¿Quieres recibir notificaciones de nuestro sitio web?

Entrevista Slang | C. Tangana sobre filosofía, censura y el crecimiento del urbano en España

Platicamos con El Madrileño sobre su perspectiva del crecimiento de la música española, su visión filosófica y cuál es el diferenciador de la escena urbana actual.
Héctor Elí Murguía | @hectoreli_
Foto: Jesús Elizondo para Slang.

Anton Álvarez, mejor conocido como C. Tangana, ha venido aproximadamente unas 4 veces a México, contando las 2 ocasiones que se presentó en el festival Ceremonia (2016 y 2018).

Hace tiempo que su música suena en las playlists de los colegas mexas que le han entrado al movimiento urbano desde que El Madrileño se perfilaba como una de las apuestas más intrigantes de la música española.

El último fin de semana de noviembre de 2019, C. Tangana fue el encargado de cerrar el Flow Fest, uno de los festivales más grandes de música urbana, tardando aproximadamente 40 minutos para salir al escenario, por lo que se vio obligado a interpretar solamente 5 canciones.

Foto: Jesús Elizondo para Slang.

Para compensar el tiempo de su espectáculo, Pucho convocó a sus fans para asistir a un nuevo concierto íntimo en la CDMX que se llevó a cabo el miércoles siguiente en SALA Puebla en la Roma.

Un par de días antes del show, fui a platicar con él a las oficinas de Sony Music México, sello discográfico que lo representa. No quería hablar de los mismos temas de siempre con el cantautor y mucho menos sobre por qué no salió a tiempo en su presentación del FF, que era lo más obvio.

“Normalmente es algo agradable y que pasa rápido”, me dice acerca de la ronda de entrevistas y de promoción que le toca hacer cada vez que visita un lugar. “No te preocupes, porque no te haré las mismas preguntas”, le respondo.

“Te lo agradezco, porque contestar las mismas preguntas es un coñazo… como la de ‘¿cómo te trata México?’ y ‘platícame de un poco de, no sé, un tema’. También ‘¿cómo empezaste?'”, menciona.

C. Tangana, representante de la escena urbana española

C. Tangana es uno de los artistas más interesantes del urbano. Logró convertirse en el primero de su generación en saltar de la escena independiente a una disquera internacional con Sony Music, y fue nombrado por el periódico El Mundo como “lo más parecido en España a Kanye West”.

Además, estudió Filosofía en la Universidad Complutense de Madrid; comenzó su trayectoria musical antes de que lo urbano fuera mainstream, y de la mano de Alizzz, su productor, ha logrado consolidar un sonido distintivo de todo lo que hay allá afuera circulando en estaciones de radio y plataformas de streaming.

“Alizzz y yo llevamos mucho tiempo trabajando juntos. Nunca tenemos un proceso fijo. Siempre nos inventamos algo nuevo. Ahora estamos componiendo mucho con Víctor, que viene como percusionista en directo y también es músico. A veces empezamos las canciones con instrumentación acústica y después la llevamos al ordenador, pero nunca hay un proceso determinado”, me platica acerca de cómo ha cambiado la dinámica con su equipo de trabajo para componer.

En la actualidad, España figura en el panorama mundial de la industria musical gracias al reconocimiento que ha tenido Rosalía con el disco El mal querer, tanto en la crítica como en las nominaciones de los premios Grammy.

Además, los ojos de la música urbana están puestos en la madre patria gracias a la escena urbana del rap y el trap, que van de la mano y crecen cada vez más tanto a nivel independiente como mainstream.

Para entender más sobre el crecimiento de este movimiento en España, quise saber la perspectiva de C. Tangana, quien lo resumió a varios momentos fundamentales para entender cómo ha evolucionado:

“El primer (momento) importante fue la erupción que hubo en Barcelona de la escena trap con Burgan y con toda la gente que le siguió. Empezó a ser un caldo de cultivo de una subcultura muy underground, que de repente llamó la atención al mundo de la tendencia. Creo que no se supo aprovechar y que se ha visto a un montón de gente con talento que en lugar de labrarse un camino se quedó como mero trámite. Todo para que al final fueran nada más titulares de periódicos y revistas”, señala.

Luego continúa: “El segundo, sin duda, fue ‘Antes de Morirme‘ para mí. Creo que ahí se demostró que podíamos tener un pop urbano en España a un nivel distinto de lo que se había concebido. Como que a partir de ahí, siento yo, que otros artistas empezaron a salir fuera de España con otra tendencia, ya no el rap o lo que hacía antes con Violadores del Verso, Nach o todo eso, sino que una nueva generación empezó a tener visualizaciones de internet y a girar en el mundo, con otro estilo”.

“El siguiente paso estoy seguro de que es ‘Mala Mujer‘, que es el primer hit urbano español que está dentro de la industria, que lo publica Sony, que está en las radios y sale en la TV. Ahí pudimos entrar a la industria sin que fuéramos J Balvin o Maluma. Ya no hacía falta ser americano para formar parte del ecosistema mainstream. Y sin duda el paso final es Rosalía, quien hizo de lo autóctono y lo español algo mucho más elevado, mucho más internacional”.

Para El Madrileño, el empuje que han tenido los españoles ha sido provocado por la necesidad de salir adelante, pues la crisis económica que España vive desde la La Gran Recesión mundial de 2008, no ha terminado:

“En general ha pasado algo parecido en todos los ámbitos de la cultura en España. En el cine, en la moda, en las series. Y es que desde la recesión o la crisis que tuvimos aquí, toda la gente que nos quedamos en el ámbito creativo hemos tenido que pelear tanto, que ha servido como criba para llegar al momento en el que estamos. Al final lo que eso hace es que los criterios de calidad suban y eso se ve reflejado en la cultura popular de España”.

 

La evolución de C. Tangana

La diferencia entre el C. Tangana de hace unos años al actual, es que se ha alejado de la escena local y ahora su sonido es más cercano al global.

Pasó de hacer tracks caseros y tener una serie de beefs con colectivos españoles como Los Chikos del Maíz, a juntarse con otros del movimiento para seguir creciendo, como lo hizo este 2019 con Jesse Baez, Jhay Cortez o Becky G, con quien lanzó “Booty“, un tema definitivamente más orientado al reggaeton.

Actualmente hay una saturación evidente de canciones, discos y artistas que están lanzando canciones inspiradas en ritmos urbanos como el trap, el dembow o reggaeton, pensando que con eso van a pegar.

Foto: Jesús Elizondo para Slang.

Sin embargo, lo más relevante que está pasando en la escena actualmente para C. Tangana es que hay una intención por pasar del éxito numérico a mejorar la calidad artística:

“Para mí lo más importante que ha pasado en este tiempo es que hay una intención de la música hecha en español de hacer también vanguardia en el género urbano y hacer cosas distintas“, menciona.

“Creo que cuando de repente la música en español empezó a chartear en Estados Unidos, la intención no solo fue posicionar temas, que sí, la mayoría de artistas siguen intentando números y números y el tema que más pegue, pero se empiezan a ver artistas que lo que quieren es tener un personaje artístico fuerte, tener una identidad, generar cultura, ser originales. Se empiezan a trabajar más en las letras, los estilos, los videos y los beats, como que empieza a haber esa intención de hacer un poco más de vanguardia”.

Pucho y la censura

Como pionero y uno de los artistas más exitosos del género urbano, que a lo largo del tiempo ha sido criticado por diversas organizaciones civiles, políticas y gubernamentales por su lírica explícita, C. Tangana también ha sido objeto de controversia política.

Apenas hace unos meses, fue cancelada su participación en el festival más grande de Bilbao porque según el partido político que organizaba el evento, sus letras eran “machistas“.

“En España vivimos una agitación política por distintos temas. Hace un par de años o tres hubo un caso muy grave de un artista que se tuvo que exiliar porque sacó algunas letras controversiales. Es un tema que está siendo habitual y que distintas formaciones políticas censuren a ciertos artistas, ciertos géneros o actitudes”, responde sobre lo que vivió.

Sin embargo, Pucho responde contundente ante lo que está pasando: “En España tenemos una dictadura y tenemos una historia larga de represión y es algo que no hemos superado. Sale de vez en cuando que un partido político que pone en contra de un evento o un artista”, menciona refiriéndose a Elkarrekin Podemos, el colectivo político que se encargó de cancelar su show en Bilbao.

“Si de algo sirvió mi caso es para que muchísima gente se pronunciara en torno a esto y el mundo empezó a ver que la censura no era el camino. Que tú puedes tener tu opinión pero lo que no se debe hacer es censurar el arte, ni la cultura”, concluye sobre el tema.

Puchito y la filosofía 

Como filosofo de profesión, C. Tangana tiene una perspectiva única y distinta de otros artistas urbanos: “En general a mí me interesa la cultura.  No creo que cuando tenga 50 años se me recuerde por los versos que rapeaba o los reggaetones que hacía“.

“Hace mucho que no leo filosofía pero lo último que me interesó fue el mundo contemporáneo, los franceses un poco. A mí me gusta mucho la literatura y el arte. Todos los posmodernos mezclan la filosofía con el arte y se empieza a hablar de discursos más que de teorías. A partir de la física cuántica se empieza a ver que la interpretación empieza a pasar en un primer plano, y esto tiene qué ver mucho con el arte y la literatura”, relata acerca de sus preferencias, que en este caso están orientadas a un pensamiento que une a la filosofía con el arte.

“La filosofía pierde ahí un poco la idea de decir la verdad. Se deja de pensar en esos términos”, subraya haciendo diferencia entre lo que él piensa y lo que pensaban de la filosofía los griegos como Platón o Sócrates, quienes se dedicaban a eso para encontrar una “verdad” de la vida.

Checa la plática que tuvimos con C. Tangana también en video:

Puedes descargar música de C. Tangana en Trebel. La aplicación está disponible en iOS y Android