Entrevista con Füete Billete: “‘MMXX’ es el tono del desastre”

La agrupación boricua habló con nosotros sobre su más reciente disco, 'MMXX', un compendio de tracks sexuales y apocalípticos.
Ricardo Pineda
Foto: Cortesía de prensa. Fuete Billete.

Para saber más sobre su más reciente material, MMXX, platicamos con Füete Billete en una entrevista exclusiva. 

La tierra moderna es redonda y cuadrada, da igual, y se está desgajando. Quizás eso se haga patente de una forma más evidente en latitudes alejadas de aquello que se nos vendió como primer mundo.

América Latina lleva años viviendo una suerte de película de terror intermitente por lo que parece que entregarse a los placeres dionisíacos; beber y fornicar, parece ser una de las pocas válvulas de escape que tiene nuestro cuerpo para sedar un mal trago. 

Foto: Fuete Billete, Instagram.

Hace ya casi una década, Füete Billete prendió la mecha y estaba haciendo algo que casi nadie: Trap en español con fuerza e identidad propia. Desde que Música de Capsulón salió a la calle en 2013, las cosas ya no fueron las mismas.

La imaginería punk, el humor sardónico a lo South Park, la incorrección política y toda la actitud callejera de la isla tenía en BB Johnson, Freebass y Pepper Kilo a un digno representante del trap propio. 

Siempre imitados y lejísimos de ser igualados, la piedra de toque del debut de los autores de “Aceitao”, “Bien guillao” o “Hasta el piso”, se volvió en un viaje obligado dentro de la nueva paleta de música a descubrir en el subterráneo de la década pasada.

La agrupación boricua aterrizaría en México en un contexto donde el festival NRMAL estaba en su pleno apogeo; el Bahía Bar era el spot caliente del DF y N.A.A.F.I. comenzaba a controlar el circuito. 

Desde entonces, la relación entre Füete Billete y México se ha hecho mucho más robusta. La espera por un material conciso como lo fue su debut, ha sido una suerte de deuda pendiente. A pesar de que ahora esos tiempos lucen más lejanos —y legendarios—, lo cierto es que marcaron un suceso en la música independiente de América Latina.

En el camino hubo canciones brutales; colaboraciones con Yung Beef, los mismos N.A.A.F.I y con las redes sociales como un termómetro sin intermediarios de rimas desternillantes y una presteza para manejar el lingo puertorriqueño a más siniestra que diestra.

Este fue el periodo entre el anuncio y sentencia del fin; de aquella corta pero sustanciosa espera vería la luz hace ya unos años bajo el nombre de Papelón City, un disco que nunca llegó. 

Algunas presentaciones atropelladas en México y lo que parecía una premonición de una separación no anunciada en el aire empezaban a enfriar los ánimos. Por otra parte, el trap tronó como chinampina en todo el mundo y por buenos tracks y nuevos artistas no hemos parados. 

Pero hay un bebé Pimp Nosferatu, que todo lo ve y todo rapea. En plena pandemia, en lo más ahorcado del descontento social latino y Puerto Rico como claro epicentro de la ebullición musical popular; Füete Billete regresó a la carga con MMXX, un compendio de 20 tracks.

54 minutos de humor, bases golosas, beats marranos y rimas pasadas de rosca para sacar de cuadro a quien sea. Y aunque de buenas a primeras pareciera mismo estilo, nivel, calidez y calidad de canciones, o una retacería de camino andado convertido en trap tracks, MMXX es por mérito propio una obra que respira y conforma una columna con personalidad y evolución; un disco que pese a ser directo y a la quijada, tampoco revela los trucos del mago a la primera. 

Portada de ‘MMXX’. Spotify.

En Slang, platicamos a distancia con Füete Billete en torno a este inesperado regreso, lanzado apenas hace algunas semanas, para ponernos al día y aderezar estos tiempos aciagos como se debe hacer: Poniendo al fuego nuestra propia carne. 

Slang: Me da la impresión que muchas de las canciones que están en MMXX llevan años en el baúl. ¿Qué pasó con Füete Billete entre Música de Capsulón y MMXX?, ¿en qué momento Papelón City dejó de ser el trabajo que vendría y cómo fue que le dieron coherencia y personalidad a los temas en este nuevo trabajo?

