Los enfrentamientos de Trump con los músicos a lo largo de 2018

La injerencia rusa, el control de armas, la separación de familias migrantes, el uso sin permiso de su música: los artistas tienen razones de sobra para despreciarlo.
SlangFm

Los crímenes de odio en Estados Unidos han aumentado más del 25% desde que Trump entró al poder. Las división racial en el día a día ha alcanzado niveles sin precedentes. Un claro ejemplo de ello es la violenta marcha de supremacistas blancos en Charlottesville en agosto pasado, cuyas imágenes simplemente resultan aterradoras. Pero son muchos los temas que han llevado a los músicos a enfrentarse con el presidente. Aquí te presentamos un recuento de los choques que se dieron a lo largo del año.

La injerencia rusa

La intromisión de Rusia en las elecciones presidenciales de 2016 para favorecer la candidatura de Trump es, en definitiva, la historia sobre la que el presidente no podrá dar carpetazo por más que lo intente. Mucho menos ahora, pues los demócratas son mayoría en la Cámara de Representantes y están dispuestos a hacer todo para sacarlo de la Casa Blanca. El rapero Ice Cube no podría estar más de acuerdo, y así lo expresó en el sencillo que lanzó en noviembre pasado: “Arrest the President”, de su álbum Everythang's Corrupt. Aunque nunca dice su nombre, el video muestra una serie de clips en las que el republicano aparece una y otra vez al lado del presidente ruso Vladimir Putin.
Ice Cube – Arrest The President (Teaser)
Lee: Eminem compara a Trump con una caca

La separación de familias migrantes

La puesta en marcha de la política de “tolerancia cero” (que criminaliza el cruce ilegal hacia Estados Unidos) llevó a la separación de las familias migrantes. En consecuencia, cientos de niños fueron ubicados dentro de jaulas en los centros de detención en espera a que se definiera el estatus migratorio de sus padres. El trato inhumano que se les dio a los menores desató la indignación en el mundo. Incontables músicos expresaron su descontento. El rapero Common, fue uno de los más activos en Twitter hablando del tema, subrayando que los migrantes deben ser aceptados con compasión y amor. Los músicos organizaron rallys, hicieron donaciones y difundieron información para ofrecer ayuda. John Legend y su esposa donaron 300 mil dólares a la causa, Marshmello donó 500 mil, Miguel Bosé publicó un post en el que dijo: “Trump sabía que eras una escoria, pero esto te convierte en un criminal”.

Los artistas hicieron constantes llamados al voto, un mensaje dirigido especialmente para sus seguidores más jóvenes, pues según las estadísticas, su participación en las elecciones intermedias suele ser muy baja. Así pues, Camila Cabello, Demi Lovato, Becky G, Jennifer Lopez, entre muchos otros, pidieron a sus fans que acudieran a las urnas. El llamado más importante lo hizo Taylor Swift, pues el número de registros para votar se disparó en las 24 horas siguientes a la publicación del post en Instagram en el que, por cierto, se declaró demócrata. Días antes de las elecciones, Beyoncé dijo que ella estaba con Beto O’Rourke, el candidato demócrata que compitió por el Senado en Texas.
Instagram
Lee: Snoop Dogg se fumó un porro afuera de la Casa Blanca

El uso sin permiso de música para mítines republicanos

Lo hizo una y otra vez a lo largo del año. Y en cada ocasión, los músicos le respondieron de la misma manera: aclarando que ellos no habían autorizado el uso de su música para ser difundida en eventos de creacionistas republicanos. En agosto, el equipo legal de Steven Tyler tuvo que enviar una solicitud formal para que dejaran de poner "Livin 'on the Edge" al inicio de los mítines. Por su parte, el abogado de Pharrell tuvo que enviar una carta a la Casa Blanca para que dejaran de poner “Happy”. El documento señalaba: “Mi cliente no le ha otorgado y no le otorgará permiso para difundir públicamente su música”.

En días recientes, fue el turno de Neil Young, pues a Trump y sus secuaces les dio por poner su canción “Rockin’ in the Free World en sus eventos. Ante esto, Young publicó un comunicado en el que decía: “Donald Trump no tiene mi autorización para usar mi canción en sus actividades. Legalmente, tiene el derecho, pero va contra mi voluntad. Lo dejé muy claro cuando él tocó la canción al anunciar su candidatura. Le dije entonces, en una carta pública, que dejara de usarla. Sin embargo, él decidió no escuchar mi petición, así como no escucha a buena parte de los americanos que le piden que deje de decir mentiras y deje de esparcir su peligrosa y odiosa retórica”, señaló el músico.
Neil Young – Rockin' In The Free World

La negativa a endurecer la política sobre el control de armas

Tras el tiroteo ocurrido en febrero en la escuela Stoneman Douglas en Parkland, Florida, en el que un adolescente mató a 17 personas, miles de ciudadanos en Estados Unidos iniciaron una serie de movilizaciones que derivaron en la Marcha Por Nuestras Vidas, un llamado a nivel nacional donde la gente salió a las calles el 24 de marzo para protestar contra la violencia armada en el país. Miley Cyrus, Demi Lovato, Ariana Grande, Kanye West y Paul McCartney fueron algunos de los músicos que participaron o mostraron su apoyo a la marcha.

Meses más tarde, y a raíz del tiroteo masivo ocurrido en Las Vegas el 1 de octubre durante un festival de música country, los músicos volvieron a pedir que se endurecieran las leyes de armas en Estados Unidos. En esa ocasión, Lady Gaga dijo en Twitter: “Esto es terrorismo. El terror no tiene raza, género o religión. Republicanos y demócratas, únanse ahora”, mientras que Ariana Grande también hizo un llamado a las autoridades. En otro momento del año, cuando el Departamento de Justicia de Estados Unidos aprobó la venta de planos en internet para la impresión de armas en 3D, Hayley Williams de Paramore pidió a sus fans que firmaran una petición de la organización Everytown for Gun Safety en la que se solicitaba a la administración Trump que revirtiera este permiso.
El discurso contra las armas de la activista Emma González | Internacional

La eliminación del reconocimiento a las personas transgénero

En octubre se dio a conocer que los republicanos planean adoptar una definición de género biológica e “inmutable” para diseñar políticas públicas, lo cual eliminaría el reconocimiento de las personas transgénero. La primera en reaccionar fue Cher, quien dijo: “Esta es una manera de darlos por muertos y hacerlos desaparecer”. Su hijo, Chaz Bono, quien es transgénero, añadió: "No puedo expresar la rabia que siento hacia una administración que está tratando de redefinir mi existencia”. Por su parte, Shea Couleé, del reality Drag Race, dijo: "Querido Trump: No eres quién para decirle a las mujeres qué hacer con sus cuerpos. No puedes definir el género. No tienes las habilidades para hacerlo. No tienes el coraje. No tienes ni idea. No vamos a quedarnos quietos ante esto. Se acerca noviembre”.

Después de un año de injusticias y decisiones controversiales protagonizadas por el presidente de Estados Unidos, ¿qué podemos esperar en 2019?

Lee: Roger Waters protesta contra Trump en su nueva canción