5 razones para entrarle a Euphoria

Zendaya como protagonista, realidad mezclada con ficción y la crudeza de la adolescencia son los highlights de la serie.
Iraís M.
Zendaya. Foto: Eddy Chen/HBO via AP

A mediados de junio se estrenó Euphoria, serie de HBO que habla sobre las partes más crudas de la adolescencia en la actualidad. Los desnudos frontales han hecho que los padres de niños y teens se nieguen a reconocer la realidad, y la variedad de temas que presenta han logrado que muchos ―como Rosalía, por ejemplo― ya estemos picados con la trama.

Aquí te decimos por qué la tienes que ver (bueno, al menos te damos puntos importantes para que decidas si te gusta o no):

1. El encuentro sexual entre Harry Styles y Louis Tomlinson

En algún momento de la historia de One Direction se llegó a rumorar que Harry Styles y Louis Tomlinson eran pareja, y Euphoria retomó el tema. Aunque los cantantes no tuvieron nada que ver entre sí, Kat Hernández (personaje interpretado por Barbie Ferreira) escribió una historia sobre un encuentro sexual entre ambos y los fans de los cantantes se escandalizaron tanto que hasta hicieron una petición en change.org para que eliminen la escena.

¿Por qué? Porque la narración de Kat va acompañada de una animación explícita en la que Harry Styles termina haciéndole sexo oral a Louis Tomlinson y este cruce entre realidad y fantasía obviamente incomoda a los fans mojigatos de la boy band.

2. Cátedra de dick picks

En el mismo episodio, Rue (Zendaya) da una clase sobre fotos de penes que podría ser muy útil para los hombres fuera de la serie. En esta, el personaje explica algo sumamente básico: no todo tiene que ver con el pene, a veces también influyen otras cosas en la percepción que alguien tiene de la foto. Por ejemplo: un cuarto desordenado o las uñas sucias (si es que sale una mano) pueden arruinarlo todo. 

Lo más relevante es que se habla de algo que muchos olvidan: la importancia del consentimiento. Así es, aunque parezca obvio las dick picks se dividen principalmente entre solicitadas y no solicitadas

3. La parte dura de la realidad

Euphoria es una típica serie coming of age, pero a diferencia de otras ―incluyendo a la también dura 13 Reasons Why― explora el aspecto de las adicciones de una manera en la que no se ve tan frecuentemente. Por ejemplo, Zendaya interpreta a una chica que no tiene la mínima intención de estar sobria a pesar de haber salido de rehabilitación y uno de los personajes es un dealer de 11 años de edad. 

Para los chavorrucos: es como Kids pero en formato de serie, con social media y ―hasta ahora― sin VIH.

4. La actuación de Zendaya

Zendaya tiene el papel protagónico de la serie y esta es una razón suficiente para que quieras verla. No solo porque es la it girl del verano ―coprotagoniza Spider-Man: Far From Home― sino porque su auténtica interpretación de Rue, misma que ha sido celebrada por Indiewire y The Hollywood Reporter.

“Aunque a veces es difícil de ver, Euphoria equilibra su honestidad brutal con una mirada empática ―y visualmente hermosa― para crear una serie desafiante, unida en el eje de la poderosamente sutil interpretación de Zendaya”, indica Rotten Tomatoes en su consenso general de críticas

5. La primera versión

Euphoria está basada en la miniserie israelí del mismo nombre. La versión original fue transmitida entre 2012 y 2013 y al igual que la adaptación de HBO mostraba la aproximación de jóvenes de la Generación Z hacia el sexo y las drogas entre adolescentes. De hecho, la versión israelí raramente mostraba a adultos, quienes eran filmados desde un ángulo en el que no se les veía la cara (esto nos recuerda un poco a Nanny en los Muppet Babies).

Aunque en la Euphoria norteamericana sí hemos visto rostros de adultos, la historia continúa fiel hacia esa soledad en la que cualquier adolescente está inmerso, y coherente con la realidad de que quienes tienen hijos de esa edad pocas veces los conocen como creen.