¿Quieres recibir notificaciones de nuestro sitio web?

Un breve recuento de los asesinatos en el mundo del rap estadounidense

Desde 1987 se han registrado más de 60 muertes relacionadas con MCs.
Héctor Elí Murguía | @hectoreli_

Después del asesinato de XXXTentacion y Jimmy Wopo, el diario español El País publicó un artículo con una serie de raperos que fueron víctimas de la violencia en la escena del hip hop a lo largo de los años. Inspirado en la investigación histórica del tema realizada por la revista XXL, el periodista Adrián Viétez del diario español comienza el recuento con el asesinato de Scott La Rock, miembro del colectivo Boogie Down Productions en 1987. Un par de semanas después, fue asesinado el rapero Dex Osama.

Aunque el registro policiaco indica que en ese año fue cuando el hip hop por primera vez se manchó de sangre, las peleas de las pandillas eran frecuentes desde finales de la década de los setenta en el Bronx, lugar donde se originó el movimiento musical. A partir de esa fecha, de acuerdo con la investigación, existen 63 asesinatos relacionados con raperos. De esa cifra, casos de más de 40 MCs no han sido resueltos por la policía.

Según un reporte de NPR en 2015, el índice de resolución de casos se encontraba en 64% pero XXL cuestiona la cifra, ya que los asesinatos de figuras como Tupac Shakur, The Notorious B.I.G., Jam Master Jay y Big L, continúan en la lista de los casos no resueltos a pesar de que han pasado más de dos décadas de su deceso.

Precisamente, El País hace énfasis en los años noventa, cuando la nómina de asesinatos comenzó a elevarse. En 1995 fue asesinado Stretch, miembro del grupo Live Squad y amigo de Tupac Shakur, en 1996 Tupac fue asesinado a golpes después de asistir a un evento deportivo y The Notorious B.I.G. fue muerto a tiros después de asistir a una ceremonia de premiación.

Los tres casos, de acuerdo con información policiaca replicada en documentales y series de ficción, están relacionados con el conflicto West Coast – East Coast en el que los sellos discográficos Bad Boy Records (oeste) y Death Row Records (este), se enfrentaron por la audiencia de aquel momento. Tanto Tupac como Biggie fueron víctimas de la corrupción de la policía de Los Ángeles, que se involucró con Suge Knight, dueño en ese entonces de Death Row y supuesto autor intelectual de ambos asesinatos. De esa década también resalta la muerte de Big L (Lamont Coleman), uno de los referentes de la técnica freestyle, quien murió como víctima de un tiroteo.

Lee: ¿Quién mató a Biggie?

Ya entrado el siglo XXI, destaca la muerte de Jam Master Jay, dj y cofundador de Run-DMC, quien falleció de un disparo en la cabeza mientras se encontraba en un estudio de grabación en Queens; Soulja Slim, que fue asesinado a los 26 años en el jardín de la casa de su madre; Mac Dre, fundador del sello Thizz Entertainment, y Proof, amigo íntimo de la infancia de Eminem e “impulsor de la escena de Detroit”.