Historias sobre el aborto convertidas en canciones

Nicki Minaj, Sinead O’Connor, Dido y Lauryn Hill interpretan temas que demuestran la complejidad que rodea al procedimiento y a quienes se lo han realizado.
Iraís M.
Foto: Instagram Nicki Minaj

Esta semana se dio a conocer la campaña de Planned Parenthood, en la que artistas como Billie Eilish, Lizzo y Nicki Minaj se pronuncian contra las iniciativas con las que se podría revertir la despenalización del aborto en Estados Unidos. Sin embargo, esta no es la primera ocasión en la que personalidades del mundo de la música se pronuncian en favor del derecho a decidir. 

El 15 de mayo Kay Ivey, gobernadora de Alabama, promulgó la Ley de Protección de la Vida Humana, misma que fue aprobada por las cámaras legislativas del estado e implicaría hasta 99 años en prisión para los médicos que practican abortos, aparte de que no permite excepciones en el caso de las víctimas de violación e incesto.

“Entonces, ¿hay una pena mayor para los doctores que hagan estas cirugías que para la mayoría de los violadores? Esto es una farsa, ruego por todas las mujeres y niñas que sufren en manos de este sistema”, publicó Lady Gaga en redes sociales sobre la ley, misma que solo considera como las excepciones cuando el embarazo es un riesgo grave para la madre, en caso de embarazo ectópico o si el feto tiene una “anomalía letal”.

La ley por el momento no puede ser aplicada, debido a que el aborto es legal en los 50 estados de Estados Unidos. Sin embargo, Ivey tiene como objetivo impugnar la decisión tomada tras el caso Roe v. Wade en 1973, misma que provee a las mujeres el “derecho a la privacidad” en el caso de decidir tener un aborto durante el primer trimestre del embarazo. 

Otra de las reacciones tras la aprobación de la Ley de Protección de la Vida Humana de Alabama, fue la de Halsey, quien lanzó la canción “Nightmare” como reflejo de la misoginia que hay detrás de este tipo de leyes y sus justificaciones. 

El caso es mucho más complejo de lo que los legisladores demuestran haber entendido, por lo que decidimos revisitar algunas canciones que cuentan historias ―muchas de estas personales― relacionadas con el aborto. 

Cantantes que han abortado

Nicki Minaj es una de las artistas que ha sido abierta con respecto a haberse practicado un aborto. “Era una adolescente. Fue la cosa más dura por la que he pasado. Sería contradictorio decir que no soy pro-choice. No estaba lista. No tenía nada qué ofrecerle a un niño”, declaró a Rolling Stone sobre el procedimiento que se realizó cuando era estudiante.

Minaj rapeó sobre la situación en el mixtape “Autobiography” (2008) y en “All Things Go” (2014) y aunque la decisión “la ha perseguido toda la vida”, sabe que era lo mejor debido al momento en el que se encontraba. 

Otra cantante que ha escrito sobre su experiencia con el aborto es Sinead O’ Connor, quien en “My Special Child” (1991) habla sobre un embarazo planeado que decidió no terminar debido a la ruptura con su pareja en 1990. 

Sinead ahora es madre de 4 y abuela, lo que rompe con el prejuicio de que alguien que aborta NUNCA querrá tener hijos. Se vale evaluar el momento de la vida en el que estamos antes de tener un hijo.

 

Más historias

Por su parte, Dido escribió con su hermano el tema “Isobel”, en el que habla sobre una adolescente ―nótese que si es adolescente, seguramente es menor de edad y hubo algún tipo de coerción para la relación sexual― que tiene que dejar Irlanda para practicarse un aborto. 

La canción fue lanzada en 1999 y el aborto se legalizó en Irlanda apenas esta década, por lo que la historia de viajar a otro país para hacer el procedimiento podría hacer a muchas mujeres sentirse identificadas.

 

En “To Zion” (1998), Lauryn Hill habla sobre la decisión de tener a su primogénito Zion, aunque muchos esperaran que hiciera lo contrario por ser joven y estar en la cúspide de su carrera. Lamentablemente en los noventa muchos no podían pensar en que una mujer fuera madre y lanzara un álbum icónico en la misma época.

Aunque Hill decidió tener a su hijo cuando era sumamente joven, la canción refleja la misoginia de la sociedad, misma que predomina como hace 20 años.

La exintegrante de los Fugees también participó en “Retrospect for Life” (1997), tema de Common que cuenta la historia de una pareja que se enfrenta a un embarazo no planeado y evalúa la idea de abortar. 

 

Hombres con conciencia sobre el derecho a decidir

Common no es el único hombre que le ha dedicado unas palabras al tema y hay quienes lo hacen desde una perspectiva empática y/o enfoque político. 

Tal es el caso de Bad Religion, quienes en “Don’t Pray on Me” critican el poder que otros creen que tienen sobre el cuerpo de las mujeres (sin respetar sus derechos) y en “Operation Rescue” (1990) se van en contra de la organización provida del mismo nombre.

En “Get Your Gunn” (1994) Marilyn Manson critica el asesinato del doctor David Gunn, quien solía practicar abortos. En el tema critican la hipocresía de quienes se dicen provida y están dispuestos a matar, como es el caso del antiabortista que se fue contra Gunn. 

Los Dead Kennedys desde 1981 se pronunciaban contra la organización provida Moral Majority, a quienes les dijeron: “No quieren abortos, quieren niños golpeados (You don’t want abortions, you want battered children)”, haciendo referencia a que los abortos pueden evitar a familias disfuncionales, así como al apoyo que Moral Majority le daba a los castigos físicos infantiles. 

Por su parte, los uruguayos de No Te Va Gustar hablan sobre la hipocresía de la sociedad latinoamericana con respecto al aborto en “Ilegal”(2006). 

Entre los hombres que abordan el tema desde una perspectiva más personal están Nick Cannon, quien en “Can I Live” (2005) cuenta la historia de su propia madre, que a los 17 años de edad decidió no abortarlo. 

Aunque según él la canción no era provida ni lo contrario, tanto el tema como el video sensiblero fueron adoptados y promovidos por organizaciones conservadoras. Sin querer (o eso creemos), Cannon se convirtió en promotor del “feto rapero”.

En “Kitchenware & Candybars” (1994), de Stone Temple Pilots, Scott Weiland canta sobre respetar la decisión de su pareja cuando prefirió abortar en vez de tener un hijo. “Lo que yo quería, es lo que nosotros queríamos (What I wanted, is what we wanted) / Lo que nosotros queríamos es lo que ella quería (What we wanted is what she wanted)”, dice el tema. 

“Es sobre una experiencia dolorosa, cuando una expareja y yo pasamos por un aborto. Fue una decisión difícil para ambos, pero gracias a Dios pudimos tomarla”, declaró el cantante a VH1.

 

Otras perspectivas

Entre quienes han abordado el tema desde una perspectiva machista ―aunque esto no necesariamente implica que compartan la opinión o hayan pasado por la situación― están J. Cole, Drake y Kanye West.  

En “Lost Ones” (2011), Cole muestra la discusión de una pareja en la que debaten si es lo mejor abortar o no, incluyendo el mal consejo genérico que cualquiera le podría haber dado, mismo que dice que las mujeres “se embarazan” (ajá, como si lo hicieran solas) para “extorsionar”. 

En “The Resistance” (2010), Drake habla sobre una mujer con la que tuvo sexo sin protección, quien le manda un mensaje de texto asegurando que desearía no haberse hecho un aborto.

El personaje creado por Kanye West para “Blood on the Leaves” dice que “su corazón murió” cuando su amante ―la que no quiere abortar por motivos religiosos― le dice que “se embarazó” y ahora el pobre infiel que no usa condón tendrá que ir a decirle a su novia que embarazó a alguien más.

 

El futuro del derecho a decidir

Vivimos en un mundo en el que la situación actual se refleja perfectamente en un tema escrito hace más de 20 años. “No Apology”, de Anti-Flag, no podría decirlo mejor:

Hacerlo ilegal no lo hará desaparecer (Making it illegal won’t make it go away)
Las ricas volarán a tierras lejanas, las pobres se quedarán a rezar (The rich will fly to far off lands, the poor will stay and pray
por que su aborto ilegal sea limpio y seguro (That their back-alley abortion is clean and safe)
No puedes hacer que desaparezca (You can’t make it go away)
Entonces, ¿por qué poner en peligro las vidas de las mujeres? (So why endanger women’s lives?)
Porque la cuestión para ti no es la vida (Because the issue here for you isn’t life…
¡Es control! Control de lo que hacemos y decimos (It’s control! Control of what we do and say