Beyoncé se separa de Topshop tras acusaciones de racismo y acoso sexual

La cantante readquirió la mitad de las acciones de la marca Ivy Park que correspondían a Topshop.
SlangFm

Beyoncé terminó la relación laboral que tenía con Topshop, tienda británica que poseía la mitad de las acciones de Ivy Park, marca de athleisure de la cantante. Esto se dio tras las acusaciones en contra del magnate Philip Green por acoso sexual, bullying y abuso racial a los empleados de sus compañías.

Green es propietario de Arcadia Group, multinacional de la que forma parte Topshop. El mes pasado se dio a conocer que el empresario había obtenido una orden judicial para evitar ser nombrado como el objetivo de las denuncias de abuso descubiertas por el Daily Telegraph.

El porcentaje de participación que tenía Topshop en Ivy Park fue readquirido por Parkwood, compañía de la cantante. Ivy Park fue lanzada en marzo de 2016 y, de acuerdo con un comunicado difundido por medios como Financial Times, la decisión de separar a la marca de Topshop llevaba alrededor de un año de pláticas.