¿Quieres recibir notificaciones de nuestro sitio web?

Entrevista Slang | GoldLink, sobre Diaspora y el afro-nowism

El rapero de Wasington nos cuenta cómo fue que creó el concepto de su más reciente disco y opina sobre la relación entre la industria y su comunidad.
Héctor Elí Murguía | @hectoreli_
Foto: Jesús Elizondo para Slang, Carnaval de Bahidorá.

GoldLink no es de la costa este ni oeste como Biggie o Tupac. Tampoco de Atlanta como OutKast o de Houston como Travis Scott.

D’Anthony William Carlos, mejor conocido como GoldLink, es un rapero proveniente de Washington, DC, una ciudad con una propuesta poco vista en su país.

Su más reciente proyecto discográfico, Diaspora, hace un recorrido histórico por las raíces sonoras de la música afrodescendiente o de la diáspora africana.

En el álbum se entrelazan el dancehall, afrobeat, R&B y go-go; este último es un estilo musical que integra beats de funk y ritmos latinos, y que ante la ley está descrito como la música oficial de Washington.

Esto no es único de este álbum. Desde su primer mixtape, The God Complex de 2014, el capitalino ya nos había dado una muestra de su capacidad de jugar con géneros musicales, orientándose al house.

“Empecé en la música accidentalmente, nunca mostré un interés por una influencia en particular. No sé realmente qué es lo que me haya podido influir, por muy raro que suene”, dice el rapero en entrevista para Slang, con motivo de su visita al Carnaval de Bahidorá.

Por más extraño que parezca, el músico no siente que ciertos estilos, discos, canciones o artistas específicos, le inspiraran a crear música. Tampoco empezó su carrera artística por inspiración divina o por algún señuelo de que la música tendría que ser el camino a seguir.

Simplemente el ahora rapero no estaba haciendo nada y no había nada mejor qué hacer. Traducido al slang mexa, GoldLink era un “nini“. Ni estudiaba, ni trabajaba, y la música podía ser una buena opción.

Foto: Jesús Elizondo para Slang, Carnaval de Bahidorá.

Luego del impacto que causó su primer material en internet, este fue contactado por el legendario productor Rick Rubin, quien ha sido uno de los responsables de construir la música estadounidense popular, trabajando en discos de los Beastie Boys, LL Cool J, Run-DMC, Kanye West, y más.

Junto a Rubin, GoldLink escribió y produjo su disco debut And After That, We Didn’t Talk, un álbum inspirado en una relación amorosa que tuvo a los 16 años, en el que participan genios del R&B actual como Anderson .Paak y Masego.

 

En 2017, el rapero concretó su segundo álbum de estudio, At What Cost, en el que hace un homenaje a su lugar de origen, y dos años después concibió Diaspora, disco en el que se hace presente un concepto que llama afro-nowism (algo así como afro-ahoraísmo traducido al español).

“A mucha gente le gusta usar la palabra afro-futurismo o futurismo, pero yo uso afronowism, porque algo está sucediendo en este momento. Técnicamente, los afroamericanos hemos estado libres de la esclavitud desde hace 40 años; a partir del año pasado. Así que pienso que todo lo que está pasando en cuanto a la cultura negra, está pasando en este momento. Eso es lo que es el afronowism“, responde sobre el significado de su idea.

“Pienso que estamos un poco más conectados. Creo que esta es la primera vez que podemos acercarnos más con nuestras comunidades que con nosotros mismos. Por ejemplo, en DC, que es la comunidad en la que crecí, todo era muy regional. Poco a poco se fue expandiendo y creando alianzas, pero ahora se siente como si todas las comunidades estuvieran aliándose. Por ejemplo, tienes a personas de Australia apoyando a gente de Londres”, dice.

Sobre el tema de la inclusión de la cultura afrodescendiente en la industria musical, GoldLink se suma a la crítica que hizo su amigo Tyler, The Creator a la Academia de la Grabación, después de haber recibido el Grammy por Mejor Album de Rap, calificando como discriminatorio por encasillar a los afroamericanos en palabras como “urbano” o “rap“.

A ellos nos les importamos un carajo. Nunca les hemos importado un carajo. Ya he estado ahí. Fui nominado por “Crew” en 2016 cuando me hice viral por esa canción. Y no es nuevo, se sabe que no les importamos una chingada”, concluye el rapero.

Foto: Jesús Elizondo para Slang, Carnaval de Bahidorá.

Escucha Diaspora aquí: