Hacia el 8 y 9 de marzo del 2020, ¿por qué protestamos las mujeres?

En la Ciudad de México, el 8 de marzo del 2020 marcharemos del Monumento a la Revolución al Zócalo. Motivos para manifestarnos hay muchos y la esperanza de recuperar nuestros derechos humanos es lo último que muere.
Pamela Escamilla
Foto: Eyepix/NurPhoto via Getty Images.

El 8 de marzo es el Día Internacional de la Mujer. En esa fecha se conmemora la lucha femenina por tener equidad de derechos con respecto al hombre. Aunque en diversos sectores las diferencias no son tan grandes como en otros, todavía no estamos cerca de alcanzar la igualdad de género. ¿Lo bueno? Que ya lo hablamos en voz alta. Esto significa que cada vez más personas se dan cuenta de lo real que es la desventaja en la que vivimos las mujeres. 

De acuerdo con el Derecho a la Educación (RTE por sus siglas en inglés), uno de los principales obstáculos que enfrentan las mujeres para tener derecho a la educación son los estereotipos de género. Estos son muy fuertes en México. Por ejemplo, según el Módulo de Movilidad Social Intergeneracional (MMSI) del INEGI, 63.5% de las mujeres y 67.2 % de los hombres que actualmente tienen entre 25 y 64 años de edad, tuvieron a un padre como proveedor principal del hogar. Esto, como consecuencia del menor alcance de las mujeres a la educación y, por lo tanto, a la vida profesional

Por otra parte, a la mujer se le ha asociado como ama de casa y responsable del cuidado de los hijos. En México, 9 de cada 10 personas que realizan trabajo de hogar remunerado son mujeres. Aparte, la Encuesta Nacional de Empleo y Seguridad Social (ENESS) 2017, refleja que 6 de cada 10 niños tienen una madre que se encarga de su cuidado y cuyo trabajo no es remunerado. Esto es solo un poco de los estereotipos de género que como sociedad tenemos arraigados. 

Feminicidio y violencia

Como indica INMUJERES (Instituto Nacional de las Mujeres), la violencia de género “es producto del dominio y el poder usado para reproducir y mantener estatus y autoridad”. El feminicidio ―la manifestación más severa de esta violencia― es el término usado para referirse a un homicidio contra mujeres por motivos de género. Se considera que en un crimen hay razones de género cuando la víctima presenta signos de violencia sexual, haya existido alguna relación entre la víctima y el asesino, o haya habido amenazas relacionadas con el crimen antes de este, entre otros estatutos

En nuestro país, la primera entidad que tipificó el feminicidio fue el Estado de México en el 2011. Para 2017, año en el que según el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública se registraron 766 víctimas de feminicidio- ya todas las entidades de México habían tipificado el feminicidio como delito. Para 2018, el número anual de feminicidios llegó a 906, mientras que a principios del 2019 ya se asesinaban en promedio a 10 mujeres al día. 

Nuestra triste actualidad

Y a pesar de esto, en pleno 2020 Alejandro Gertz Manero, fiscal general de la República, propuso quitar el feminicidio del Código Penal Federal. Mientras tanto, el presidente de México se ha limitado a decir que “con toda el alma” desea que se reduzca la violencia. Sin embargo, Andrés Manuel López Obrador no tiene una estrategia para evitar los feminicidios, pero sí pidió que “no le pinten las paredes”. ¿Y así cómo no vamos a estar enojadas?

Casos como el de Abril Pérez, Ingrid Escamilla y la pequeña Fátima ―por cierto, de 3 mil 297 feminicidios que hubo en el país entre enero del 2015 y julio del 2019, 317 eran menores de edad―han exponenciado la rabia del pueblo mexicano ante la impunidad de los crímenes de odio hacia las mujeres. 

Más sobre violencia

En cuanto a las mujeres sobrevivientes, en un estudio del INEGI del 2018 encontramos que las que han sido agredidas por su pareja, 64% han sufrido violencia severa o muy severa (cortadas, quemaduras, pérdida de dientes, hemorragias o problemas nerviosos) o muy severa (fracturas, abortos o partos prematuros, enfermedades de transmisión sexual, pérdida de capacidades motrices e intento de suicidio).

“El feminismo en este país se encuentra con la pared de un Gobierno que mira a otro lado, que no sabe escuchar o que pensaba que lo que debía escuchar era otra cosa. Pero somos una mitad de población que está en una situación de guerra”, explicó la escritora Gabriela Jáuregui a El País.

 

Rumbo a las manifestaciones del 8 de marzo

La marcha del 8 de marzo del 2020 en la Ciudad de México comenzará a las 2:00pm en el Monumento a la Revolución. Esta es convocada por el colectivo Marea Verde México y Coordinación 8M, también pasará por la antimonumenta de Av. Juárez (Frente al Palacio de Bellas Artes) y terminará en el Zócalo de la CDMX. 

Ahí, como actividad final se realizará un #TendederoDeDenuncias. La propuesta es llevar estambre, fotografías papel, plumones y plumas o tu denuncia ya escrita. Los estambres y las denuncias se unirán como mujeres de diferentes ámbitos unen sus luchas. 

Imagen: Facebook Marea Verde.

En marchas previas, tales como la del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, en noviembre, se ha criminalizado a las protestas de las manifestantes. Así como ocurre con muchas manifestaciones en nuestra ciudad, se ha descalificado a “la manera” de protestar y en vez de reflexionar sobre la violencia de género muchos se preocupan por saber qué calles están cerradas.

La misma Yeidckol Polevnsky, secretaria general del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), recientemente pidió a las manifestantes feministas que no realizaran pintas en el Palacio Nacional. “Con eso evitas mucho caer en estas provocaciones que luego quieren de excusas para maltratar manifestantes”, sostuvo  Polevnsky, usando el fácil recurso de culpar a una víctima de lo que le pase

Si quieres saber sobre las marchas del 8 de marzo en otras partes del país, consúltalas en este hilo de Twitter de Brujas de Mar, colectivo feminista de Veracruz. Si eres hombre y quieres apoyar a las mujeres en las manifestaciones, recuerda que debes marchar en los contingentes mixtos, no dar instrucciones ni tratar de ser protagonista de la situación. 

 

El controversial paro del 9 de marzo

Como indica Periodistas Unidas Mexicanas (PUM) en su cuenta de Twitter, la convocatoria al paro nacional fue hecha por el colectivo feminista Brujas de Mar. Aunque no es la primera iniciativa de #UnDíaSinNosotras o #UnDíaSinMujeres en el ámbito mundial, sí es de las pocas ocasiones en las que empresas públicas y privadas, así como líderes de opinión han manifestado su apoyo a la idea. 

La propuesta del paro, cuyo lema es “el nueve nadie se mueve”, implica que el lunes 9 de marzo ninguna mujer salga: ni trabaje, ni asista a la escuela, ni compre. Esto, para demostrar el impacto de la falta de mujeres en la vida social y económica ―a fin de cuentas, el aumento de feminicidios implica quitar a las mujeres de todas las esferas―. Aunque la tasa de empleo de mujeres en México solo es de 45.1%, el que las mujeres representen al 51.4% de la población de nuestro país (INEGI, 2015) es prueba de que el paro puede generar un impacto económico fuerte. 

Irónicamente, se estima que anualmente cada mujer agredida puede perder 30 días de trabajo remunerado a causa de la violencia por parte de su pareja. El costo estimado de días de trabajo perdidos por las mujeres agredidas entre octubre de 2015 y octubre de 2016, fue de 4.4 mil millones de pesos. Entonces, los resultados económicos del paro podrían ser solo una prueba de lo que sucedería si la violencia sigue aumentando. 

 

La incongruencia de los políticos

Lamentablemente, funcionarios de partidos como el PRI, el PRD y el Morena han intentado colgarse de la iniciativa de Brujas de Mar para ejercer lo que el Frente Nacional Sororidad llama fakeminismo. Pero las sumas políticas que más han molestado son las de partidos de derecha como el PAN y México Libre, del expresidente Felipe Calderón. Estos se han caracterizado por estar en contra de la despenalización del aborto, entre otras visiones intolerantes.

Estar en contra de la despenalización del aborto es una postura en sí machista. Aunque lo ideal sería que todo mundo tuviera una educación sexual perfecta y se evitaran embarazos no deseados, la anticoncepción ―incluyendo la de emergencia― y el aborto seguro son solo un par de medidas en favor de los derechos de las mujeres. A fin de cuentas, a los hombres no se les juzga por “irse por cigarros” y abandonar a su familia de la misma manera.

Entre los países miembros de la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE), México es el que tiene mayor tasa de fecundidad adolescente (70.6 hijos por cada mil mujeres de 15 a 19 años, y 87.1 en adolescentes indígenas).

Si a esto le agregamos que gran parte de las embarazadas son mejores de la edad legal para dar consentimiento sexual ―esta varía según el estado― podemos llegar a la conclusión de que un buen porcentaje de los embarazos adolescentes son producto de una violación. Sin embargo, mucha gente quiere ver tras las rejas a las mujeres que abortan, pero no vemos a tantos preocupados por el hecho de que los violadores paguen sus crímenes.

 

Camino al paro nacional, ¿qué hago?

En cuanto al paro, será decisión de cada mujer si se une, tras evaluar sus posibilidades. ¿Y los hombres? Estos deberán mostrar empatía el 9 de marzo, en especial maestros, jefes y compañeros de trabajo. La sugerencia para parejas y otros familiares de mujeres en paro, es asumir los roles que ellas suelen desarrollar. Esto incluye a los roles de género tradicionales y a cualquier otra actividad que llegue a ser responsabilidad principal de una mujer.

¿Si soy mujer y no iré a la marcha o no haré paro? En este caso, se sugiere que adoptes algún color relacionado con el feminismo: violeta, tono históricamente usado en la lucha por la equidad de género; naranja, promovido por la ONU dentro del marco del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer (en algunos países también se usa para promover la separación de la iglesia y el estado); verde, en favor del aborto legal, seguro y gratuito; o, por qué no, negro, ya que a fin de cuentas estamos de luto. 

Women rights are human rights

“Todos los seres humanos nacen libres e iguales en dignidad y derechos y, dotados como están de razón y conciencia, deben comportarse fraternalmente los unos con los otros”, se estipula en el primer artículo de la Declaración Universal de Derechos Humanos, proclamada en 1948.

El segundo artículo va en contra de las distinciones por raza, color, sexo, idioma, religión, opinión política, origen nacional o social, o posición económica. “Todo individuo tiene derecho a la vida, a la libertad y a la seguridad de su persona”, sostiene el tercero. En México las mujeres seguimos sin sentirnos seguras en 2020.