¿Quieres recibir notificaciones de nuestro sitio web?

Especial Slang | Neoperreo: reggaeton creado en las vísceras del internet

Gerardo Mora
El Especial Slang es una mirada a fondo a uno de los tantos aspectos que suceden en el contexto de la industria musical.

Al paso de los días, hemos desmembrado a ese monstruo gigantesco que surgió durante esta década y que bien llamamos género urbano. En Reggaeton, una historia del odio al amor hacemos mención a un compilado llamado Joseo de Oro que fue lanzado en 2015 y que contó con la selección musical de Joan Escutia y todo el equipo detrás del hoy extinto blog Tacón de Oro. Si bien es cierto que para esa época el reggaeton ya estaba siendo posicionado como un fenómeno global, en las profundidades de internet aún existían varios artistas que no encajaban con el molde establecido por la industria musical. 

En aquel legendario Joseo de Oro aparecían canciones de artistas emergentes como Ms Nina, Audri Nix, La Mafia del Amor y Tomasa del Real. En el compilado escuchamos un reggaeton cultivado en las redes sociales y con una fuerte influencia de todos los fenómenos virales de la época, “El reggaeton evolucionó en varias ramas, una de esas somos nosotros, los freaks del reggaeton, los Monster High del reggaeton” me contó en una entrevista Tomasa el Real.

El neoperreo surgió como una respuesta rebelde de aquellos artistas que son hijos de la era digital, aquellos que solo necesitaban una computadora, un micrófono y una conexión a internet para crear un reggaeton altamente explícito que asustaba a propios a extraños. Tomasa del Real, una de las embajadoras y pioneras del neoperreo, y RIP TXNY, su fiel compinche en los players, me compartieron los ingredientes secretos detrás de este subgénero: “Que la música sea perreable, que sean hijos de la era digital”, comentó Tomasa. “Que sea latino, que apunte al futuro, que sea un híbrido, no puede ser algo folclórico u ortodoxo, sino que tiene que romper las reglas” agregó RIP TXNY.

Tomasa del Real, Facebook oficial 2016.

Una de las grandes ventajas que tuvo el reggaeton fue el crecimiento exponencial de las redes sociales, abriendo así una puerta enorme para poder llegar a lugares nunca antes pensados. En el caso específico del neoperreo, el internet se convirtió en la plataforma ideal para llevar a cabo esas locuras, todo a un clic de distancia. Fue así que se creó un puente entre diversos artistas que comenzaron a tejer una amplia red de productores y artistas enfocados al subgénerodesde Chile con Tomasa del Real hasta Los Ángeles con Chico Sonido, haciendo escala en Perú para encontrarnos con Deltatron y llegando hasta Francia para bailar al ritmo de King DouDou.

Pero el neoperreo no solo se quedó en una tendencia musical, sino que se volvió toda una declaración estética disruptiva. Otro de los principios básicos del género fue la rebeldía en el universo digital, o como bien menciona el slogan del sello Terror Negro de Deltatron el, “difundir la piratería y el vandalismo cultural”. 

Es aquí donde sale al juego NAAFI con sus compilados llamados PIRATA, donde diversos productores creaban bootlegs, remixes y reworks de canciones que iban desde Rihanna o Beyoncé hasta Gente de Zona y Marc Anthony. Pero toda esta movida no era exclusiva de los colectivos y disqueras digitales latinoamericanas, en Suecia, el sello Staycore, fundado por el productor Dinamarca, se convirtió en un escaparate para todos aquellos que deseaban seguir llevando el reggaeton hacia la cultura club global, demostrando que el perreo tenía tantas aristas disponibles como la creatividad quisiera.

 

Hoy en día, es probable que el concepto de neoperreo ha sido olvidado por algunos, sin embargo es justo en este 2019 cuando una de las artistas pioneras del sonido logró conseguir fama mundial. Hablamos de Ms. Nina quien gracias a que el tema “Tu Sicaria” apareció en la popular serie de Netflix, Elite, se volvió viral en todo el mundo. Un milagro más de la unión del perreo y las redes sociales. También es real que varios de los artistas antes mencionados que formaron parte de la ola neoperreo, se mantienen vigentes, creando y produciendo tracks que seguro tu DJ favorito toca y te hacen perrear, y hasta shazamear.

Como han podido leer a lo largo de esta serie de textos especiales, en tan solo una década el árbol genealógico del género urbano creció tanto que es necesaria más de una cuartilla para poner a todos sus descendientes. Bajo esta lógica, el neoperreo es el hijo que durante la primera década del nuevo milenio pasó su vida en las redes sociales: del Metroflog al Tumblr, del MySpace al VK. Sumergido en las entrañas del internet, surfeando entre el Vaporwave y el Seapunk, hasta que se encontró con el video de la Gata Tepichina en YouTube.