¿Quieres recibir notificaciones de nuestro sitio web?

Entrevista Slang | Aceptar, esperar y cambiar: el R&B oblicuo de Jessy Lanza

Jessy Lanza afianza un pop sintético, apoyado en un R&B de alcances sutiles, proveniente de esos aprendizajes y tropezones que todos hemos tenido últimamente.
Ricardo Pineda
Foto: Cortesía Hyperdub.

A veces las cosas no son como quisiéramos. Nuestros planes, nunca exentos de problemas, eventualidades y drama, suelen reconfigurarse cada dos por tres, generando mucha frustración y dolor en el camino. Sin embargo, hay un dicho por ahí que apunta que mientras uno tenga claro el destino, el viaje se convierte en un regalo. Ese viaje que es regalo también es aprendizaje, y este último la llave que nos suele abrir la puerta a nuevos desafíos, aventuras y experiencias maravillosas. Pero esto requiere aceptación, paciencia y cierta determinación.  

Hace poco menos de una década, Jessy Lanza emprendió un camino que no sería sencillo y que la llevaría por lugares insospechados. Su primer disco, Pull My Hair Back (Hyperdub, 2013) fue toda una anomalía para el espacio y el tiempo en el que decidió salir a la luz. 

Lanza, canadiense de entonces 28 años, había elegido a uno de los sellos más legendarios y vanguardistas de la electrónica de Reino Unido para cobijar su R&B alternativo, discreto y hasta cierto punto experimental, pero sin perder de vista una inusual sensibilidad pop y belleza presta para la pista de baile.  

Con el tiempo, esa búsqueda se refinó y tomó una forma mucho más acotada e incluso festiva en Oh No (2016), su segundo disco, ampliando su público pero también definiendo un estilo que a veces nos transporta por lugares íntimos, francos y sensuales. Y otras nos confronta con las complicaciones que implica salirse de la caja de vez en vez. 

A inicios de este año, Jessy Lanza tenía todo listo para hacer una apuesta mayor como artista para comenzar a darle forma a su tercer trabajo. El cambio de residencia tomó a Lanza por sorpresa, quien entre la llegada del COVID-19 y el olvido de documentos en su antigua residencia se vio relativamente atrapada, obligándola a improvisar en el camino y aprender de lo que tenía a la mano. 

Como a muchos, esos días de camino, instalación y adecuación fueron también tiempos de introspección y búsqueda. Fue así como Jessy comenzó a colaborar a distancia con su eterno compañero creativo, Jeremy Greenspan

All the Time es el resultado de una depuración creativa a cargo de una mujer de este tiempo y espacio, una entidad creativa franca y abierta que da vida plena a un R&B moderno y elegante desde los confines del mundo más íntimo, pero que a través de los diez cortes que lo componen logran hacernos sonreír, escuchar y explorar los matices de la luz en medio de la oscuridad. 

Esta es una charla a distancia con su autora, días previos a su lanzamiento programado para el 24 de julio.  

Slang: Entiendo que la escritura y el armado de All the Time coinciden también con tu cambio de residencia, lo cual también te encontró con esta situación que aún nos mantiene a todos en pausa. ¿Con qué retos te encontraste a la hora de empujar hacia adelante un disco creado a la distancia?

Jessy Lanza: Me he estado moviendo bastante. Hace unos meses me mudé de Nueva York a San Francisco y en 2017 me mudé de Hamilton a Nueva York. Aunque Jeremy Greenspan y yo vivíamos en diferentes ciudades mientras trabajábamos en All the Time, la distancia entre nosotros fue un gran motivador para terminar el disco. Después de mudarme a Nueva York, me sentía muy aislada y el álbum se convirtió en lo único con lo que sentía que podía conectarme. Por eso lo llamé así, porque estaba obsesionada con trabajar en ello. Trabajar en el álbum fue lo único en lo que sentí que realmente podía concentrarme en ese momento.

Portada, ‘All The Time’, Jessy Lanza.

Al escuchar este nuevo trabajo me parece que ese sello tuyo se encuentra ensamblado con una naturalidad mucho más suelta, quizás podría decir incluso que es tu trabajo más accesible y sensorial. ¿Concebiste que fuera de esta manera o hubo cierta dirección previa?

