¿Quieres recibir notificaciones de nuestro sitio web?

Raperas en el mainstream: Sobre el posicionamiento actual de las mujeres en el hip hop

La presencia de mujeres en las listas de popularidad es solo una pequeña prueba de que cada vez hay más talento femenino en la industria musical. Desde Cardi B hasta Rapsody o Chika, su importancia en el hip hop es inequívoca.
Iraís M.
Fotos: Megan T. Stallion, Instagram oficial; Cardi B, Atlantic Records; Doja Cat, RCA Records.

Durante los últimos años ha habido más presencia de raperas en el mainstream. No es que antes no hubiera mujeres en el hip hop, sino que parece que por fin las veremos de manera constante tanto en posiciones de poder como de estatus artístico.

De acuerdo con las integrantes de City Girls, las mujeres están dominando la escena en la actualidad. Tal vez esto es solo su visión de las cosas ―todavía hay minoría de raperas―, pero también es evidencia de que algo está sucediendo.

“Los hombres están acostumbrados a tener el control de poner a las mujeres en las grabaciones, y ahora ellas están empezando a unirse y hacerlo sin ellos”, apuntó JT (City Girls) en entrevista con The Breakfast Club. “Antes tenías que tener una colaboración con un hombre para llegar al número 1, o al menos a la lista. Pero ahora las mujeres lo logran solas”, agregó. 

Prueba de esto es que apenas en mayo de este año, por primera vez un dúo de raperas llegó al primer lugar del Hot 100 de Billboard. Estas fueron Doja Cat y Nicki Minaj con “Say So”, ― esta última es la rapera mujer que ha colocado más canciones en el chart (110). La semana siguiente, el primer lugar se los robó “Savage”, mancuerna entre Beyoncé y Megan Thee Stallion: otra situación inédita. 

Claro, esto no significa que sean las mejores; ni mucho menos las únicas, pero al menos estas raperas representan la punta de un iceberg que ya se empieza a visualizar.

La popularidad de las raperas en la historia del hip hop

Apenas esta semana, en entrevista con Apple Music Cardi B hizo una reflexión interesante con respecto al posicionamiento de las mujeres en el hip hop. “Cuando tenía 6, 7, 8 años, había muchas raperas diferentes”, declaró la intérprete de “WAP”, probablemente refiriéndose a artistas de la generación de Missy Elliott.

Y luego hubo una época en la que no había raperas. Tenía que seguir poniendo canciones de los inicios de los dosmiles”, agregó Cardi (sí, está generalizando, pero a grandes rasgos tiene razón). “Más adelante hubo una rapera que dominó durante mucho tiempo. Y lo hizo muy bien. Ella sigue dominando”, indicó Cardi B, probablemente en referencia al talento y logros de Nicki Minaj.

“Nunca sabes cuándo la gente se cansará de las raperas o cuando dejarán … no sé, de promoverlas”, sostuvo Cardi. El año pasado, la rapera indicó que los sellos solían firmar a mujeres raperas y olvidarlas sin darles la atención adecuada

A estas alturas, Cardi B ya hizo historia en el mundo del hip hop. En los Grammy 2019, se convirtió en la primera mujer solista en ganar el premio a Mejor Álbum Rap (Invasion of Privacy, 2018). Esto, 22 años después de que Lauryn Hill ganara el mismo reconocimiento, pero como parte de Fugees (The Score, 1996).

La misma Lauryn Hill llegó a la industria musical cuando el mundo era diferente. “A los hombres les gusta cuando les cantas a ellos. Pero da un paso al frente, trata de controlar las cosas y habrá dudas”, indicó en un statement de su página web. 

“Esta industria es muy sexista. Nunca le darán el título de ‘genio’ a una hermana. Solo la llamarán ‘diva’ y creerán que es un cumplido. Como si nuestra vanidad se antepusiera a nuestras contribuciones musicales e intelectuales”, sostuvo Hill. 

