5 momentos que marcaron un punto de inflexión en la moda

Hablamos con el fashion stylist, Tino Portillo, sobre los cambios más significativos en esta industria.
María José Cortés

Consultamos al fashion stylist, Tino Portillo, sobre los cambios más significativos de la moda en las últimas décadas. Esto fue lo que nos dijo.

Los cincuenta y los sesenta

A lo largo de estas dos décadas, Italia se convirtió en un país que influyó mucho en la moda. Fue la época en la que apareció Emilio Pucci, un diseñador aristócrata que puso de cabeza los conceptos en torno al glamour. Al mismo tiempo, en Estados Unidos, aparecieron Elvis, los Beatles y Marlon Brando, personajes que marcaron la pauta en la moda en todo el mundo. En medio de numerosos cambios económicos y sociales, los jóvenes necesitaban modelos a seguir y, sin duda, estos personajes se convirtieron en los fashion icons de la época.

Foto: AP.

Los ochenta y los noventa

En este periodo se definieron las influencias que más tarde conformarían la estética punk y disco. Surgieron nuevos modelos a seguir que hasta la fecha se mantienen vigentes y son considerados súper importantes: los modelos y los diseñadores. Fueron el tipo de personajes que subieron como la espuma: todo el mundo quería ser como ellos. Ahí estaban Naomi Campbell, Christy Turlington, Linda Evangelista o Cindy Crawford.

Foto: Archivo Peter Lindbergh

El performance de Madonna al interpretar “Vogue” en los MTV Awards 1990

Este show representó un cambio en la manera de hacer presentaciones en vivo, pero también en el uso de hot pants. Por un lado, Madonna sacó el voguing (un baile que evolucionó a partir de la cultura ball de Harlem de los sesenta) de los bares under de Nueva York y lo llevó al mainstream. Esto permitió que el mundo entero supiera qué era el voguing, y a la vez implicó un gran avance para que la comunidad LGBTQ fuera más aceptada en la industria del entretenimiento.

Esta forma de baile era una de las expresiones dentro del movimiento neoyorquino conocido como cultura ball. Quienes lo impulsaban eran mayormente gays latinos y negros, así como la comunidad transgénero de la ciudad. El documental Paris is Burning muestra precisamente en qué consistían estos bailes, cómo surgieron y la manera como se ligaban a los conflictos de clase social, raza y género en Estados Unidos.

El perfomance de Michael Jackson en los MTV Video Music Awards de 1995

Un performance de diez minutos en el que Michael derrochó estilo y glamour. “El uso de los zapatos con calcetín blanco, zapatos de charol, guantes, camisas desabotonadas pero fajadas son todo un estilo que MJ impuso entre los jóvenes. Para muchos uno de los mejores espectáculos del cantante, y para los seguidores de la moda, un parteaguas en el vestir”, señala Tino.

Si hubiera que resumir la postura de Jackson ante la moda en una sola frase, esta sería una declaración que hizo en 1988: “Si la moda dice que está prohibido, yo voy a hacerlo”. Y su deseo de ir un paso adelante en cada uno de los aspectos creativos de su carrera estuvo presente hasta los últimos días de su vida. Quien fuera su estilista desde 2007, Rushka Bergman, dijo en entrevista con Vogue que, poco antes de morir, Jackson le habló a John Galliano para pedirle una chamarra Napoleón hecha a la medida.  

El boom de los influencers

En años recientes, el mundo de la moda ha experimentado un cambio muy importante debido a las redes sociales y al auge de los influencers. “Hay muchos cantantes que hacen colaboraciones con marcas, lo cual se ha convertido en una muy buena estrategia de venta”, explica Tino. Y en un periodo bastante corto, este fenómeno ha ido haciéndose más grande: las marcas no solo usan a los influencers como modelos, sino que han decidido ir más allá. Un buen ejemplo de esto se dio a principios de junio, cuando Amazon lanzó su primera colección de moda creada por una influencer, Paola Alberdi, una estilista con un millón de seguidores en Instagram. La colección incluye vestidos, blusas y otras piezas que solo estarán disponibles en la aplicación y el sitio web de Amazon durante 30 horas. La pionera en estrategias de este tipo fue la marca Supreme, al lanzar semanalmente un número limitado de piezas nuevas, en lugar de toda una colección cada temporada.