La razón por la que Trump insiste en defender a A$AP Rocky

El verdadero motivo detrás de todo lo que el presidente de Estados Unidos ha hecho relacionado con el caso del rapero de Harlem.
Jonathan Matamoros
Fotos: AP Photo/Pablo Martinez Monsivais, Evan Agostini/Invision for Chase Sapphire/AP Images.

Este jueves 25 de julio, A$AP Rocky fue oficialmente acusado por las fiscalía de Suecia por agresión en contra de una persona. Esto pasó después de que el rapero de Harlem y dos miembros más de su equipo se entregaran el pasado 1 de julio. Los tres permanecieron en custodia por una pelea que ocurrió el 30 de junio en las calles de Estocolmo.

TMZ publicó un video donde se podía ver una parte de la pelea. Él y su equipo argumentaron que actuaron en defensa propia, ya que estos hombres los habían seguido y acosado.

¿Qué pasará ahora?

Sin embargo, parece ser que esta no es toda la historia. Las autoridades suecas dijeron que tuvieron acceso a más evidencia de la que circula en internet. Se espera que el juicio se lleve a cabo el 30 de julio, y una semana después se dictará la sentencia. Si lo encuentran culpable, podría pasar máximo dos años en la cárcel. La otra alternativa es pagar una multa con base en su sueldo diario.

La presión de varias celebridades y personalidades del gobierno estadounidense, no funcionaron. Una de las figuras más relevantes que abogaron por la libertad de Rakim Mayers (su verdadero nombre) fue Donald Trump. Pero todos los intentos del presidente de Estados Unidos por presionar a las autoridades del país europeo fueron inútiles.

Los fracasos de Trump

La semana pasada, Trump habló con el Primer Ministro de Suecia, Stefan Löfven para “personalmente responder por” el rapero. Además, se ofreció a pagar la fianza de Rocky, cuando ni siquiera existen las fianzas en Suecia. Löfven explicó que “el sistema judicial sueco es independiente. En Suecia, todos son iguales ante la ley, y esto incluye a los visitantes de otros países”.

Después de conocer que se habían presentado oficialmente los cargos en contra de A$AP, Trump volvió a Twitter para criticar al país europeo y a su mandatario.

Estoy muy decepcionado del Primer Ministro Stefan Löfven por no poder actuar. Suecia ha decepcionado a nuestra comunidad afroamericana en los Estados Unidos. Vi los clips de A$AP Rocky, y estaba siendo seguido y hostigado por personas problemáticas. ¡Traten a los estadounidenses con justicia!“, comentó en su primer tuit.

“Denle a A$AP Rocky su libertad. Hacemos mucho por Suecia, pero no parece que esto sea reciproco. ¡Suecia debe enfocarse en su verdadero problema de crimen!”, agregó, utilizando el hashtag #FreeRocky.

Los verdaderos motivos de Trump

Pero, ¿por qué Trump decidió hablar tanto públicamente sobre el tema? ¿De verdad le importa la libertad de A$AP?

Tal parece ser que Trump solo está utilizando el caso de Rocky para alimentar su falso perfil como una persona inclusiva y sin tendencias racistas y xenófobas. La situación está obteniendo mucha atención en todo el mundo, pero principalmente en Estados Unidos. Esto le permite a Trump aprovechar esta plataforma para tratar de limpiar su imagen.

Apenas la semana pasada, el presidente de Estados Unidos atacó a cuatro congresistas que pertenecen a minorías étnicas con una serie de tuits. No es una coincidencia que todas ellas pertenezcan al Partido Demócrata y sean algunas de las figuras más críticas de su administración.

Es tan interesante ver a congresistas demócratas “progresistas” —que originalmente provienen de países cuyos gobiernos son una catástrofe total, los peores, los más corruptos e ineptos de cualquier parte del mundo (si es que tienen un gobierno que funcione)— decirle al pueblo de Estados Unidos, cómo se debe llevar el gobierno. ¿Por qué no se regresan y ayudan a reparar los lugares totalmente rotos e infestados por el crimen de los que vinieron? Luego regresen y muéstrennos cómo se hace”.

Obviamente, estos comentarios fueron fuertemente criticados por sus opositores, los medios de comunicación e incluso por miembros del Partido Republicano. Después de todo el backlash que recibió, Trump aseguró “no tener ni un hueso racista”. Pero después de tantas muestras de racismo y xenofobia, ¿aún hay alguien que le crea?