Recomendación Slang: La vida de la extraordinaria Harriet Tubman, directo a la pantalla chica

Harriet Tubman no solo escapó de la esclavitud, sino que ayudó a liberar a cientos de esclavos afroamericanos con éxito.
Pamela Escamilla
Fotos: 'Harriet', Focus Features.

Harriet es una de esas grandes películas que llegan tarde a México; es decir, una de cuya existencia la mayoría se entera hasta la entrega de los premios Oscar y la ve unas semanas después. Lamentablemente, tras la ceremonia de este año, llegó antes el confinamiento que el estreno de varios filmes.

Esta película se enfoca en la vida de la activista Harriet Tubman desde que huye de la esclavitud en Maryland hasta que ayudó a liberar a más de 700 esclavos en plena Guerra Civil estadounidense ―no son spoilers, son hechos históricos―. El personaje protagónico es interpretado por Cynthia Erivo (Widows) y también hay notables participaciones de Janelle Monáe, cuyas incursiones en cine suelen ser en historias afroamericanas inspiradoras; y un Joe Alwyn que sabe hacerse odiar como Gideon Brodess, el “amo” de Harriet.

Harriet es un filme ganador desde la elección y pertinencia histórica del personaje. Este 2020 ―mientras las protestas del movimiento Black Lives Matter están en un punto álgido―, era el año en el que Harriet Tubman llegaría a los billetes de 20 dólares. Sin embargo, la salida oficial de estos podría tardarse 10 años más, mientras que el mismo Donald Trump se ha referido a la elección del personaje como “pura corrección política”.

Aparte, en el film se retratan personajes que van más allá de los polos entre esclavos afroamericanos y propietarios blancos malévolos. También hay caucásicos abolicionistas, afroamericanos libres y uno que otro traidor. 

Más sobre Harriet Tubman

Harriet Tubman nació en la esclavitud, con el nombre de Araminta Ross, y trabajó sin remuneración desde que tenía edad preescolar. En un acto de valentía, para evitar que la vendieran, escapó, caminó kilómetros y cruzó los límites estatales. En Filadelfia cambió de identidad y se convirtió en una persona libre.

Tubman no se conformó con su libertad e independencia económica: regresó a Maryland para ayudar a familiares y amigos a escapar de la esclavitud. Con esto convirtió su lucha de supervivencia no solo en su móvil como activista, sino en su trabajo como parte de la red antiesclavista Underground Railroad

Harriet rescató a alrededor de 70 personas durante varias misiones y luchó contracorriente incluso tras la instauración de la Ley de Esclavos Fugitivos. Es decir, se convirtió en una suerte de “coyote”, pero con más integridad moral y menos avaricia, llevando a esclavos al norte de Estados Unidos para liberarlos.

Así como en la antigüedad los sabios griegos podían ser médicos, botánicos, matemáticos y poetas al mismo tiempo, Harriet Tubman hizo de todo. Trabajó con el Ejército de la Unión desarrollando labores desde cocinera hasta espía, y fue la primera mujer en liderar una expedición armada durante la guerra. También fue activista en favor del voto femenino, ¿acaso se convertirá en la primera persona afroamericana en un billete estadounidense?

Fotos: ‘Harriet’, Focus Features.

La música de la película y “Stand Up”

El score de Harriet estuvo a cargo de Terence Blanchard, la mejor opción si tomamos en cuenta su labor en películas como BlacKkKlansman, Da 5 Bloods, Malcolm X, Chi-Raq, Harriet y Cadillac Records, entre otras. Él también realizó el soundtrack compilatorio, cuyo tema más destacado es “Stand Up”, compuesto por Cynthia Erivo, protagonista del filme, y Joshuah Brian Campbell.

“Stand Up”, track que suena durante los créditos finales de la película, estuvo nominado a Mejor Canción Original en la más reciente entrega de los Oscar. Si lo has escuchado, sabes que merecía la estatuilla, aunque la decisión de la Academia de Ciencias y Artes Cinematográficas resolvió en favor de (I’m Gonna) Love Me Again”, de Elton John y Bernie Taupin para Rocketman. Claramente se los debían ante el próximo retiro de John. 

Por otra parte, Cynthia Erivo tampoco ganó el Oscar a Mejor Actriz por su interpretación en Harriet. El premio fue para Renée Zellweger, quien aprendió a cantar para personificar a Judy Garland en Judy. Sin embargo, con su interpretación en la ceremonia, Erivo demostró que era la mejor actriz, cantante y compositora de la noche, y que su look la hacía ver como el premio mismo y no como alguien que contendía por él.

“Stand Up” es un tema de góspel que destaca tanto musicalmente como en su letra, completamente inspirada en Harriet Tubman. Incluso termina con la frase “Me voy para preparar un lugar para ustedes (I go to prepare a place for you)”, basada en Juan 14:2, que fue la misma que pronunció Tubman antes de morir a los más de 90 años de edad.

Harriet, dirigida por la también actriz Kasi Lemmons, está disponible para renta y compra en YouTube, Cinépolis Klic y Amazon Prime Video. Esperemos que tras la evolución de la pandemia llegue a salas de cine mexicanas.

Fotos: ‘Harriet’, Focus Features.