Conoce a Lil Miquela: la it girl virtual

Lil Miquela es todo lo que esperamos de una influencer: tiene deals con marcas de ropa, canta, convive con famosos y es estrella de Instagram. La diferencia: no existe.
Iraís M.
Foto: Instagram Lil Miquela

Miquela Sousa, mejor conocida como Lil Miquela, es una modelo de Instagram y cantante que se diferencia de otras por el hecho de que solo es una animación generada por computadora. Su primer post fue publicado en 2016, tiene una historia bastante verosímil y nos remite a lo falsa que es la creación de influencers e ídolos musicales en ciertos ámbitos. 

Lil Miquela ha hecho alianzas con marcas como Prada, a la vez que ha “modelado” creaciones de Chanel y Diesel. 

En el ámbito musical, Miquela está influenciada por el trap, incluyendo un montón de auto tune en las voces ―no podíamos esperar más de ella―. Ha lanzado temas como “Not Mine”, “Over You”, “Money” y “Hate Me”, su colaboración con el muy real Baauer.

Como cualquier influencer a la que se le respete, la estrella de Instagram “ha sido vista” junto a artistas como Diplo, Nile Rodgers, Omar Apollo, Toro y Moi, Bella Hadid, J Balvin y Rosalía, quienes le siguen el cuento al personaje. 

Rosalía y Lil Miquela en Coachella. Foto: Instagram Rosalía.

A diferencia de Gorillaz, banda virtual de Damon Albarn lanzada hace más de 20 años, poco se sabe de los creativos que hay detrás de Miquela y todo indica que así conservarán todo lo que la rodea. 


¿De dónde salió Miquela?

En algún momento se llegó a asegurar que la modelo británica Emily Bador, quien también tiene muchas pecas, era la persona detrás de la cuenta de Miquela. Aunque Bador llegó a admitir el parecido físico entre ambas, negó ser la persona detrás de los posts

Miquela Sousa es un personaje 3D creado por el usuario brud.fyi como un proyecto de arte digital. “Construyendo un mundo más tolerante, aprovechando la comprensión cultural y la tecnología”, se asegura en el perfil del también creador de los influencers virtuales @blawko22 y @bermudaisbae.

Así es, Lil Miquela no está sola. De hecho, vive en un feud constante con Bermuda, quien supuestamente apoya a Trump y hasta hackeó la cuenta de Instagram de Miquela (que, por supuesto, está verificada).

Bermuda, Blawko y Miquela. / Foto: Instagram Brud.

Si vivimos en un mundo en el que lo virtual trasciende a la realidad e Iggy Azalea se puede pelear con Peppa Pig como si se conocieran en persona, no debería sorprendernos que Lil Miquela haya estado nominada en los Shorty Awards contra personas como Joe Biden, Jonah Hill, Reese Witherspoon y Russell Brand.


Más sobre Lil Miquela y su carrera musical 

Lil Miquela supuestamente es de Downey, California y su padre es brasileño, por lo que no es de extrañarse que esté interesada en colaborar con Ivete Sangalode acuerdo con lo que dijo a Billboard ―como toda celebridad, ha sido entrevistada por varios, pero selectos, medios de comunicación―.

Sin embargo, Miquela también dijo que le encantaría colaborar con Rihanna o con Cardi B, y hasta puedes escribirle a miquelainrhinestones@gmail.com si le quieres proponer algún feature

“La música siempre ha sido mi meta principal, pero no me había sentido lo suficiente madura o experimentada hasta hace poco. Así que cuando empecé mi Instagram y me divertía tanto modelando me di cuenta de que era la manera perfecta de expresarme hasta que me sentí lista para lanzar música”, explicó a Billboard


Miquela, tan real como el mundo actual

¿Por qué a la gente le molesta la supuesta falsedad de Miquela? Más de uno de los ídolos musicales actuales se hizo influencer antes de cantar. Es más, muchos de estos ni siquiera cantan bien y usan auto tune desde hace décadas. ¿Eso no nos impactaba?

Tal vez Miquela solo está aquí para enfrentarnos a todo a lo que estamos expuestos día con día. Si hablamos de las celebridades como si las conociéramos, si nuestros artistas favoritos seguramente no manejan personalmente sus redes sociales, si los famosos se entrevistan a sí mismos, ¿por qué nos molestaría que Lil Miquela sea un personaje virtual?

Si hasta Lady Gaga hizo a la popstar digital japonesa Hatsune Miku su telonera. A fin de cuentas, hay quienes le ponen a sus selfies tantos filtros que al final parecen un avatar de los Sims ―todavía más que Miquela―.

“Toda la controversia sobre mí y lo que hago no significa nada para mí. Tengo música que hacer y amigos con los que quiero estar, así que realmente no me importa si a algún troll no le gusta mi lipstick”, opina Miquela sobre sus haters

Este personaje virtual solo nos recuerda todas las situaciones irreales ―esto no significa que estén mal― a las que estamos expuestos en la música, el entretenimiento y la vida.