Entrevista Slang | Fat Tony, el representante alternativo del rap texano

Platicamos con Fat Tony sobre hip hop hecho en Texas, sus productores favoritos y su más reciente disco, 'Wake Up'.
Héctor Elí Murguía | @hectoreli_
Foto: Fat Tony, Bandcamp.

En la actualidad, las palabras Houston y el rap están relacionadas directamente con Travis Scott. Sin embargo, la cultura del hip hop en la capital de Texas representa más que un solo nombre.

Legendarios de la ciudad sobran: DJ Screw —creador del sonido lento chopped & screw—, Scarface, Willie D, Slim Thug, entre otros, han sido parte fundamental para darle una identidad a la escena de ese estado.

A nivel underground uno de los representantes más valiosos es Anthony Lawson, mejor conocido como Fat Tony.

El rapero se interesó en ser artista desde que en la preparatoria planeaba tener un sello discográfico y desde 2010, ha dejado su huella musical en el rap a través de cinco discos, docenas de sencillos y colaboraciones con A$AP Rocky, Das Racist, y Bun B.

Foto: cortesía del artista, por @meredithtruax.

Además de hacer música, Fat Tony es un personaje apasionado por la historia musical.

Según The Fader, en su casa abundan ediciones viejas de revistas como SPIN y The Source, incluyendo una copia original de una Venice de 1991, en la que el filme Boyz N the Hood aparece en portada.

“Houston tiene una gran historia musical. Los primeros artistas que escuché de Houston fueron Scarface, Devin the Dude y DJ Screw”, relata el rapero en entrevista para Slang vía correo.

“Texas, pero particularmente Houston, siempre ha tenido raperos que son exitosos y mainstream: desde Geto Boys y UGK, en los noventa, pasando por Paul Wall y Z-Ro en los dosmiles, hasta llegar a Maxo Kream y Megan Thee Stallion ahora”, dice.

Tony tuvo un niñez rodeada de música de diferentes estilos: “Crecí escuchando mucho rap, punk, música electrónica, pero siempre he estado interesado en casi todos los géneros. Mi padre amaba el country, mi madre la música clásica, y mi abuela solía escuchar góspel. Soy afortunado de haber tenido acceso a mucha música en mi hogar”.

Inspirado en la lírica de raperos texanos como Devil the Dude, la producción de DJ Screw y su amor por ser intérprete, Tony ha creado grandes producciones como 10,000 Hours, disco de 2018 que dibuja la realidad de la cultura texana.

“Mis productores favoritos siempre han sido aquellos que tienen una forma única de programación de baterías como Prince, Mannie Fresh, The Neptunes, Three 6 Mafia y J Dilla“, dice acerca de los productores que le inspiran para crear su propio sonido.

Este 2020, el rapero estrenó Wake Up, después de pasar un tiempo conduciendo un programa de televisión:

“Estuve viajando mucho al principio de 2019 mientras conducía el show ‘Vice Live’, pero regresamos al estudio en cuanto terminó la primavera de ese año. Sentí que tenía que hacerlo como un disco completo pues sería más agradable como un EP”, menciona acerca del surgimiento de su más reciente producción discográfica.

“Quería añadirle más variedad al proyecto y agradezco haberlo hecho. El tema que le da nombre al disco, ‘Wake Up’, describe perfectamente el concepto del álbum. Refleja un mundo lleno de caos: desde el cambio climático, política y problemas personales, y hasta como muchos de nosotros nos sentimos vencidos“, menciona Tony sobre la idea principal del disco.

Por último, cuestionamos a Tony sobre su opinión acerca del uso de la palabra “urbano” para describir al hip hop y otros géneros afrodescendientes. Este es un dilema que en días recientes ha sido planteado por personajes como Tyler, The Creator.

“Estados Unidos es el país más racializado del mundo y somos el lugar de nacimiento de las formas más populares de música, especialmente el hip hop. No es raro que muchas personas combinen toda la música negra estadounidense en ‘un género’. Estoy de acuerdo con la declaración de Tyler en los Grammy, pero cuando se trata de mi música, estoy orgulloso de que sea descrito como rap. El hip hop es la base de mi arte sin importar las otras influencias que expongo“, concluye.

Escucha Wake Up, el nuevo disco de Fat Tony aquí: