Taylor Swift, la reina Midas del pop

¿Cómo ha hecho la cantante para ganar más dinero mientras “vende menos” boletos para sus conciertos?
Pamela Escamilla

Cuando los boletos para un concierto salen a la venta, apenas nos da tiempo de reaccionar y obtener un asiento en el show de nuestra banda favorita, mientras que se felicita a los artistas que venden todas sus entradas en cuestión de segundos, como si ninguno de esos boletos llegara a las manos de los revendedores.

Para la Reputation Stadium Tour, Taylor Swift se mostró en franca guerra contra la reventa, batalla que hasta ahora tiene ganada. De acuerdo con The Wall Street Journal, la estrategia consiste en subir los precios de los boletos para ahuyentar a los revendedores, y que si estos igual compran boletos, sus ganancias son proporcionalmente menores a lo que solían ser.

Aparte, la cantante forma parte del programa Verified Fan, de Ticketmaster, con el que hay un gran filtro para determinar qué tan fan de la cantante es alguien que quiere comprar boletos. Con el programa —del que también forman parte U2, Ed Sheeran, Bruce Springsteen, Snow Patrol y Malú, entre otros— los usuarios tuvieron la oportunidad de adquirir entradas en preventa con precios hasta 25% más bajos que los de la venta al público, informó el diario, mientras que los precios de los mejores lugares oscilaban entre los 800 y 1,500 dólares. Taylor tenía cubiertos los costos más altos y los más bajos.

Lee: Selena Gomez y Taylor Swift vuelven a estar juntas en el escenario

¿Demasiado bueno para ser verdad? Antes de que empezara la gira de Swift, a principios de mayo, se decía que había muchos lugares vacíos para el tour de 53 fechas, lo que ponía a la artista en un papel incómodo: varios medios aseguraban que no era tan popular como ella creía.

Sin embargo, como indica The Wall Street Journal, con todo y los asientos vacíos, la gira de Swift ya ha vendido más que The 1989 World Tour, gira de 2015 con la que se recaudó más dinero —250 millones de dólares en el ámbito mundial—que en los tours que hicieron U2, The Rolling Stones, Beyoncé, Madonna y The Police en años recientes. Si se toman en cuenta los 17 estadios que Swift tomó en cuenta para las dos giras, sus ganancias aumentaron 15% con Reputation Stadium Tour.

Las ganancias económicas de Taylor —y las ganancias emocionales de sus hardcore fans— se deben en gran medida al programa de Fan Verificado, ya que a través de este se vendieron la mitad de las entradas en la gira, y solo 3% de los boletos terminaron en sitios de reventa como StubHub, cuando al promedio para un artista de tal renombre es de entre 30%y 50%

Lee: Taylor Swift da concierto exclusivo a niños en adopción y familias adoptivas

“El mercado ha estado cediendo el control de los precios a las ventas secundarias”, reconoce David Goldberg, exejecutivo de Ticketmaster. Entonces, es de entenderse que a Taylor no le importe que a la gente le parezca que las entradas a sus conciertos son caras y que los estadios no estén llenos: sus fans aseguran el acceso a sus shows, ella obtiene ganancias multimillonarias y les dificulta las cosas a los revendedores, muchos de los cuales ceden ante el poco margen de ganancias que pueden obtener.

Solo queda una pregunta, ¿de qué lado juegan los “fans medianos”? Esos que no tienen todos sus discos, no se saben su vida de memoria ni compran merchandise. Esos que bailan con sus grandes hits y, aunque no darían la vida por conseguir boletos para sus shows, pagarían por asistir a un concierto de Taylor Swift.
Taylor Swift – Look What You Made Me Do

Lee: En los conciertos de Taylor Swift se proyectarán videos de bloopers de los ensayos