend”, de Best Coast; “Cousins”, de Vampire Weekend; “Drunk Girls”, de LCD Soundsystem; “Paradise Circus”, de Massive Attack con Hope Sandoval (Mazzy Star), “VCR”, de The xx; “On Melancholy Hill”, de Gorillaz y [insértese aquí su tema favorito de The Suburbs], de Arcade Fire.

En el mundo hispanohablante, el año que Gustavo Cerati sufrió un accidente cerebrovascular del que ya nunca despertó, sonaron temas como “Bombay”, de El Guincho; “Defensa”, de Torreblanca; “Compartir”, de Carla Morrison; “Calma pueblo”, de Calle 13; y “Tus amigos”, de Los Punsetes.

En el mundo del hip hop, Kanye West todavía no se enemistaba con Jay-Z ―aunque ya odiaba a Taylor Swift― lo que le permitió lanzar tracks como “Monster” con Jay-Z, Rick Ross, Nicki Minaj y Justin Vernon (Bon Iver). Sin embargo, el track más representativo de My Beautiful Dark Twisted Fantasy siempre será “Power”.  

También en el rap, en 2010 destacaron canciones como “Wild’n Cuz I’m Young”, de Kid Cudi; “Roman’s Revenge”, de Nicki Minaj con Eminem, y “Pretty Boy Swag”, de Soulja Boy. En géneros afines, en 2010 sonaron temas más cercanos al soul y al funk como “I Need a Dollar”, de Aloe Blacc y “Tightrope”, de Janelle Monáe con Big Boi.

 

México y las canciones que musicalizaron nuestro 2010

Mientras en todas las estaciones de radio del país sonaba “Mientes”, de Camila (Dejarte de amar), en el México alternativo conocíamos festivales como el Corona Capital ―encabezado en esa edición por Pixies (todavía con Kim Deal), Interpol y James― y el NRMAL, todavía ubicado en Monterrey. La mayoría de los festivales que hoy en día conocemos en el país todavía ni nos los imaginamos.

En el Vive Latino, el cartel era tan variado como lo es actualmente. Había bandas “de siempre”, como Aterciopelados; hallazgos internacionales, como Deftones; y bandas independientes, como Vicente Gayo. Ese año Calle 13 regresó al festival para reivindicarse después de que Residente y Visitante fueran abucheados en 2007.

El concierto por el Bicentenario de la Independencia de México ―en donde por primera vez teníamos al hombre más rico del mundo, según Forbes: Carlos Slim― fue protagonizado por Natalia Lafourcade, Ely Guerra, Denise Gutiérrez (todavía conocida como Lo Blondo) y Alondra de la Parra. 

Las canciones que coincidieron en el conteo anual de Reactor 105.7 y el de Ibero 90.9, principales referentes radiofónicos para el público joven, fueron “Get Some”, de Lykke Li; “Born Free”, de M.I.A.; “It’s Working”, de MGMT; “Hasta la verdad”, de Javiera Mena; “This Orient”, de Foals; “Bloodbuzz Ohio”, de The National; “Un año quebrado”, de Hello Seahorse!; “Lucidity”, de Tame Impala; “De la monarquía a la criptocracia”, de Triángulo de Amor Bizarro; “Fiesta permanente”, de Pau y Amigos; y “1977”, de Ana Tijoux, quien en esa época todavía permitía que le llamáramos Anita.

En los ahora extintos Indie-O Music Awards, Discos Intolerancia, Grita Radio y Marvin repetían sus triunfos como Mejor Disquera Independiente, Mejor Radio por Internet y Mejor Publicación con Contenido Musical. El premio de Canción del Año fue para “Quiero ser un color”, de Furland (Historia de la luz, 2009).

Qué lejanos parecen esos tiempos en los que hacíamos como que no nos gustaba el reggaetón.