‘Take Care’ de Drake, un disco para entender el rap mainstream en los 2010s

Muchos consideran que este álbum es el mejor en la discografía del rapero y cantante canadiense. Estas son algunas de las razones más importantes.
Héctor Elí Murguía | @hectoreli_
Foto: Universal Music.

Drake es uno de los artistas más escuchados en el mundo y fue el más escuchado de la década de los 2010s en Spotify. Más allá de lo que puedan decir sus detractores o alabar sus seguidores, el éxito del cantante y rapero canadiese encuentra su origen en su capacidad por saber cómo proyectar lo que quiere escuchar la mayoría en el streaming.

Para entender qué es lo que tanto ven en él millones de personas, es necesario repasar el principio de su discografía, pero, sobre todo, uno de sus álbumes más representativos de la época: Take Care.

Portada del disco ‘Take Care’ de Drake. 2011.

El portavoz del rap en Canadá, la cantera del sonido de la década

Canadá y específicamente Toronto, había encontrado en Drake un embajador ideal no solo de su música sino un portavoz que retrató los lugares y el pulso de la ciudad a través de los sucesos de un joven que, para el 2011, apenas con 24 años de edad, ya contaba con un trabajo reconocido localmente como su mixtape Comeback Season y su álbum debut con un sello discográfico, Thank Me Later.

Su salto de la actuación al rap fue una jugada arriesgada pero exitosa y logró pasar de ser conocido como el chico de la serie Degrassi: The Next Generation a ser el rapero del momento apadrinado por Lil Wayne.

Con Take Care, Aubrey Graham lideró el movimiento de la santa trinidad canadiense del pop millenial: Drake, Justin Bieber, y un productor que hacía sus pininos como cantante en ese segundo álbum de Drizzy: Abel Tesfaye, mejor conocido como The Weeknd.

Antes de siquiera sacar su primer álbum, The Weeknd ayudó a escribir varias canciones del disco de Drake que se llevó el Grammy por Mejor Álbum de Rap en el 2013, incluyendo el tema en el que participa: “Crew Love”. Ahora, Abel se prepara para tener su propio show en el Super Bowl 2021.

Foto: George Pimentel/Getty Images.

Take Care: Ser vulnerable está bien

Si nos vamos al principio de la década pasada, en el año 2010, la música vivía por un momento de transición importante; las plataformas de streaming ganaban fuerza, mientras que el hip hop en el mainstream se decantaba cada vez más hacia lo pop y cada vez menos a lo gangsta.

Drake se había ganado varios motes en su natal Canadá como “el rapero que hacía música para chicas” gracias a trabajos como su mixtape So Far Gone (2009) —en la que incluyó sonidos del alternativo como a Peter Bjorn and John y Lykke Li—, abriendo una brecha importante para varios raperos como XXXTentacion o Juice WRLD, artistas que, alejados del mumble rap, el sonido de las costas, siguieron una línea mucho más OVO Sound.

Canciones de Take Care como la popular “Marvin’s Room”, “Doing It Wrong” y la canción que representa su momento más álgido y honesto con Rihanna, la homónima “Take Care”, representan el mensaje general del Drake de esa época: Ser vulnerable está bien.

Los colaboradores de Take Care, narradores del rap de los 2010s

Si uno se pone a indagar qué estaba sucediendo con los colaboradores de ese álbum cuando fueron participes, ninguno realmente había tenido el reconocimiento y el éxito por el cual hoy en día se les conoce.

A excepción de Rick Ross, Andre 3000 y Lil Wayne, los padrinos del disco, todos los demás eran apenas unos underdogs: Nicki Minaj apenas había firmado con Cash Money Records y se posicionaba con disco Pink Friday, y cuenta leyenda que, después de haberlo visto en la lista anual de los raperos emergentes de la revista XXL del 2011, Drake incluyó a Kendrick Lamar en “Buried Alive Interlude”; antes de cualquier Grammy o llevarse el Pulitzer.

Take Care, un álbum atemporal 

Ahora bien, escuchar en 2020 discos de los comienzos de la década de 2010s es un buen ejercicio para saber qué artistas hicieron música de esa época y que otros hicieron música atemporal.

A partir de Take Care, Drake comenzó una carrera artística de álbumes que trascienden el tiempo. A pesar de contener rasgos y características muy de su momento, el álbum bien podría haber salido en estos días y seguiría teniendo fuerza.

Mucho en gran parte es por la calidad de las composiciones, la producción y los sampleos, colocados a la perfección por el productor de cabecera de Drake, Noah “40” Shebib, uno de los arquitectos del sonido de la década pasada. “Lord Knows” es una muestra de ello.

Take Care es considerado por muchos el mejor álbum en la discografía de Drake. Para Rolling Stone, fue el sexto más importante de la década pasada porque Aubrey supo abrazar su fama y fortuna, pero sobre todo, logró proyectar su personalidad e influir en las generaciones posteriores con este disco.

Escucha el álbum completo aquí