Scotch snap: del barroco al hip hop

La versión moderna del ritmo lombardo ha sido usada por Ariana Grande, Lizzo, Rihanna, Beyoncé y Soulja Boy, por mencionar algunos.
Pamela Escamilla
Fotos: Screenshots de los videos

Si hablamos de patrones rítmicos que se hacen con la voz en el rap, a muchos nos vendrá a la mente el fraseo atresillado que se escucha en gran parte de las canciones actuales (“This is America”, de Childish Gambino, por ejemplo), pero hay otro que es recurrente desde hace años, por no decir siglos. 

En un artículo de Vulture ―citando al musicólogo Philip Tagg― se explica que desde el siglo XVII se usa en la música el ritmo lombardo, mejor conocido como scotch snap (semicorchea acentuada seguida de una corchea con puntillo). Este ha sido recurrente en la música escocesa desde mediados del siglo XVIII y se asocia tanto a la música como al acento hablado de los escoceses. 

El scotch snap, como lo explica el YouTuber Alvinsch, consiste entonces en imitar la manera de hablar de los escoceses ―vuelve a ver Trainspotting para que tengas el acento en mente―, haciendo énfasis en una sílaba tónica corta, seguido de una sílaba larga. 

Este patrón rítmico se ha reproducido en otros géneros musicales, tales como el pop, hip hop y r&b estadounidenses. ¿Por qué? Porque empata perfectamente con el idioma inglés, que tiene muchas palabras bisílabas y cuyos hablantes alternan mucho entre sílabas cortas y largas porque sus palabras así lo permiten. 

Para más claridad, checa la explicación de Adam Neely al respecto: 

 

En la música actual, el scotch snap consiste en hacer una nota corta acentuada, seguida de una larga, tal y como se escucha en el precoro de “Juice” (Cuz I Love You, 2019), de Lizzo.

 

Otros temas en los que se nota claramente el scotch snap es en “Start It Up” (The Love Movement, 1998), de A Tribe Called Quest, así como en algunas partes de “Drunk in Love” (2013), de Beyoncé; “Pour It Up” (2012), de Rihanna

No olvidemos a Ariana Grande y a su controversial “7 Rings”, ya que más de un artista la acusó de plagiar su flow. La cantante supuestamente copió partes de “Mine” (2017), de Princess Nokia; “Pretty Boy Swag” (2010), de Soulja Boy; y “Spend it” (2011), de 2 Chainz

Sin embargo, si es que Grande quiso imitar a algunos artistas como homenaje o con cualquier otra intención, la realidad es que usar la misma cadencia de la voz no es precisamente una violación de derechos de autor y que los ritmos en controversia son bastante genéricos y también ha sido usado por Cardi B y Post Malone.

Puedes descargar música de estos artitas en Trebel. La aplicación está disponible en iOS y Android.