¿Quieres recibir notificaciones de nuestro sitio web?

Reseña | Once Upon A Time… In Hollywood, una visión personal del ocaso de los sesenta

En su novena película, Quentin Tarantino cuenta su propia versión de Hollywood y el declive de una época dominada por el "amor y paz".
Héctor Elí Murguía | @hectoreli_
Foto: 'Once Upon A Time... In Hollywood', cortesía Sony Pictures.

En 1969 la era del “amor y paz” iba en declive. El concepto, que se apoderó de la cultura, las artes y la propia sociedad desde el comienzo de el verano del amor en 1967, se vio mermado al mismo tiempo que sucedían varios acontecimientos que marcaron a Estados Unidos: la llegada del hombre a la Luna, el arribo de Richard Nixon al poder, Woodstock, y el asesinato de la actriz Sharon Tate por parte de una secta dirigida por Charles Manson en Hollywood.

Este último impactó de tal forma a esa región, que los habitantes le dijeron adiós al idílico sueño que los hippies habían impregnado en el ambiente —tal como lo señala Roman Polanski (ex esposo de Tate), en el documental A Film Memoir.

Durante esa misma época, el ahora director Quentin Tarantino, con apenas 6 años de edad, vio su primera película en un cine en el afamado Teatro Chino: Butch Cassidy and the Sundance Kid, un western que se llevó el Oscar por mejor guion original.

Este 2019, cincuenta años después de haber asistido a esa función, el creador de películas como Pulp Fiction, Kill Bill y Reservoir Dogs, proyecta su propia visión de aquellos tiempos en su novena creación, Once Upon A Time… In Hollywood

Andrew Cooper, Sony Pictures, cortesía.

La cinta, que reúne a varias figuras consolidadas como Al Pacino, Leonardo DiCaprio, Brad Pitt y Margot Robbie, relata la historia de un actor llamado Rick Dalton que vive una carrera frustrada, y la de su doble Cliff Booth, ubicándose en el momento en el que la familia Manson planea el asesinato de Tate y sus amigos.

A lo largo de 2 horas y 45 minutos, Tarantino juguetea con los recuerdos más vívidos del Hollywood de su niñez, mostrando a detalle desde cómo se veía una cinta en esos tiempos, hasta la manera en la que se filmaba una película a finales de los sesenta.

Así como en otras obras de su autoría, la música en la trama es fundamental para el ritmo de la narrativa, aunque en esta ocasión, el director enfatiza la importancia de la radio en aquel momento, especialmente de la estación KHJ Boss Radio

La violencia también es un factor esencial. Tal como lo hizo en cintas como Inglorious Basterds, Django Unchained y The Hateful Eight, Tarantino maquila una especie de venganza en contra de lo que le parece repugnante, contando su propia versión de las historias que le inspiran para escribir sus guiones.

Foto: ‘Once Upon A Time… In Hollywood’, Sony Pictures.

Once Upon A Time… In Hollywood es un cuento nostálgico que relata el ocaso de dos personajes pero también, el de toda una época que fue alterada por un suceso trágico.

Si bien esta no será nombrada como la mejor de sus películas, Once Upon A Time… In Hollywood es uno de los pasajes más personales del director que ha sido acusado recientemente de machista por su trato con las mujeres con las que ha trabajado, así como de encubrir los abusos de su exproductor ejecutivo, Harvey Weinstein.