Alejandro Sanz debuta como pintor en Nueva York

El cantante español expone por primera vez de la mano del artista Domingo Zapata.
SlangFm

La galería HG Contemporary en Nueva York inauguró la exposición "Smile", conformada por una veintena de cuadros pintados en colaboración por el músico español Alejandro Sanz y el artista plástico Domingo Zapata, reportó AP.

Sanz y Zapata se conocieron hace un par de años después de que el pintor asistiera a un concierto del cantante en Madrid. De acuerdo con El País, la amistad entre ambos fue creciendo con el tiempo.

Pero no fue sino hasta que Zapata visitó la casa de Sanz en Miami cuando descubrió que la pintura era otra de sus pasiones. Entonces empezaron las conversaciones para realizar un proyecto juntos, cuyo resultado se muestra por primera vez en una galería de Chelsea.

En una entrevista con la agencia española EFE, Sanz dijo que para él la vida es todo o nada, así que, cuando empezó a pintar y esta pasión fue creciendo, hubo un momento que de su casa desaparecieron las guitarras y los equipos de sonido, al punto de encontrarse en la disyuntiva entre el pincel y la pintura.

"Tuve que elegir entre la pintura y la música. A mí no me van las cosas a medias. Yo me colgaba de unas cuerdas ante un lienzo como una pared y me estrellaba contra él con mis pinturas", dijo el músico a EFE.

Al final Sanz optó por la música, pero nunca abandonó del todo la pintura. En la exhibición pueden verse piezas del intérprete realizadas alrededor de 2002. El haber seleccionado obras de años atrás, explicó Zapata a AP, tiene que ver con el deseo de dejar claro que Alejandro pinta desde hace muchos años.

Fue precisamente en ese año, 2002, cuando Sanz presentó su obra en una exposición, en la que consiguió vender todas sus piezas. Pero fue a su carrera en la industria musical a la que Sanz siguió entregado en cuerpo y alma. Poco después publicó el álbum No es lo mismo, y otros cuatro álbumes igual de exitosos.

La idea de pintar juntos vino de Zapata, quien reconoce que desde la primera vez que plateó la propuesta, notó el entusiasmo en el cantante. A partir de ese momento empezó el intercambio de ideas sobre las que ambos se pusieron a pintar hasta conseguir reunir las piezas que hoy se exhiben en Nueva York.

"Yo creo que han quedado maravillosos y que representan un poco toda la gente que pasa por nuestra vida, … toda esa gente maravillosa que conoces", añadió Zapata sobre las obras, cuyo título, Smile, hace honor a todas las sonrisas que reciben de conocidos y desconocidos.

La pieza con la que abre la exposición es The Royal Family, de la que Sanz se encargó de los bocetos, que luego pasaran al canvas para que Zapata se encargara de pintarlos. La obra, señala El País, podría recordar de una manera abstracta y respetuosa el desencuentro en Palma de Mallorca entre la reina Letizia y doña Sofía.

Y aunque los personajes que aparecen en la pintura podrían corresponder a los de la Familia Real española, Sanz aclara que es una visión genérica, pues se trata de figuras que representan en cierto modo que “todos somos seres humanos y que todos somos reyes”, explicó Sanz.