Consejo de Brian Eno para el mundo: olvídense de conseguir un trabajo

Los trabajos poco estimulantes que sólo pagan las cuentas acabarán con la creatividad y el sentido de cooperación, dice el músico.
SlangFm

No es una postura cliché de un artista atormentado y ocioso. Es el consejo de un prolífico compositor, productor y artista visual, Brian Eno. Por desconcertante que parezca, ese es su mensaje recurrente dirigido a los estudiantes cuando las universidades de arte lo invitan a presentar conferencias.

Es una idea en torno a la cua el artista británico lleva años reflexionando, pero en días recientes fue retomada por Open Culture y la revista de estilo del New York Times. De acuerdo con estos medios, hubo un tiempo en el que un planteamiento similar estuvo descartado para las almas creativas. Ahí están las horas que TS Eliot pasó trabajando en un banco, o James Dickey escribiendo slogans para Coca-Cola, o Philip Glass instalando lavaplatos o Bukowski repartiendo el correo cuando trabajó como cartero en Los Ángeles.

¿Pero a qué se refiere Eno en su mensaje contra el trabajo? En un video publicado en YouTube en 2016 elabora al respecto: “Cuando me invitan a universidades lo primero que le digo a los estudiantes es que estoy ahí para persuadirlos de no tener un trabajo”, señala.

“Esto de ninguna manera significa ‘trata de no hacer nada’. Más bien significa ‘trata de vivir en una posición donde haces lo que quieras con tu tiempo, y donde aprovechas de la mejor manera los talentos que tengas’. El problema es que no mucha gente puede hacer eso. Así es que yo quiero trabajar con lo que esté en mis manos para crear un futuro donde todos estén en posición de lograrlo”, dijo.

Y aunque Eno explica que su postura se relaciona con su noción ideal de futuro, donde el estímulo a la creatividad ocupa un lugar preponderante –por encima de los ingresos– y donde una sociedad sitúa la cooperación como su apuesta prioritaria, Open Culture lanza una pregunta.

En esa sociedad utópica donde todo funciona mejor gracias a que se garantiza cierto nivel de vida a cada uno de sus miembros, independientemente de su situación laboral, ¿qué pasaría si ese estándar aumenta demasiado? ¿se correría el riesgo de eliminar las limitaciones y obstáculos que terminan por fomentar la creatividad?

La respuesta la ofrece, de algún modo, el músico Daniel Lanois, quien trabajó con Eno en la producción de varios álbumes de U2 y otros proyectos de música ambiental.

Lanois explica en entrevista que de Eno aprendió a sacarle provecho a sus capacidades a partir de un trabajo muy focalizado con su instrumento (la guitarra slide) por medio de la exploración de la música ambiental, entendida no como música de fondo, sino como música que te permite ser parte del entorno. “Tenerlo como mentor y su sentido de dirección es lo que más tarde me permitió ser reconocido como especialista en sonido”, señala el productor canadiense.

Y ese es el punto al que quizás Eno busca llegar: la gente debería aprovechar su tiempo a su manera, convirtiéndose en experto en cosas muy específicas, al punto de obsesionarse con ellas. Todo esto sin dejar de valorar que las limitaciones o las circunstancias difíciles permiten que surjan obras artísticas más luminosas.

Feliz Día del Trabajo, por cierto.