Aunque son personas con un talento sin igual, también es cierto que la percepción general ―es decir, masculina― sobre Lil’ Kim no hubiera sido la misma sin la validación de The Notorious B.I.G., mientras que Missy Elliott ―quien ya daba mensajes de inclusión, feminismo y body positivity antes de que ser woke estuviera de moda― no hubiera tenido tal alcance sin su poderosa mancuerna junto a Timbaland.

Claro, las propiedades de la industria en la época implicaban la necesidad de “ser descubierto” y las colaboraciones entre dos artistas siempre se resumen en algo mayor que la simple suma de sus talentos, pero en la actualidad hay más alternativas para conocer música, más variedad de discursos y, por lo tanto, cada vez más raperas.

Misoginia en el mundo del rap

El slut shaming sigue siendo el pan de todos los días en la industria musical, como si las expresiones de sexualidad y el talento no pudieran coexistir. Cardi B y Megan Thee Stallion han sido sumamente criticadas por el discurso explícito de “WAP”, que ofende hasta a quienes les gusta escuchar cuántas veces coge o cuántas bitches tiene *inserte aquí el nombre de un rapero con letras explícitas*.

“Ellos han estado hablando de esto por décadas, ¿entonces por qué es un problema ahora?”, se preguntó Yung Miami (City Girls) en la entrevista con The Breakfast Club. Y así es. Si hace casi treinta años el mundo celebraba “She Swallowed It” ―tema de N.W.A. en el que, por cierto, hacen referencia a una menor de edad―, por qué habrían de ofenderse con el obvio y natural hecho de que mujeres como Cardi y Megan tienen fluidos corporales.

Justo el año pasado, Jermaine Dupri se refirió a las mujeres del mundo del hip hop como strippers rapeando”. “Siento que todas están rapeando sobre lo mismo. No creo que nos estén mostrando quién es la mejor”, indicó el dueño de So So Def Recordings, quien al parecer desde Da Brat no se ha interesado en escuchar media palabra femenina en el hip hop. 

La misma Cardi B fue quien le contestó que ella podía rapear sobre lo que quisiera, y que había tantos mensajes de raperas como artistas. “No nos echen la culpa cuando son todos ustedes los que no las están apoyando, dijo en referencia a las propuestas de artistas como Rapsody, Tierra Whack, Oranicuhh y Kamaiyah

El descubrimiento musical como cura contra la inequidad

Así como los festivales más diversos e incluyentes son los que se preocupan más por la curaduría de un cartel que por vender boletos, somos los escuchas quienes tenemos el poder de posicionar a más variedades de raperas en la era del streaming. Es decir, si no te gusta Cardi o la rapera sexosa del momento, no la compares con Noname o Rapsody, sino escucha a las artistas de tu preferencia, ya sea porque tienen un mensaje de conciencia social o política o por lo que a ti te atraiga.

“Muchas veces, la gente me usa como… ‘deberías escuchas a Rapsody porque no baila medio desnuda’ o ‘debería gustarte Rapsody porque se muestra como una mujer debería de hacerlo’”, le dijo Rapsody a Talib Kweli en entrevista.

“Si te gusto, bien, pero no ataques a otras mujeres porque escogen hacer arte de otra manera”, indicó la rapera. Es decir, no es opción comparar a las raperas, porque ellas ya están unidas; sino aprovechemos las plataformas tecnológicas actuales para involucrarnos con el trabajo de artistas diferentes. Ya sea Little Simz, Rubi Rose, Sukihana, Saweetie o Rico Nasty: opciones hay muchas. 

Por ejemplo, la Freshman Class 2020 de XXL, dada a conocer esta semana, apuntó al talento de Chika y Mulatto, así que no dudemos que sus cualidades se revaloren durante los próximos meses. Del mainstream hipersexualizado a la escena consciente y alternativa: ahora sí, las raperas llegaron para quedarse.