¿Quieres recibir notificaciones de nuestro sitio web?

Drones, fuego y fans: estos son los peores fails en el escenario

Desde la insistencia de un niño en tocar la batería con Foo Fighters hasta un fanático abrazando a Justin Bieber.
Héctor Elí Murguía | @hectoreli_

Un nuevo momento se ha sumado a la lista de sucesos vergonzosos en los shows de Foo Fighters luego de que Dave Grohl se rompiera la pierna en 2015 durante un concierto.

En medio de una presentación que la banda estadounidense ofrecía en Nashville este 4 de mayo, Grohl invitó a un niño venezolano de la audiencia para tocar la batería de Taylor Hawkins.

Después de aproximadamente cuatro minutos en los que el pequeño de 8 años tocó un extenso solo de batería, el ex baterista de Nirvana le dijo a la audiencia: “y sigue… podría tener mi concierto de regreso”, haciendo referencia a que el menor conocido como Little Fonzie no quería irse del escenario. A pesar de que el infante se había quitado del set de batería, continuó sobre la tarima mirando como si nada a Grohl y no fue sino hasta que su padre le llamó que este bajó del escenario.

Invitar a fanáticos para tocar junto a su banda favorita puede ser una buena o mala idea dependiendo de qué tipo de persona suba el artista el escenario. El caso de los Foo Fighters no es el único; The Killers, por ejemplo, ha tenido que bajar a personas que, por ganar unos minutos de fama, piden tocar la batería y en realidad no saben hacerlo.

A continuación presentamos algunos de los momentos más vergonzosos en conciertos:

Justin Bieber es atacado por un fanático

En 2013, durante un concierto que el cantante canadiense ofrecía en Dubai, un fanático se subió al escenario y abrazó a Justin Bieber. En menos de dos segundos, un guardia intervino aunque el piano en el que estaba sentado el artista fue destrozado mientras este apresaba al ferviente seguidor.

Kristc Novoselic avienta su bajo y cae justo sobre él

En la presentación que Nirvana dio en los MTV Video Music Awards en 1992, el bajista Kristc Novoselic arrojó su instrumento al aire enojado porque los amplificadores fallaban. Sin esperarlo, la gravedad lo hizo regresar justo en su rostro.

Enrique Iglesias sangra en el escenario después de tocar un dron

En un acto de confusión y sinsentido, el cantante agarró un dron que grababa imágenes de su concierto. Hacerlo le costó sangre y una intervención médica. Según Icon de El País: “La gracia le salió cara: no se veía tanta sangre en un escenario desde la primera época de Ozzy Osbourne. ¿Acaso los drones no se han inventado para grabar sin la intervención de la mano humana?”, menciona el artículo del diario español.

Los quemados: 5 Seconds of Summer y Gene Simmons

Los efectos pirotécnicos afectaron a la banda australiana durante un concierto que dieron en Londres en 2015 cuando su guitarrista Michael Clifford metió la cabeza uno de los lanzallamas del escenario. El también cantante se quemó parte del cabello y la cara sin sufrir daños graves.

Por su parte, Gene Simmons, líder de KISS, falló en sus cálculos cuando apenas comenzaba a experimentar con sus artimañas en el escenario y se quemó parte del cabello cuando escupió fuego desde un lanzallamas en un show en 1975, un acto que hasta la fecha sigue haciendo.