Jessy Lanza: Creo que All the Time suena de cierta manera porque estaba muy limitada con la cantidad de instrumentos que cabían en mi estudio (que estaba en mi departamento) en Nueva York. Utilicé los mismos sintetizadores, parches y máquinas de batería en todas las canciones, pero utilicé muchos efectos para mantener interesante el paisaje sonoro del disco. También creo que cuando Jeremy Greenspan mezcló el disco, tenía una forma muy específica de querer cómo las frecuencias de batería y bajo se ajustaran a mi voz y los sintetizadores, que es un tema sonoro recurrente en el disco.

Al mismo tiempo que las canciones suenan quizás con mayor accesibilidad y juguetonas hacia afuera, en las letras percibo un retrato mucho más íntimo de ti. ¿Cómo te has sentido con tu evolución como letrista en este disco?

Jessy Lanza: Puse la letra en las notas del álbum, es la primera vez que lo hago. Estaba pasando por muchas cosas en mi vida personal mientras trabajaba en este álbum y no quería ocultar ninguna de esas emociones. Sin embargo, no puedo evitar usar muchos efectos vocales, y tampoco Jeremy, así que a veces todavía es difícil entender lo que estoy diciendo. Es por eso que tomé la decisión de tener las letras en las notas, para que la gente pudiera saber lo que estoy diciendo si quisieran explorar las letras.

Foto: Cortesía Hyperdub.

Creo que el hecho de que una música como la que haces esté en un sello como Hyperdub implica una especie de “lucha personal” contra aquello con lo que nos sentimos incómodos en el mundo. Y que eso toque los sentimientos, el cuerpo y la mente como lo hace tu música es emocionante. ¿Tiene un valor especial para ti hacer un pop tan sui generis dentro de un sello con esa fama de abstracción y futurismo medio intelectual como Hyperdub?

Jessy Lanza: ¡Esa es una manera agradable y reflexiva de articular ese sentimiento! Sí, absolutamente. Hyperdub ha apoyado a artistas que no encajan en los géneros de la manera en que las personas se sienten cómodas o acostumbradas mucho antes de que esto fuera algo moderno. Hay poder en la suavidad y estoy muy agradecida de que Hyperdub lo aprecie y celebre.

Cuando escucho All the Time me sigue pareciendo sentido, pero también sensual y con ideas elegantes y sutiles. Pienso en la palabra ligereza al escucharlo y saber que hay detrás una historia de superar momentos difíciles, como de depurar y transformar lo doloroso y difícil en algo bello. ¿Cómo dialogas como ser humano y como artista con el disco ahora ya terminado?

Jessy Lanza: Es muy apropiado que uses la palabra “ligereza” porque pensé mucho en ella cuando estaba escribiendo el álbum. En mis últimos dos discos fui mucho más dura conmigo misma en el estudio. Me pasaba todo el día trabajando en algo y, a veces, me impacientaba e incluso enojaba si la pista no era buena o no funcionaba, y eliminaba impulsivamente todo el día. Me di cuenta de que también hacía esto en las relaciones, que es algo que inspiró muchas de las canciones de All the Time. La decisión de ser más ligera y no tan dura conmigo y con otras personas fue un gran cambio para mí.

¿Qué músicos están involucrados en la creación de All the time y qué aprendiste nuevo a nivel colaboración?

Jessy Lanza: Jeremy Greenspan y yo escribimos y producimos el disco juntos. Solo éramos nosotros dos, aunque teníamos a la gente de Hyperdub para ayudarnos a elegir las pistas finales, que terminaron en All the Time. Me encanta colaborar pero a pequeña escala. Especialmente cuando escribo un LP encuentro que mantener al equipo de escritura y producción muy pequeño, mantiene la burbuja emocional del disco. Y para mí es muy importante que las personas puedan escuchar y reconocer eso.

Sé que ahora hay incertidumbre y que las presentaciones en vivo como las conocemos quizás tengan que esperar, ¿qué piensas de estas iniciativas por comenzar a hacer conciertos y festivales virtuales?

Jessy Lanza: Los conciertos virtuales son una buena manera de mantenerse conectado con una audiencia, ¡Pero obviamente en la transmisión en vivo se pierde mucho! Haré conciertos virtuales para compartir todo el tiempo, pero mi mente siempre vaga a la sensación de estar con una audiencia en el club. Espero que podamos volver allí pronto.

Escucha aquí All The Time de Jessy Lanza: