Immasoul, traduciendo el lenguaje del R&B desde el sur de México

Desde Cancún, Quintana Roo, la cantante es una de las mejores propuestas de un género musical que sigue creciendo en México.
Héctor Elí Murguía | @hectoreli_
Foto/Crédito: David Barajas.

El R&B es un género musical que forma parte del soundtrack actual de la vida cotidiana. Para muestra: los números y la posición en los charts de cantantes como SZA, quien se colocó en las primeras posiciones del Top de la Hot 100 de Billboard a principios del 2021, y Kali Uchis, quien fue un fenómeno de TikTok gracias a “telepatía“.

Citar a SZA y a Kali no es casualidad. Ellas, así como otras artistas entre las que podríamos enlistar a H.E.R, Jorja Smith, Ari Lennox, Kehlani, Summer Walker, siguen cultivando un camino sembrado por figuras ya legendarias como Ms. Lauryn Hill, Brandy, Aaliyah, Erykah Badu y hasta la propia Beyoncé.

En México, el desarrollo del sonido R&B moderno ha tenido varias representantes entre las que destacan Girl Ultra, Noa Sainz, Samantha Barrón y Yoss Bones, quienes han sido líderes en distintas regiones del país, abarcando desde el centro (CDMX), pasando por la nueva capital de la música moderna, Guadalajara, hasta el norte del país.

Este 2021, desde el sur, una nueva cara se perfila con una propuesta del género: Immasoul. Con un linaje afrocaribeño proveniente de Centroamérica y un gusto nato por el R&B y el hip-hop de la vieja escuela, la cantautora ha logrado lo que en ocasiones, dadas las circunstancias geográficas y, por ende, culturales, no es muy posible con los sonidos del mundo: traducir el lenguaje sonoro del R&B afrodescendiente con el español.

Foto/Crédito: David Barajas para SLANG.

Para conocerla y escuchar su historia, platiqué con Immasoul en Deya Récords, estudio ubicado en la Ciudad de México, donde hablamos desde sus inicios, cómo hacer un buen R&B y más:

SLANG: ¿Cómo fue crecer en Quintana Roo? ¿Qué fue lo que indirectamente sientes que influyó tu sonido?

Immasoul: “Nací en Chetumal y me mudé a Cancún muy pequeña, como a los cuatro. Sí siento muy cancunense una parte de mí, claro, pero como siempre regresamos a Chetumal —que es donde mi mamá nació y la familia de mi mamá—, tiene toda la influencia en mí”, me cuenta la cantante mexicana sobre sus orígenes.

Cancún me dio mucho ese hip hop que siempre ha sido parte de mis influencias; pero realmente mis influencias madre serían literal la música afrocaribeña porque crecí en una familia afrodescendiente, de tercera generación de Belice y Honduras. Cuando era más pequeña no tenía mucha idea de lo que eso significaba realmente y honestamente tampoco en la adolescencia, pero después pude notarlo”.

Acerca de la dinámica racial existente en México, Immasoul menciona: “Vi y observé ciertos comportamientos que podría darles un sentido, pero en ese entonces para mí era lo normal y cuando empecé a trabajar con Bocafloja aprendí mucho. Mis raíces sí han influenciado mucho en lo que me inspira como músico, la base de la música que es lo que más me gusta, el ritmo; también creo que la parte estética igual. Es un conjunto de estas influencias”.

Foto/Crédito: David Barajas para SLANG.

El calipso, punta rock y el hip hop, los sonidos que inspiraron a Immasoul

I: “En Chetumal se escucha muchísimo calipso y algo a lo que ellos llaman punta rock. Siempre he dicho que Chetumal es diferente a cualquier parte del país porque es la parte que yo siento mucho más caribeña que un Cancún o un Tulum, es como super caribbean y la gente como mucho como creole y comida beliceña; casi todo mundo es un poco descendiente beliceño”.

S: ¿Y qué es el punta rock?: “Punta rock es como la música que vas a escuchar en una boda, XV años, todo este trip. Podría ser entre un reggae con cumbia, sin ser dancehall. Siento que de niña me llegó todo el swag de ese ritmo. Muchos proyectos que admiro, o el que más admiro que es Garifuna Collective, de Belice, son muy amigos míos y hay muchas canciones que influenciaron”, resalta la cantante.

¿Cuál fue el momento musical más importante para Immasoul?: “Definitivamente mudarme a Cancún teniendo hermanas más grandes escuchando hip hop, Brandy, R&B. Qué bueno que nunca escuché todo lo que estaba sucediendo en la escena nacional hasta cierto punto porque siento que si yo no hubiese crecido de esa manera las cosas serían distintas. Mis hermanas escuchaban desde Tupac hasta Destiny’s Child, entonces“.

SLANG: ¿Cómo ha incidido en tu proyecto la parte de la descendencia afrocaribeña?

I:Lo que pude yo percibir y que ahora entiendo y me queda muy claro es que siempre hay esa contraparte en la que no siempre damos el crédito suficiente a la parte sobre todo racial en la música. Siempre debe haber música independientemente de la raza pero también es importante aprender y conocer diferentes límites porque ya no le damos como ese peso de decir: «ok, bueno, desde el reggaetón, hasta el reggae, hasta el R&B, todo esto, tiene una influencia que más que urban es afrodescendiente en todos los sentidos y es una inspiración supergrande para todos estos géneros; los ritmos, desde el dembow» … siento que ese peso no se lo damos”.

Sobre la apropiación cultural, señala: “Yo no me trato de clavar con el trip ese de «Nathy Peluso, hiciste esto, ¿por qué?» porque al final siento que muchos de los errores actuales se basan en la ignorancia y también veo a los artistas y a los diferentes expositores que trabajan en aprender mejor, unos sí están aplicando esos cambios, otros no tanto. Crecer con música en inglés sí fue un trip porque es un lenguaje con el que yo me siento muy cómoda a la hora de expresarme, pero trabajar en mi idioma madre, que es el español, fue el reto para mí. También creo que es importante como artistas tener retos y tratar de atacarlos y al final yo creo que todo ha sumado a que ahorita México, por ejemplo, tenga una de las escenas más grandes en cuanto a música R&B”.

Foto/Crédito: David Barajas para SLANG.

S: Siento una integración de varios elementos: desde lo espiritual hasta lo romántico, pero también esta parte como de los ritmos afrodescendientes (el R&B en inglés, el soul). Todo esto dices, que fue un reto hacerlo en español. ¿Cómo traducir ese lenguaje de un género musical así?

I:La parte de la fonética lo es todo: hablar y realmente lograr R&B en nuestro idioma que es súper rico, tiene tantas palabras y tantas maneras de decir algo, que debería en teoría ser más fácil escribir en español porque tenemos tanto de dónde sacar para poder crear una canción. Pero en mi caso siento que mucho te define como artista lo que escuchas y haber escuchado tanta música en inglés como que se me da muy natural enseguida pensar en inglés todo lo que quiero decir y melódicamente”.

“Los seres humanos nos creamos imitando: aprendes a hablar y a agarrar una cuchara imitando. Siento que yo sigo recurriendo a ese sentido común que se siente muy natural de imitar lo que realmente se apoderó de mí. Y ahora o cuando empecé a escribir más cosas en español mi reto realmente trataba de hacerlo bien. Si escuchas mi primer EP —del 2006, cuando estaba bien morra—, tiene como mucho contenido, muy racial, muy enfocado, muy político. Para mí era muy importante decir esas cosas. Después fue como más “ok, quiero hacer música con la que la gente se sienta más cómoda”.

“También trabajar con otros compositores ha sido algo superimportante que yo no me daba la libertad de hacer y fue una buena experiencia. Ahora trato de incluir a más personas porque se me hace poderoso escuchar el intercambio de ideas, suma, son más mentes, son más cerebros, eleva todo”, comenta Immasoul sobre su trabajo de la mano de SLOWLY, el colectivo formado por dos de los beatmakers y productores de AQUIHAYAQUIHAY: Adrián Be y el talentoso Phynx.

S: ¿Cómo conociste a Adrián Be, a PHYNX, cómo fue la propuesta de colaborar?

I: No me acuerdo muy bien de cómo conocí a Adrián, pero sí lo conocí en fiestas, nos caímos superbién y luego con un label o algo yo estaba escuchando lo que estaban haciendo, me gustó mucho lo que estaban trabajando con Nan, con Girl Ultra y dije «¿quién está haciendo estas rolas que están tan chidas? ¿quién está produciendo?»”.

“Yo me le acerqué a Adrián, platicamos, yo le dije «me encantaría trabajar con ustedes, me encantaría hacer música, ver qué podemos hacer». Se dio un viaje a Monterrey y en una semana hicimos bastantes temas y con Zizzy y Phynx. Con Zizzy enseguida hubo super buena química, Phynx es más reservado pero igual un genio detrás del board, pero igual buena onda y se dio”, responde sobre su colaboración con el grupo mexicano.

Foto/Crédito: David Barajas para SLANG.

Yo creo que estamos en un momento perfecto para que Immasoul empiece a despegar. En Estados Unidos y en Inglaterra por lo menos tenemos a 3 personajes que pueden estar en un festival, SZA, Kehlani y Jorja Smith. ¿Tú cómo sientes el escenario, el tablero del R&B moderno?

I: Quiero pensar que bien porque no conozco otra experiencia. He crecido como artista, como músico, como persona, como mujer 100%. Tener un equipo supersólido (Marcela, Valeria), eso a mí emocionalmente me da mucha paz y mucha libertad también para crear, tener ideas y pensar un poco más en la parte creativa y no en ser mi manager, mi stylist, mi booker y todo”.

“Voy a sacar un EP ahora en verano, espero que todo esto sea un incentivo para que pueda tocar más en vivo que otros años y sí, la verdad es que yo veo a Noa (Sainz) haciendo cosas que siempre me inspiran. Me inspira tanto que para este EP es una de las compositoras detrás de lo que estoy haciendo, y ya para este EP también tratamos, entre Marcela, Valeria y yo, pensar una estrategia chida e invitamos a puras compositoras mujeres. Nos pareció interesante que yo trabajo con puros hombres siempre y dentro de las compositoras que invitaron estuvieron Yoss Bones, Greta, Noa, Samantha Barrón, mucha gente superfuerte con las que hicimos varios tracks para mi EP”.

Hablando de cosas más personales, pasaste por una situación complicada en estos últimos meses, con la pérdida de tu mamá. ¿Cómo eso se conecta con la música que hiciste en este periodo?

I: “Siento que fue un detonante para motivarme. La verdad es que mi mamá siempre fue como que mi fan número 1, me apoyaba en todo. Cuando necesité inversión para poder lograr ciertos objetivos fue la primera en decirme «aquí está, te lo doy», creyó en esto. Eso es un estímulo supergrande para yo tener esa seguridad de creer en lo que hago, en lo que soy, en lo que represento”.

Immasoul concluye la plática con un discurso determinante para seguir creciendo como artista: “Hay que ser persistentes, es muy complicado. Cuando sentía que ya no tenía esa fuerza en estos meses en los que un día estoy bien, un día estoy mal, un día estoy más o menos, trato de estar tranquila y también proyectar en mi música todo lo que he aprendido”.

Escucha a Immasoul en Apple Music y en Spotify: