Entrevista Slang | West Gold, G-funk hecho en México

Uno de los mejores grupos de rap que se ha formado en años recientes en México.
María José Cortés
Foto: cortesía del artista.

Una serie de afortunadas coincidencias ocurrieron en 2016, cuando por una u otra razón, quienes conformarían West Gold se encontraron en Guadalajara.

Hoy, Lokiuno (DJ), Osaka (ingeniero y productor), Jarabe Kidd (beatmaker y MC), Poofer (MC) y iQlover (coros) integran uno de los grupos de rap más sobresalientes que se hayan formado en México en años recientes.

Debutaron con un álbum homónimo en 2017. Desde entonces concibieron sus proyectos como una agrupación, sin dejar de impulsar cada una de sus carreras de forma independiente. West Gold es el plato fuerte.

Su sonido está claramente influenciado por el G-funk, aunque han logrado impregnarlo de un estilo propio, mexicano. “El G-funk es un género que viene de tiempo atrás. Algunos dicen que se originó en los noventa, pero nosotros lo asociamos no solo con el rap, sino con el funk. Los negros crearon un género alterno a este, el P-funk, con el que se referían al funk para fiestas”, nos explica West Gold.

Y es precisamente lo que ellos hacen: buenos raps para la fiesta.

De forma paralela, los miembros de West Gold están a cargo de Jamgle Records, un estudio de grabación, mezcla y masterización ubicado en Guadalajara. Además de ellos, se han sumado “los Luna” (Reno 871 y Fume 871) y muchos otros raperos de distintas partes del país. Es en este lugar donde las canciones del grupo toman forma.

Las colaboraciones

Con tal de hacer que su música llegara a más gente, West Gold recurrió al apoyo de figuras respetadas dentro de la escena. Inicialmente lo hicieron con “Holiday” junto a Akapellah. “Con este tema tuvimos un primer boom“.

Después se dio la colaboración con Alemán, “Pimp On”, lo cual representó un parteaguas para nosotros. La canción que hicimos con él es la que tiene más reproducciones (15 millones) y la que todos nuestros seguidores se saben”, señalan.

 

Según nos cuentan, fue gracias a Akapellah que los ubicó la gente que está más involucrada en el movimiento underground, mientras que con Alemán los conoció incluso gente a la que no le gustaba el hip hop.

Acerca de su colaboración con Eptos Uno, nos dicen: “Las cosas fluyeron muy bien. Él cayó un día al estudio y en menos de 15 minutos escribió su letra. Rapeó lo que tenía y nos impresionó con lo que hizo”.

Las colaboraciones siguen presentes en el álbum que viene. El año pasado publicaron “De Donde Vengo” junto a Smoky. Además, se vienen temas con Mike Díaz, de Aguascalientes, y Nore, un rapero de Venezuela a quien, nos dicen, habrá que tener en la mira.

El nuevo disco y lanzamientos recientes

West Gold lanzará su segundo disco, State Gold, en algún momento de 2020. En febrero pasado publicaron el sencillo “Báilame”, una canción en la que mezclan una salsa con rap.

“Queremos que la gente vea que, aunque nuestro sonido está basado en el G-funk, podemos hacer una amplia gama de música y explorar cosas diferentes. Y esto tiene que ver con que nos gustan muchos tipos de musica”.

“Báilame” forma parte de una miniserie de tres partes. “La primera es ‘Bailame’, que muestra la historia de una negocio turbio en el que unas personas resultan detenidas. La segunda es ‘Gangstas Anthem’, que habla de cómo una persona que se encuentra en las calles enfrenta un riesgo mayor de terminar en la cárcel o morir”.

“La tercera y última parte será una sorpresa. Solo adelantamos que apareceremos como personajes de caricatura”, nos explican.

Escucha más de West-Gold en Spotify: