El reggaetón, un vehículo para hablar de las cosas que importan

Pablito Wilson, autor de 'Reggaetón: entre El General y Despacito', nos habla del primer libro en español que cuenta la historia del reggaetón.
Ricardo Pineda
Foto: Daddy Yankee llegando a los MTV Music Awards en 2006. Crédito: Jeff Kravitz/FilmMagic para Getty Images.

Una entrevista con Pablito Wilson, autor del primer libro que cuenta la historia del reggaetón en español.

Al periodista de raíces argentinas y colombianas, Pablo Wilson, las ideas y palabras precisas, bien sustentadas, parecen importar mucho, como quien sabe que del alcance y poder del lenguaje, si el contexto, la geografía y el momento así lo permiten y estimulan.

Al teléfono, Pablo es acucioso, diáfano y procurado, pero también generoso, apasionado y ecuánime. En la manera en la que se expresa mantiene en verde el semáforo de aquellos periodistas apasionados y profesionales que ya no abundan en el ecosistema de la cultura. 

Pablito Wilson, como firma su más reciente libro, Reggaetón: entre El General y Despacito, dio vida a un trabajo periodístico que le llevó cerca de cuatro años dar forma, y que entre muchos de sus méritos destaca el de ser el primer libro exhaustivo y profesional en castellano sobre la vertiente musical de mayor arraigo, discusión y polémica, de las décadas más recientes, el reggaetón. 

Portada del libro ‘Reggaetón: entre El General y Despacito’ de Pablito Wilson.

Y si bien anteriormente ya se tenían dos trabajos profesionales y serios sobre el lenguaje musical que habla toda América Latina: Reggaetón de Raquel Rivera, Wayne Marshall y Deborah Pacini Hernández (2009) y Remixing Reggaetón: The Cultural Politics of Race in Puerto Rico de Petra R. Rivera-Rideau (2015), no había hasta ahora un documento riguroso, profuso y accesible escrito en español. 

Así que platicamos con Pablito Wilson acerca de su libro que, si bien aún se encuentra sin una publicación física que pueda abastecer a los lectores de habla hispana, ya está dando la vuelta al mundo y animando una discusión mucho más sustentada en torno al reggaetón.

El General, artista panameño precursor del reggaetón. Portada de su álbum ‘Estás Buena’ (1990). Spotify.

“El texto editado por Wayne Marshall, Deborah Pacini Hernández y Raquel Rivera tiene algo fantástico y es que es una colección de artículos. Ahí tenés distintos personajes que a veces ellos mismo escriben, tenés distintos enfoques y entrevistas que fueron hechas por personas que estuvieron en determinados lugares en los que yo no podía estar”, menciona Pablito sobre los primeros acercamientos hacia la historia del género. 

Sobre el proceso de investigación relata: “Estuve en Puerto Rico 20 días aproximadamente para hacer el libro y también fui a Nueva York. Yo sé, tendría que haber viajado a República Dominicana, a Jamaica, pero el libro salía de mis ingresos. Lo que hice fue recolectar la mayor cantidad de información posible para hacer un buen libro, además que estamos en un momento en que si bien no es lo ideal hacer un libro con artículos de internet, pues también hay cosas de YouTube, cosas que han salido en diarios de los que puedes extraer información si sos lo suficientemente riguroso”. 

Daddy Yankee, Ivy Queen y Don Omar en 2005. Bill Tompkins/Getty Images.

“Una de las cosas que me planteé al momento de escribir el libro es que si existía poca bibliografía, entonces no tenía sentido que yo fuera a los mismos lugares donde ya estuvieron estas personas. Sí los cito, sí tomo algunas bases, sí siento que algunas cosas que se dicen son súper importantes. Pero por lo general yo traté de construir un libro diferente, con un mensaje distinto, a mi manera. Para mí el reggaetón es un gran vehículo para hablar de cosas que me preocupan en la actualidad”, señala el autor del texto. 

Perreo editorial: obstáculos y sinsabores 

Un proyecto de las dimensiones de Reggaetón: entre El General y Despacito, en donde la investigación, el trabajo dedicado y una visión editorial que trasciende las rencillas superfluas de la red para marcar el pulso de un estilo musical complejo y en plena transformación, no se encuentra exento de dificultades, en tanto un impulso independiente es la sombrilla bajo la cual descansa hoy el trabajo de Pablito Wilson. 

