¿Quieres recibir notificaciones de nuestro sitio web?

So Far Gone, el mixtape con el que Drake impuso sus reglas

Con este trabajo discográfico, el canadiense dio sus primeros pasos hacia el éxito demostrando que el hip hop es universal.
Héctor Elí Murguía
Foto: cortesía Universal Music.

En 2009, Drake lanzó So Far Gone, mixtape con el que despegó la carrera del artista que cambiaría los esquemas del hip hop en el mainstream.

En sus inicios, el rapero era más conocido por su rol actoral como Jimmy Brooks en la serie juvenil Degrassi: The Next Generation. Sin embargo, en 2007, tras el término de su contrato con la producción, el canadiense anunció que se dedicaría a la música.

Drake entró a la escena del hip hop como protegido de Lil Wayne, colaborando con él en varios proyectos y posteriormente siendo firmado en su sello discográfico Young Money Entertainment.

Fue en 2006 que Drizzy se lanzó en solitario con el mixtape Room For Improvement. A pesar de que este material discográfico destacó, el canadiense no logró hacer que la gente dejara de verlo como el chico de la televisión que anhelaba hacer rap.

Fue hasta mediados de 2008 que el rapero y su productor de cabecera, Noah “40” Shebib, empezaron a trabajar en un sonido propio y auténtico.

Inspirados en la tendencia musical que había dejado Kanye West con álbum 808s & Heartbreak, en la que predomina la presencia de elementos como el auto-tune, ambos lograron hacer So Far Gone.

Gracias al sencillo “Best I Ever Had”, el canadiense llegó al puesto número 2 de la lista Billboard Hot 100, quedando entre dos canciones de Black Eyed Peas, banda que era la sensación del mainstream a principios de los 2010s gracias a temas como “I Gotta Feeling“.

 

En este mixtape, Drake se deslinda de su personaje infantil para mostrarle al mundo su faceta como un artista que estaba decidido a conquistar el mundo con una fórmula musical única.

El canadiense integró el rap con el canto; una cualidad por la cual ha sido criticado pero que con el tiempo se ha convertido en uno de los rasgos más importantes de su música.

Además, invitó a varias figuras alejadas del mundo del rap como con Peter Bjorn and John, Lykke Li y Santigold; artistas independientes de la música alternativa que gozaban de gran popularidad entre sus seguidores en esa época. Esto también fue un statment acerca de cómo el hip hop podía ser universal.

 

So Far Gone, un testamento de la época pre-streaming

El mixtape fue lanzado a través de la plataforma Datpiff para su descarga gratuita.

En una época antes del streaming en la que iTunes luchaba contra la piratería en internet, esta fue una de las primeras estrategias de Drake con la que ganó cada vez más seguidores.

A distancia, en el trabajo discográfico puede apreciarse a Drake como uno de los primeros de su generación en apostar por incluir sentimientos en la escena del hip hop, y como uno de sus primeros esfuerzos en consolidarse como uno de los artistas más escuchados a nivel mundial.

En 2019, el rapero estrenó el mixtape completo en plataformas digitales y lo puedes escuchar aquí: