¿Quieres recibir notificaciones de nuestro sitio web?

“Cualquier mujer corre el riesgo de toparse con un Luisito Rey”: Anna Favella

La actriz que interpreta a Marcela Basteri habló de la probabilidad que todas tienen de ser violentadas.
SlangFm

Marcela Basteri desapareció sin dejar rastro en 1986. Tenía 40 años. Entre los muchos rumores sobre su desaparición se menciona un secuestro y un tiroteo en el que supuestamente murió en Chihuahua. Se habla también de un ahogamiento en una alberca durante una fiesta o de la posibilidad de que se haya ido a vivir con otra pareja para dejar atrás el tormento que fueron los años al lado de Luisito Rey.

Pero lo que sabemos con certeza es que durante años Marcela fue víctima de violencia doméstica y maltrato sicológico al lado del papá de Luis Miguel. La pareja se conoció en Argentina cuando ella tenía 22 años. Al poco tiempo se mudaron a España, donde las cosas no salieron bien para Luisito, quien buscaba continuar su trayectoria en el mundo de la música.

Después estuvieron en Puerto Rico, donde nació Luis Miguel, y más tarde llegaron a México, donde, a pesar de muchos intentos, Luisito simplemente no consiguió impulsar su carrera.

La relación entre Marcela y Luisito duró 18 años. En ese tiempo se dieron toda clase de abusos, infidelidades, la prohibición de que trabajara, la explotación de uno de sus hijos, así como conflictos en su educación.

En entrevista con El Universal, la actriz italiana Anna Favella, quien interpreta a Marcela en Luis Miguel, la serie, dijo: “Marcela fue una mujer que sufrió mucho. A los dos años su mamá murió y la dejaron en un orfanato. Hasta los 11 años conoció a su papá, y después se mudó a Argentina donde conoció a su marido. Viajó mucho con él por su trabajo. Debido a este bagaje, Marcela se agarró de Rey y confió en él para construir su propia familia”, dijo.

Según Favella, contar la historia de una mujer como Marcela puede ayudar a que la gente reflexione sobre estos temas, además de que puede hacer que muchas mujeres encuentren el coraje para hablar y denunciar sin vergüenza sobre los abusos de los que han sido víctimas.

“Es una historia que se sigue repitiendo en muchos lugares del mundo. Por eso tenemos que estar unidas, en especial entre mujeres”, dijo.

Además de hacer llegar este mensaje a muchas mujeres, ella también aprendió mucho al interpretar a Marcela. El tener que mostrar a una mujer que está dispuesta a cualquier cosa con tal de proteger a sus hijos le dio una sensación muy poderosa, de la fuerza femenina incluso en las condiciones más adversas.

Se trata de una historia y un mensaje fundamentales, en especial si se toma en cuenta que América Latina es la región más violenta del mundo hacia las mujeres.

De acuerdo con un informe de la ONU, en esta zona se presenta la mayor tasa de violencia sexual contra las mujeres fuera de la pareja y la segunda mayor por parte de la pareja actual o pasada.

Tres de los 10 países con las tasas más altas de violaciones de mujeres y niñas se encuentran en el Caribe, y el feminicidio ha tomado una magnitud y ensañamiento devastadores.

La ONU destaca que en México el feminicidio y la violencia contra la mujer han alcanzado niveles epidémicos.

Ante ese entorno, como bien señala Favella, “todas podríamos ser la mamá de Luis Miguel”.