¿Quieres recibir notificaciones de nuestro sitio web?

Así suena ERYS, el nuevo álbum de Jaden Smith

En el álbum destacan las colaboraciones de Tyler, the Creator (“NOIZE”), Kid Cudi (“On My Own”) y A$AP Rocky (“Chateau”).
Iraís M.
Foto: Facebook Jaden Smith

ERYS es el nombre del nuevo álbum de Jaden Smith, en el que todos los tracks están estratégicamente acomodados para que ―a pesar de algunas diferencias entre estos― se sientan como parte de un todo, algo que se agradece en una época de sencillos aislados, sobre todo tratándose de alguien de su generación. 

El nuevo material de Jaden incluye 17 temas (y 3 bonus tracks en la edición deluxe) y cuenta colaboraciones con A$AP Rocky, Kid Cudi, Trinidad James, su hermana Willow y Tyler, The Creator. “Será la canción de la que más se hablará del álbum”, anticipó Smith en una entrevista en Beats 1, de acuerdo con Complex.

“Tienen que escuchar el verso de Tyler”, indicó el rapero sobre la parte de la letra de “NOIZE” que surgió a última hora. 

Jaden, lo que sea que te estés cogiendo, besando, lamiendo y chupando (Jaden anything that you fuckin’, kissin’, lickin’ and suckin’/ Lo que ellos no entienden, sarcasmo, hay que dárselo como si fuera un orgasmo (What they don’t get, sarcasm, let’s send it like orgasm)”, son las líneas a las que probablemente se refiere Jaden. Estas, de acuerdo con comentarios de Genius, se refieren a la ocasión en la que Smith dijo que Tyler era su novio.

Independientemente de la letra, “NOIZE” es uno de los mejores temas del álbum, en el que la manera en la que Jaden alterna entre cantar y rapear te prepara de manera perfecta para cerrar con broche de oro con la voz, flow y actitud de su colega Tyler. 

Entre los momentos de ruptura más interesantes de ERYS se encuentra “K” ―los primeros tracks se llaman “P”, “I”, “N” y “K”, tal y como en SYRE se llamaban “B”, “L”, “U” y “E”―. El tema empieza de una manera emocional y hasta triste para romper con un cambio radical de beat y convertirse en el tema que te energiza en el momento más álgido de la fiesta. 

“Fire Dept”, por su parte, aparta el hip hop y el trap para abrazar un feeling mucho más rockero y sucio. Tanto que, a pesar de la sobre postproducción de la voz (que por cierto, pesa en algunas de las canciones), seguro Jada Pinkett-Smith está orgullosa de que su hijo abrace sus preferencias musicales, aunque habrá muchos que no entiendan qué hace ahí ese tema ―y nosotros tampoco, pero de alguna manera no queda tan mal―. 

Entre otros temas destacan “Again”, sencillo lanzado esta semana, en donde al igual que en “Pain” y “Blackout” se escucha a un Jaden mucho más seguro y adulto. Entre las colaboraciones, la más brillante podría ser la de Kid Cudi en “On My Own”, en donde no solo Cudi levanta un montón, sino que hasta la voz de Smith destaca con respecto a otras canciones. 

De las colaboraciones de A$AP Rocky, la mejor es “Chateau”, que con poco más de dos minutos seguro se te quedará en la cabeza toda la semana. Aunque hacen una mancuerna excelente, si tuviéramos que elegir entre el remix de “Ghost” ―con la participación de Rocky y presente en la versión deluxe del álbum― y la original, nos quedaríamos con la segunda. 

SYRE es el agradable, como el más sensible. Y ERYS es como que realmente no le importa”, fue la comparación que hizo Jaden de sus dos álbumes antes de lanzar el segundo. Y sí, pero no tanto. El nivel de creatividad de ERYS es indiscutible. Tanto este como la capacidad de Jaden de alternar entre géneros se traduce, por ejemplo, en “Summertime in Paris”, en donde participa Willow.

Sin embargo, no hay tanto rap fuerte y directo como el que prometió. Aunque tratándose de Jaden, quien suele ser más experimental en su producción, esto no es ninguna sorpresa ni representa gran problema.