¿Quieres recibir notificaciones de nuestro sitio web?

Entrevista Slang | Scott Storch, el hombre que compuso el riff de piano más memorable del rap

Conoce la historia de uno de los músicos tras bambalinas que creó por accidente ese pianito que escuchas constantemente en tu cabeza con "Still D.R.E".
Héctor Elí Murguía | @hectoreli_
Foto: Scott Storch, Instagram Oficial.

Hay miles de músicos alrededor del mundo que son invisibles. No están bajo la lupa mediática, no son fotografiados por paparazzis, y no son material para el clickbait por los que sobreviven los medios de comunicación.

Son eso que no se imagina un soñador cuando piensa que quiere dedicarse al entretenimiento musical, pensando en que si canta, rapea o produce va a llegar a ser reconocido como J Balvin, Drake o Rihanna.

En muchas ocasiones —sino es que la mayoría— esos músicos detrás de bambalinas son los que construyen el sonido de muchos de los artistas que sí tienen un personal manager que les revisa hasta de qué color les quedó el pañal.

Uno de los nombres que tienen más trayectoria y no tienen tanto reflector es Scott Storch, tecladista y productor originario de Long Island, Nueva York, que ha logrado estar en distintos lugares esenciales que han marcado un antes y un después en la historia del hip hop.

“Primero aprendí a tocar el teclado. Empecé a tomármelo en serio entonces dejé de ir a la escuela, me brincaba clases todos los días. Mis papás me advirtieron que si no regresaba a la escuela tenía que irme de la casa. Así que me fui de la casa y me mudé a Filadelfia, cuando tenía 15 años”, me cuenta Scott en entrevista por Zoom.

Scott empezó su carrera profesional como músico a principios de los años noventa. Primero, comenzó tocando el teclado para Schoolly D: “Schoolly fue uno de los primeros con los que trabajé”, menciona acerca de su relación con uno de los raperos más importantes de esa ciudad.

“Cuando me fui a perseguir mis sueños musicales y empecé a conocer a mucha gente involucrada en la música. En aquel tiempo hubo una audición para formar parte de una nueva banda llamada The Roots. Empecé produciendo para ellos, después toqué el teclado y luego me convertí en uno de los principales compositores de esa banda”, dice Scott sobre cómo llegó a incorporarse a la banda liderada por Black Thought y Questlove.

“Estar con ellos fue mi graduación en cómo hacer canciones. Yo sabía tocar el piano pero ahí fue donde aprendí a desarrollar mi sentido como productor e hice varias canciones”, dice Scott, quien escribió la melodía del tema “You Got Me” en el que participa Erykah Badu.

A finales de los noventa, el músico quiso separarse de la banda para buscar nuevas oportunidades: “Cada vez me convencía más de que quería vivir en el estudio. Ahí fue cuando dejé a The Roots. Derek Jackson, mi primer manager fue a Nueva York para buscar oportunidades y una de las primeras personas en aceptar mi música fue Busta Rhymes”, responde cuando le pregunto acerca de cómo conoció al productor y trabajó con él en canciones como “Break Ya Neck”.

“Siempre le estaré agradecido por creer en un chico blanco de 16 años haciendo hip hop. Todo se sentía muy real y con mucha pasión. Nunca tomé prestado de la cultura, de alguna manera trataba de contribuir”. Poco a poco, Scott fue ganando terreno y fue contactado a finales de la década por Dr. Dre para participar en las sesiones de The Chronic 2001 de Dr. Dre.

Durante las sesiones de grabación, Scott compuso accidentalmente uno de los leitmotivs más memorables del hip hop, jugueteando con las primeras notas de “Stil D.R.E”, el popular sencillo del rapero lanzado en noviembre de 1999, tan solo unos meses antes del cambio de siglo.

La canción ha sido tan pegajosa, que ya es parte de toda una generación de canciones que han trascendido por estar en un meme y tener un nuevo aire dentro del mundo digital. Basta ver este en el que una chica de una pintura toca las primeras notas de la cásica “Clair de Lune” para unirla con la melodía hecha por Scott.

Acerca de la canción, el músico relata: “Es mi riff de piano más icónico y no tiene temporalidad. Habíamos estado trabajando durante un año, en The Chronic 2001. Un día estaba en el estudio, Dre le dio play a un patrón de batería de su MPC3000, luego se paró para ir por un sándwich, escuchó esa parte que yo estaba tocando con el piano, y de verdad, uno de sus mayores dones es escuchar cosas que pueden funcionar”.

Luego cuenta: “Me acuerdo que puso su mano en la puerta del estudio y dijo ‘eso es’, ‘eso es lo que tiene ir en la canción”, cuenta Scott. “No es un riff perfecto y esa imperfección es la que la hace ser una buena canción”.

“Nunca sabes cuando llegará la magia, solo llega”, añade.

Para alguien como Scott, estar en constante movimiento es importante: “Entre 2004 y 2005 me mudé de la costa oeste para vivir en Miami, siempre me ha gustado moverme y no hacer solo una cosa. En ese momento empecé a experimentar más con el dancehall. Aprender estos nuevos sonidos para mí fue trascendental”.

De pasar su tiempo en los estudios de grabación, el productor comenzó a experimentar la vida nocturna de Florida: “Empecé ir a clubs. Pasé mucho tiempo de mi vida en el estudio y cuando finalmente me cambié pude vivir ese sonido que vivía en la vida nocturna. Me impactó mucho cómo la influencia latina abundaba en ese momento y para mí fue un lenguaje completamente nuevo que me hablaba”, me cuenta acerca de la época en la que el reggaeton empezaba a formar parte de las listas de los DJs.

Scott Storch y el sonido en “Fuego del Calor

Hace unas semanas, Scott lanzó una colaboración con Tyga y uno de los artistas más grandes del reggaeton: Ozuna.

“Quería hacer algo internacional y retomar melodías que había dejado en el tintero desde la época en la que salía a los clubes, pero que podrían funcionar con un nuevo sonido. No quería sonar tampoco a un gringo haciendo una canción de reggaetón. Tuve la fortuna de tener la atención de Ozuna, y sin problemas de disqueras, pudimos lograrlo”, menciona sobre la canción “Fuego Del Calor”.

A lo largo de los últimos 10 años, el músico se ha dedicado a escribir y producir para varios artistas propositivos de R&B y rap como Chloe & Halle —protegidas de Beyoncé—, Summer Walker, Trippy Redd y hasta Roddy Rich, y este 2020 emprende la carrera como solista empezando con este nuevo tema.

A pesar de no tener los reflectores, Scott Storch es un nombre que muestra la sutileza de la industria de la música y cómo a veces, no todos los famosos son los que meten los goles.

Scott Storch