¿Quieres recibir notificaciones de nuestro sitio web?

Gibson se va a la bancarrota y esta es su historia

La marca de guitarras usada por músicos como Eric Clapton, Keith Richards, B.B King, entre otros, está luchando por la supervivencia.
Héctor Elí Murguía | @hectoreli_

Gibson, compañía que a lo largo de más de cinco décadas ha construido algunos de los modelos de guitarra más emblemáticos en la historia de la música como Les Paul, SG, Flying V y la Explorer, presentó esta semana una petición para declararse oficialmente en bancarrota, reportaron medios como Forbes y Rolling Stone.

De acuerdo con El Universal, Gibson hizo la petición ante el tribunal de bancarrotas del distrito de Delaware para protegerse en la ley federal Título 11 del Código de los Estados Unidos, que permite a ciudadanos y negocios obtener un respaldo legal con deudas ante la incapacidad de pago de las mismas. En total, la marca debe 500 millones de dólares.

Gibson argumenta que tiene un plan de reestructuración con el cual podrán lograr la supervivencia en el mercado, donde controla el 40% de la venta de guitarras eléctricas con un precio superior a los 2.000 dólares.

En febrero, distintos medios como The Nashville Post reportaron la posible caída financiera de la compañía al informar que tenía que pagar una deuda de 375 mdd antes del 23 de julio y, en caso de no cumplir, podía ser sancionada con una multa de 145 mdd.

¿Por qué a la bancarrota?

Aunque Gibson sigue generando ingresos por un valor superior a los mil millones de dólares anuales y vende aproximadamente 170 mil guitarras al año, “los precios de la guitarra caen y tienen muy buena salida en el mercado de segunda mano. Es una espiral desastrosa, como la que atrapa a Harley Davidson”, menciona un artículo de El País.

Dicha publicación también incluye un análisis puntual de una consultora llamada Moody's que señala que nuevos géneros como el rap o la música electrónica “mermaron las ventas de guitarras durante la última década”. Además, solo ven una salida para Gibson: “ceder por completo el control de la compañía a accionistas y dejar de ser una compañía independiente”.

Breve historia de Gibson y sus portadores

La compañía fue fundada en 1902 en Kalamazoo, Michigan, Estados Unidos y no fue hasta cincuenta años después de su nacimiento que comenzó a ser vista en la cultura popular como un referente gracias a la llegada del rock and roll, un movimiento musical que adoptó el uso de la guitarra eléctrica del blues.

Dos de los primeros portadores fueron B.B King, quien utilizaba un modelo creado específicamente para él, Lucille, y Chuck Berry, quien popularizó el modelo ES-335 con el que grabó clásicos como “Johnny B. Goode”.

En la oleada de música británica de principios de los años sesenta, guitarristas como John Lennon, George Harrison y Keith Richards usaron durante una década el modelo semi-caja Casino que apareció en conciertos históricos como el de The Beatles en la azotea de los estudios Abbey Road y la presentación de The Rolling Stones en Hyde Park en 1969.

Otros como Angus Young de AC/DC y Tommy Iommi de Black Sabbath optaron por el modelo SG para crear los riffs que construyeron parte de la historia del metal y el hard rock. Mientras tanto, el sonido del glam y el blues psicodélico aprovechó la controversial Flying V usada a finales de los sesenta por músicos como Jimi Hendrix, a mediados de los setenta por Paul Stanley de Kiss y en los noventa por Lenny Kravitz.