Por qué el comercial de Gillette sobre la masculinidad tóxica fue tan controversial

La marca ha generado una discusión en redes gracias a un video en el que incita a los hombres a reflexionar sobre sus acciones.
Héctor Elí Murguía | @hectoreli_

Esta semana, la marca de productos para rasurar, Gillette, compartió un video promocional de su nueva campaña, We Believe: The Best Men Can Be, en el cual se hace una referencia directa al movimiento #MeToo e incita a los hombres a reflexionar la masculinidad.

El visual muestra actitudes de misoginia, intimidación, acoso sexual, sexismo, así como referencias a lo que socialmente se ha establecido de lo que que debe ser un hombre, y concluye con la pregunta "¿es esto lo mejor que un hombre puede lograr?". Hasta el momento, el anuncio cuenta con 13 millones de reproducciones en YouTube.

¿Qué sucedió?

En las últimas horas, hombres alrededor del mundo han criticado el video en redes sociales, además de que existe una contracampaña para nunca comprar productos de esa marca otra vez. Según la BBC, algunos la han descrito como "propaganda feminista” y piden que Procter & Gamble, compañía de la que se desprende la marca, pida disculpas por el anuncio.

La vida pública también ha sido participe de esto. El actor y abiertamente simpatizante de Donald Trump, James Woods, ha calificado la campaña como una que describe al hombre como “horrible”. La revista de ultraderecha The New American atacó al comercial diciendo que “refleja muchas falsas suposiciones” y añade que “los hombres son el sexo más salvaje lo que explica su peligrosidad y dinamismo”.

Lee: “El movimiento #MeToo no representa a las mujeres del hip hop”: Cardi B

A raíz de la respuesta de estos hombres, varios medios de comunicación y blogs escribieron sobre el tema como Joshua Eferighe de Kulture Hub quien apuntó en un artículo: “no solo los hombres sino cualquiera que ve en el comercial de Gillette un problema, el problema son ellos. Gillette solo dio un paso en la dirección correcta y es tiempo de que otros se le unan”.

Sin embargo no todos piensan igual. De acuerdo con algunas mujeres como la periodista Dana Schwartz, la compañía solo busca su propio beneficio y no está haciendo una campaña en favor del #MeToo: ‘Gillette es una compañía que está tratando de hacer dinero. No les aplaudan —a ninguna compañía — en ser árbitros morales. Habrían hecho un anuncio alabando la robustez del hombre si hubieran pensado que esto daría lugar a un mayor alboroto y mejores ventas. Las empresas no son nuestros amigos”, escribió en su cuenta de Twitter.
Tweet

Mira el video aquí:
Gillette masculinidad

La respuesta de Gillette

La empresa seguirá con su postura y piensa lo siguiente, según su presidente, Gary Coombe: "al responsabilizarnos mutuamente, eliminar las excusas por el mal comportamiento y apoyando a una nueva generación, podemos ayudar a crear un cambio positivo que será importante en los próximos años".

Por su parte, el director de Gillette en Norteamérica le dijo a la CNBC: “queríamos dar un paso atrás y ver qué significa ‘lo mejor’ y cómo podíamos seguir con esos ideales desde un lado moderno. Los hombres en todos lados del mundo están trabajando para reescribir las reglas en lo que parece ‘lo mejor’ y cómo una cultura puede ponerse de acuerdo para que suceda”.

Lee: Facebook cierra página enfocada en exponer a las víctimas de R. Kelly

Una opinión de un publicista mexicano

En entrevista para Slang, Julio Cerón, Director Creativo Asociado de la agencia de publicidad Publicis México señala: “no es algo novedoso de una marca, que de un mensaje sin vender su producto, pero creo que esa es una parte de la publicidad actual, la que hace empatía con el consumidor, lo que genera bastante clic de dos modos: en la gente que lo aprueba y en la gente se ofende y dice ‘¿cómo estos me vienen a decir cuál va a ser la mejor versión de mi?”.

“Realmente la campaña lanzó una interrogante y la gente empieza a dudar de sí misma porque alguna vez en su vida hizo algo malo, algo relacionado. Quizá presionó a una mujer, hizo menos a otro hombre o a una mujer y es difícil aceptarlo, por eso está causando la polémica”, menciona.

“Para mí esta pieza más que una publicitaria o comercial para vender un producto, es totalmente una pieza de PR. Lanzaron un video para que internet se destruya por sí solo. Hay gente que lo defiende y gente que no, lleva millones de views; periódicos alrededor del mundo opina sobre eso, aunque parciales, está bueno. Mientras buscaba información encontré una nota en la que explican que cuando los niños rompen la pantalla de tv (en el anuncio), están pasando un comercial del propio Gillette de 1989 que trataba sobre el hombre perfecto, bueno pues el hombre perfecto ya no existe”.
Gillette The best a Man can get … 1989

La música, afectada por la masculinidad

A raíz del movimiento #MeToo, varios artistas alzaron la voz en contra de acosadores y sobran ejemplos. En 2017, la artista islandesa Björk denunció un abuso sexual que sufrió a manos de un director de cine danés que no nombró y que muchos infirieron se trataba de Lars Von Trier, con quien trabajó en el 2000 para la película Dancer In The Dark.

También Kaya Jones de la agrupación Pussycat Dolls declaró públicamente los abusos que la banda sufrió a lo largo de su carrera señalando a su manager, Robin Antin, como responsable de que la banda pareciera un "cuadrilátero de prostitución" cuando las integrantes del grupo eran forzadas a acostarse con cualquiera que se les indicara.

En 2014, una de las primeras mujeres en denunciar el abuso sexual, físico y de poder por parte de su manager fue Kesha, quien mencionó que su productor, Dr. Luke, había abusado de ella hasta el punto de casi "perder la vida".

Recientemente otro caso relacionado con la masculinidad, el machismo y la violencia sexual, fue revelado en el documental Surviving R. Kelly, lanzado a principios de este año, en el que se muestran varios casos de abuso sexual contra mujeres menores de edad por parte del rapero R. Kelly, quien fue protegido por la industria durante años. En 2002 la policía presentó más de 10 cargos en su contra en relación con algunas grabaciones que incluían imágenes de penetración, sexo oral y otros actos. A pesar de las pruebas, en junio de 2008 el caso fue descartado.

¿El anuncio, a pesar de haber incomodado a muchos, llegó en el momento preciso? ¿Tú qué opinas respecto a repensar la masculinidad?

Lee: ¿Por qué R. Kelly no está en la cárcel?