El día que Bill Wyman, exbajista de The Rolling Stones, lanzó el primer álbum en mp3

Hace 19 años Bill quiso revolucionar la venta digital de la música, pero no lo logró.
Pamela Escamilla

En 1999, año en el que Napster le puso los pelos de punta a las compañías discográficas, Bill Wyman, exbajista de los Rolling Stones, se convirtió en el primer artista importante en lanzar un álbum en su propio reproductor de mp3, de acuerdo con This Day in Music. Aunque ahora nos parezca anticuada la idea de comprar un gadget para escuchar un solo disco, en ese momento el bajista estuvo a la vanguardia tecnológica.

Como indica la BBC, el álbum de Wyman fue lanzado en el dispositivo “más pequeño de su clase”, del tamaño de una caja de cerillos, sin partes móviles y con un software de cifrado diseñado por MP3 UK Ltd para prevenir la piratería. “Hasta ahora ha sido difícil ver cómo podemos lanzar nuestra música globalmente… y, al mismo tiempo, protegernos del problema de la piratería”, declaró Wyman, quien en ese entonces ya tenía 62 años de edad. “El MP3 Player de Bill Wyman resuelve por completo este problema”, sostuvo ingenuamente el nunca bien moderado músico.

¿Cómo funcionaba?

El álbum venía en un dispositivo que costaba 50 libras esterlinas, con la portada del álbum en el frente y la música “con mejor calidad que la de un CD” en una Multi Media Card (MMC), algo así como un chip removible.
Untitled design-132.png
Entonces, ¿había que comprar un reproductor para escuchar un solo álbum una y otra vez? No, también podías comprar ―por oooooootras 50 libras― una MMC de mp3 con permiso de escritura. Era así como el usuario podía descargar canciones creadas e integradas en álbumes de mp3 con un sistema de copyright incorporado, gracias a que las descargas del sitio de un artista podían generarle reportes de pagos de derechos de autor, pero antes de iTunes y similares este proceso no se popularizó.

Para Grenville Lee, quien era CEO de MP3 UK Ltd, esta iniciativa sería la primera de muchos artistas que harían lo mismo. El empresario creía que el gadget “se convertiría en un accesorio de moda tipo Swatch”. ¡Toma eso Apple!

¿Qué contenía el disco?

El álbum era una edición especial de material inédito del supergrupo Bill Wyman's Rhythm Kings, con participaciones de Eric Clapton, Georgie Fame, Gary Booker y Peter Frampton, según la BBC. De acuerdo con el periodista Sean McManus, el dispositivo incluía un total de TRES canciones del que sería el próximo EP de la banda: “Stagerlee”, “Let the Good Times Roll” y “Tear it Up”.

El contenido real, si es que existió, tal vez nunca lo conoceremos, ya que es de ese material que se quedó en el “limbo analógico-digital”. Es decir, no hay vinilos ni CDs que acrediten su existencia, los links donde se compraba están rotos y, por supuesto, no está en Spotify.

¿Qué salió mal?

Suena muy romántico que un músico, apoyado por especialistas en tecnología, haya sido el que apostara por adoptar el formato favorito de los piratas del fin de siglo para revolucionar la venta digital y legal de la música. Sin embargo, pagar 50 o 100 libras para escuchar pocas canciones era demasiado, cuando para nuestra generación era más fácil hacer enojar a Metallica filtrando sus canciones y convertir a mp3 nuestros CDs para compartirlos en cualquier sistema peer-to-peer.

El anuncio del álbum de Wyman, que supuestamente se lanzó el 25 de septiembre de 1999, se hizo la misma semana que Pete Townshend Live: A Benefit for Maryville Academy (The Who), y estuvo disponible para descarga gratuita en musicmaker.com, (sí, 8 años antes que In Rainbows, de Radiohead). Aunque con la propuesta de Bill Wyman el balance de derechos de autor-mp3 parecía resuelto, el precio del álbum-gadget lo convirtió en uno de esos pasos que la tecnología tiene que dar para llegar a algo más satisfactorio, algo así como el Discman, el inevitable paso entre el Walkman y el iPod (o cualquier reproductor de mp3 con capacidad decente).

¿Tú cómo escuchabas música en los 2000's?