“Dificultades, yo creo que hay en todo el proceso: económicas, de organización, de ser un outsider por completo. Pero en el camino te encuentras con gente que te ayuda, además yo soy una persona que se guía por energías, por la sensación de estar haciendo algo que vale la pena, que casi nadie ha hecho y que tiene que terminar de la mejor manera posible”, comenta. 

Acerca de las dificultades autorales a las que se enfrentó, Pablito menciona: “Hay ciertos capítulos que se me complicaron un montón. Donde hablaba de las raíces, del papel de Panamá, de República Dominicana, que se supone serían los primeros capítulos del libro, pero yo sentí que si la gente empezaba por ahí, iban a sentir que el libro era más pesado de lo que realmente es. Lo otro que se me complicó fue hablar de industria musical, porque para hacerlo hay que ser muy preciso. No quería meter la pata ni decir algo de forma muy superficial, tenía mucho miedo a hacerlo pero es que meterme demasiado en temas técnicos lo que iba a hacer era alejarme a los lectores”.

Reggaetón: de El General a Despacito contiene cerca de 70 entrevistados más las voces de muchos protagonistas de su historia como J Balvin, Zion & Lennox, Danny Ocean, Demphra La Willa (La Factoría), Nelson Zapata (Proyecto Uno); productores como Luny (creador de “Gasolina”), DJ Nelson, DJ Pablito (La Factoría) o El Chombo (Cuentos De La Cripta), quienes se encuentran integrados de una u otra forma, dando vida a un libro complicado de hilvanar, pero que al final es un testimonio digerible, de fácil acceso y completamente sustancial para una comprensión mucho más aterrizada de lo que ha sido y es el reggaetón. 

Polémicos y asimilados

Pareciera que hoy nos encontramos ante ese umbral de amplitud del reggaetón y lo mismo cabe seguir diciendo que es soez, procaz, pobre y de un cuño completamente de barrio, que afirmar que es el nuevo rock o pop, asimilado en su totalidad por el mainstream y las marcas de consumo, donde incluso la clase media y los artífices animosos de experimentación y modernidad han metido su cuchara en la discusión. No obstante, para Pablo Wilson el asunto es un tanto más complejo que eso:

“Hay un locutor colombiano que se llama Alejandro Marín, que ha tratado este tema de que la humanidad ha tenido reticencia con distintos géneros a lo largo de la historia. Él decía ‘al tango se le criticaba por ser de arrabal, el rock fue polémico…’, y a raíz de eso yo me encuentro charlando con un amigo que me dice ‘es que el rock es polémico’. Yo, conectando eso con lo que decía Marín, digo que no es polémico, sino que estamos parados en el momento de la historia en donde es percibido como tal. A nosotros no nos tocó vivir en los que la música disco fue polémica, en que el rock o el tango fueron polémicos”.

Tego Calderón durante la presentación de su aparición en la portada de la revista The Fader. Johnny Nunez/WireImage para Getty Images.

¿De dónde viene el éxito del reggaetón?

“Creo que el éxito del reggaetón se debe a su capacidad de reinventarse en sus propios términos, en donde los espacios para la innovación son sumamente difíciles y competidos. Y para lograrlo, los artistas que lo intentan tienen que meterse de a poquito. Yo admiro muchísimo a Camilo. Camilo innova, pero claro está metido en un terreno en donde lo tiene que hacer de a poco, y nos va a sorprender en la medida en la que la industria lo deje ser libre para ver todo su potencial”, responde Pablito. 

Encaminándonos a un 2021 en donde figuras como Bad Bunny siguen cotizando al alza y en donde el reggaetón encuentra nuevas voces, maneras y estilo de decir las cosas de ser también el reflejo de este mundo en constante transformación y resquebrajo de paradigmas, el trabajo de Pablito se presume como una piedra de toque vital para ensanchar de aquellas cosas que nos importan y nos hacen sentir vivos. 

El género, que ya es una pieza clave en el vasto rompecabezas de la música latinoamericana, ha pasado por diversos embates (incluida la pandemia), impidiendo que cualquiera en el mundo pueda hacerse de una copia física de Reggaetón: entre El General y Despacito. Por ahora, el libro se encuentra disponible en formato digital vía Amazon y Pablito Wilson se encuentra completamente abierto a otro tipo de propuestas para darle salida lo más y mejor posible a su proyecto. 

Una columna semanal por Ricardo Pineda / @PinedayAguilar.