Füete Billete: De alguna manera este disco es Papelón City. Nunca paramos de grabar canciones en esos años. Cambiaban los alrededores, Santurce, CDMX, Los Angeles, estudios profesionales o habitaciones, y en diferentes momentos teníamos diferentes actitudes o puntos de vista con lo que queríamos hacer tal vez. Pero recientemente le encontramos una coherencia entre canciones que grabamos en estos diferentes momentos y lugares, no todas pero un poco de cada lado. Entonces Papelón City es el nombre que queríamos para el segundo disco en referencia a donde vivimos, San Juan y lo surreal que puede ser. Pero entonces ya hoy estamos viviendo en Papelón fokin planeta parece, y la música que escogimos es la que más se parece a los tiempos. Por eso el título MMXX (2020).

La idea de que MMXX tenga un tono aún más sexual y como de película de terror apocalíptica me llama mucho la atención. ¿Fue premeditado o se fue dando natural?

F: Se fue dando y en algún momento de este año vimos un disco metido en todo el material grabado. Más sexual y oscuro pero igual más cómico e ignorante en momentos también. Creo que la letra y los flows son equivalentes a cómo se sentía Capsulón en su momento cuando sólo éramos pocos artistas haciendo trap. 

Desde que nos asaltó Música de Capsulón a la fecha, ha pasado ya bastante tiempo y la industria parece haber asimilado el trap y el reggaetón en un ecosistema más pop, pero ustedes parecen seguir su propia agenda. Yo siento que si bien fueron clave para que el trap esté en la cima de la ola actualmente, hay algo más duro que los sigue manteniendo underground

F: Lo que buscamos es ser nosotros y hacer el arte que queremos hacer. Si alguien nos quiere dar un saco de dinero por hacer lo q queremos pues que nos tire.

Este año ha sido el más pesado para el mundo en años. Especialmente, en Puerto Rico las cosas llevaban un momento de complicación, y de alguna manera siento que si bien MMXX no habla de eso directamente; hay un dejo oprimido en su flow. ¿Cómo se sienten con lo que pasa en su país y en el mundo y cómo creen que la salida de su disco platica con eso?

F: Todos los años son pesados en Puerto Rico (jaja). Tal vez son complicaciones notables ahora porque las nuevas generaciones están reaccionando a eso de una manera más eficiente, que llama más la atención a favor de la gente. Pero sí, desde el huracán María y todo el fiasco político que eso desató, los temblores incesantes a principios de año, la cuarentena esta eterna, etc. Pero eso mismo, creemos que te contestaste la pregunta ahí mismo: MMXX es el tono del desastre, no necesariamente un comentario o crítica directa de los mismos.

Me gusta que en los interludios de MMXX se burlan un poco de las iniciativas de tocar por streaming en medio de la pandemia. ¿Preferirían no hacerlo si esto continúa?, ¿o ya es hora de volver a tocar en vivo pese a todo?

F: Estamos locos por volver a hacer shows y vibrar con la gente de nuevo. La idea de hacer lives ante una cámara para stream nada más como que no es tanto nuestra onda, preferimos hacer algo mejor montado más como híbridos de cantarles en vivo/video musical.

En México se les quiere y extraña un montón, ¿qué pasó con la colaboración con N.A.A.F.I?, ¿vendrán cosas con ellos?

F: Le tenemos un cariño enorme a México, que es como una segunda casa para nosotros y los extrañamos a todos. Todos los integrantes de N.A.A.F.I y hasta los que ya no están en el colectivo son nuestros amigos (S/o Lao y Paul Marmota que fueron integrales para el disco en los temas “Bizcochote”, “Héctor”, “Scandaloza” y “Tribales”), pero por ahora no hay planes de colab futuro.

En cuanto a la grabación de MMXX, ¿siguieron la misma forma de trabajar o decidieron cambiar las piezas persiguiendo un sonido en particular?

F: Mucho bajo y muchas barras. Como dijimos, se fue dando, MMXX es casi una antología de dónde hemos estado en los pasados años tanto física como circunstancialmente y se sintió correcto materializarlo en la distopía que estamos viviendo.

Escucha MMXX, el nuevo disco de Füete Billete: