En memoria de Alex Malverde, un visionario del rap y el hip hop mexicano

David Barajas, fotógrafo de la CDMX, dedica unas palabras de despedida a Alex Malverde, uno de los promotores más importantes del rap en México.
SlangFm
Foto: Alex Malverde, cortesía de David Barajas (@daviddbarajas).

La familia es parte esencial de la vida. De eso me di cuenta el día que conocí a Alex Malverde, un personaje creativo detrás de grandes proyectos del hip hop nacional.

Los que fuimos parte de su equipo alguna vez, sabemos que trabajamos con alguien que estaba interesado en crear un mercado constante y actualizado del rap. Claro que había y hay más personas haciendo lo mismo, pero su visión nadie la tenía.

Crédito: David Barajas. Robot95, Alex Malverde, Santa Fe Klan, Gera MX y Neto Peña.

Alex era una persona con un amplio conocimiento musical, alguien con el que podías platicar de cualquier género; desde rockabilly, surf, garage, punk, pero trabajó arduamente en el crecimiento del hip hop en el país durante varios años.

Cuando comenzó a adentrarse en el ámbito del rap nacional vio futuro, talento y pasión, y pensó que hacía falta una pieza clave en una escena bastante encerrada en un nicho, uno, donde el pasado te dice cómo ser y lo que supuestamente es “real” y no.

Crédito: David Barajas.

Proponer, innovar y competir, los objetivos de Alex Malverde

Alex buscó la forma de proponer, innovar y competir con el mercado extranjero, lo que siempre hace falta en algunos sectores de la música independiente y claro, también en el mainstream. Una de las cosas más importantes es que logró que los MCs empezaran a preocuparse por la imagen que daban al público y la calidad de los shows en vivo.

Aún recuerdo cuando iba a las batallas de freestyle en la preparatoria donde solo estaba el open mic. Nadie se preocupaba por el layout del escenario… en realidad, no sabían cómo dar un espectáculo —sí, sabemos que el hip hop y el freestyle juegan en ligas distintas—, pero era obvio que uno se aburría de ver lo mismo cada ocho o quince días.

Tras su llegada a la escena nacional, cada show era distinto, estaba dirigido a distintos públicos, y el hip hop ya no era un “Club de Toby”.

Crédito: David Barajas.

Crédito: David Barajas.

El rap nacional tenía que sonar en las estaciones de radio, en todas las fiestas, y estar presente en las playlists de Spotify. Hoy todo eso es posible gracias al trabajo de gente como él. Durante varios meses seguí de cerca el trabajo de Alex para un proyecto llamado Bitácora, donde documentaba la otra cara de los escenarios y la música en la ciudad, del cual provienen las fotografías que ven en esta dedicatoria.

Crédito: David Barajas.

Crédito: David Barajas.

Acompañarlo a él y a su equipo en sus shows, sesiones y grabaciones, me hizo dar cuenta de la importancia de hacer equipo. De crear una familia que se preocupa por estar al día de lo que sucede en la industria, ponerlo en práctica, y hacer visible a la música que, al final del día, es lo que importa.

Alex me enseñó que los sueños se cumplen trabajando duro con honestidad y respeto a lo que haces a diario. El trabajo habla por sí mismo.

Sigue a David Barajas en Instagram.