Victoria “La Mala”: el lado femenino del regional mexicano

La cantante está a punto de lanzar el álbum Merezco mucho más, con el que busca enviar un mensaje de empoderamiento femenino.
SlangFm

Victoria Ortiz “La Mala” es una de las cantantes del regional mexicano a quienes habrá que seguirle la pista en lo que resta del año, en especial porque antes de que acabe 2018 lanzará su nuevo disco, Merezco mucho más, cuyos primeros sencillos ha estado promoviendo en Estados Unidos al abrir los shows de Romeo Santos, el “Rey de la Bachata”.

Lee: ¿Quiénes son las nuevas reinas del regional mexicano?

En meses recientes ha estado promoviendo el sencillo que da título al álbum, pero antes de eso, las canciones “Vete mucho” (2016) y “Si va a doler que duela” (2017) consiguieron ponerla en la mira del regional mexicano, un género dominado por hombres en el que “La Mala” busca representar un sano contrapeso.

En diversas entrevistas, la cantante se ha referido a la escasa presencia femenina en el género: "Las mujeres quieren escuchar música de mujeres porque las perspectivas de hombres y mujeres son muy diferentes”.

Y continuó: “Creo que aunque es muchísimo más difícil para nosotras, yo creo que el doble, el triple o diez veces más, como mujeres estamos pidiendo que esos espacios se abran, no solo las mujeres en la industria sino el público en general. La música refleja todo lo que está pasando en la sociedad y las mujeres estamos viviendo un momento en el que exigimos nuestra igualdad, nuestros derechos”, dijo en una entrevista con la agencia española EFE.

“La Mala” ha sido testigo de cómo la música de banda está plagada de machismo, en las letras y en las actitudes de muchos de los cantantes del género. Por eso ella busca combatir esos comportamientos con canciones como “Merezco mucho más”.

A su modo de ver, las mujeres en la industria musical y en muchos otros ámbitos están demostrando que no van a conformarse con una pequeña parte del éxito y del protagonismo en los escenarios, pues cada vez más están dispuestas a exigir lo que se merecen.

Al referirse al movimiento “Time’s Up” ha contado que ella pasó por una experiencia de acoso cuando trabajaba como recepcionista en Nueva York. Ahí tuvo un problema con el jefe, quien le hizo algunas insinuaciones a las que ella se negó. A partir de ese momento le hicieron la vida imposible hasta que la despidieron del trabajo.

Las mujeres que la inspiran son Paquita La Del Barrio, Jenni Rivera y Selena, a quienes creció escuchando y cuyo empoderamiento toma como referencia para poder transmitirlo por medio de su música.

Y algo hay de todas ellas en sus canciones, pues se relacionan con el valor de las mujeres en la sociedad. El mensaje ha sido muy bien recibido por una audiencia tanto masculina como femenina, pues sus canciones tienen millones de reproducciones en YouTube y en las plataformas de streaming.

Cuando habla de sus inicios, “La Mala” suele remontarse a su infancia en la Ciudad de México, una etapa en la que recuerda que el canto ya era una de sus grandes pasiones, pues aprovechaba cualquier oportunidad para hacerlo: en alguna obra de teatro o en el coro. El caso es que no recuerda un solo momento en el que no estuviera cantando.

Después se fue a Estados Unidos, donde consiguió su primer éxito en 2010 con una versión de "Ahora soy mala", de Olga Tañón. Fue a partir de esa etapa que la gente empezó a decirle “La Mala” y a ella le encantó su nuevo alias.

Según dijo a EFE, en su nuevo disco intentó fusionar ritmos mexicanos con hip hop o R&B. Su interés por estos géneros tiene que ver con la admiración que sentía por la música que escuchaban sus tías de Los Ángeles, quienes le traían discos y música nueva en cada una de sus visitas a México, mientras que su gusto por la música mexicana tiene que ver con lo que sus papás escuchaban en casa: banda sinaloense, mariachi, boleros y norteñas.

“La Mala” se presentará en el Foro Sol el 16 de junio, donde abrirá el concierto de Romeo Santos.