Canserbero y el misterio detrás de su muerte

Hoy 20 de enero se cumplen cinco años de la trágica muerte del rapero venezolano.
Jonathan Matamoros
Foto: Facebook Canserbero.

Canserbero fue uno de los máximos exponentes del hip hop independiente en Venezuela y Sudamérica en la década de los 2010s. Hoy, 20 de enero de 2020, se cumplen cinco años de su muerte.

A pesar de morir a los 28 años, logró construir una sólida carrera como rapero y freestyler. Nació en Caracas y se mudó a Maracay a los 4 años, allí vivió parte de su infancia, adolescencia y adultez. Hubo dos eventos que lo marcaron fuertemente, la muerte de su madre y su hermano.

Estos golpes modificaron su forma de ver la vida. Sus letras siempre fueron crudas, introspectivas y críticas, repletas de mensajes existencialistas, referencias líricas e incluso algunas citas filosóficas. Esto le valió conectar y ganarse una base de fans fiel, incluso en ciudades como Barcelona.

Sus inicios se dieron en el reggaeton y algunos estilos relacionados, incluso estuvo inspirado en algún momento por Daddy Yankee. Poco a poco se fue involucrando más en el mundo del rap y formó parte de varios colectivos, como Códigos de Barrio, Supremacy Hip Hop Clan y Basyco.

A lo largo de su trayectoria publicó algunos mixtapes, y álbumes de estudio como Vida (2010) y Muerte (2012).


La muerte de Canserbero

A pesar de que gozaba de cierto reconocimiento en la escena local, Tirone adquirió mucha más popularidad fuera de Venezuela y sus países vecinos después de que muriera en circunstancias confusas.

Existen muchas versiones sobre su fallecimiento y ninguna fue completamente verificada por las autoridades venezolanas. Sin embargo, la más aceptada y reportada indica que la mañana del 20 de enero de 2015, Canserbero murió después de lanzarse del décimo piso del edificio donde vivía en Maracay.

Esta misma versión apunta a que antes de suicidarse, Canserbero mató a su amigo, Carlos Molnar, al apuñalarlo varias veces. Encontraron ambos cuerpos sin vida dentro y fuera del departamento que compartían.

Molnar era el bajista de la banda de reggae Zion TPL, donde llegó a participar Canserbero. De acuerdo con personas cercanas a ellos, el rapero se había mudado al apartamento de Carlos para trabajar en un nuevo proyecto, posiblemente el tercer LP de Tirone.

Sin embargo, esta hipótesis nunca fue confirmada por la policía venezolana. El caso se complicó porque no se pudo esclarecer qué exactamente pudo motivar el asesinato de Carlos Molnar y si realmente ocurrió a manos de Canserbero.

Problemas mentales

Algunas personas aseguran que el rapero sufría de esquizofrenia y depresión, y que se negaba a ser tratado. Suponiendo que esto pudo motivarlo a quitarle la vida a Molnar y después suicidarse a causa del arrepentimiento. Sin embargo, las hermanas de Canserbero negaron que él padeciera algún tipo de enfermedad o trastorno mental.

Otras teorías populares involucran a Natalia Améstica, la entonces esposa de Carlos. En su declaración, la mujer contó que ella presenció el asesinato y que decidió encerrarse y llamar al servicio de emergencias. Fue hasta que ellos llegaron que ella se enteró que Canserbero se había lanzado por la ventana. De aquí se desprenden las versiones que aseguran que el ataque ocurrió porque Molnar los encontró teniendo relaciones sexuales.

El caso fue reabierto meses después porque según el Defensor del Pueblo de Venezuela, Tarek William Saab, habían encontrado inconsistencias. La principal razón tenía que ver con que la ventana de la habitación de donde se lanzó tenía romanillas. Los vidrios no estaban rotos, por lo que concluyeron que debieron haber sido removidos previamente y colocados de nuevo.

Un detalle importante es que Canserbero acababa de terminar una gira por Chile y Argentina al lado de Natalia y Carlos. Pero nunca encontraron el dinero recaudado, aproximadamente 6 mil dólares.

Dentro del universo de teorías también hay otra que indica que Molnar aventó a Canserbero y que después, Natalia lo apuñaló a él. Ella dejó Venezuela a los pocos días de que ocurriera el ataque.

Cinco años después, la muerte de Canserbero aún está rodeada por más preguntas que respuestas. La falta de conclusiones por parte de las autoridades venezolanas ha provocado que este caso se llene de teorías conspirativas.

Su familia creó una fundación en su honor que apoya a diversas comunidades a través del deporte y las artes.